miércoles 8, diciembre 2021
spot_img

¿Qué está esperando la CCSS para avanzar en la construcción de uno o varios hospitales geriátricos?

Columna Poliédrica

El hospital Raúl Blanco Cervantes ha sido una excepción en el sistema hospitalario costarricense. Cualquiera que haya tenido un familiar en ese nosocomio ha comprobado la atención esmerada de sus funcionarios. No solo los médicos se esmeran en dar una buena atención a los adultos mayores, sino que las enfermeras, microbiólogos y demás profesionales y técnicos, siempre hay excepciones, procuran que nuestros viejos y viejas reciban todos los procedimientos que la medicina geriátrica exige.

No obstante, la infraestructura existente ya no es suficiente para el crecimiento exponencial de adultos mayores que está experimentando Costa Rica. El hospital Raúl Blanco Cervantes ya se quedó atrás y está siendo sobrepasado por la gran cantidad de pacientes que deben atender todos los días del año. Se trata de un problema al que se le debe poner mucha atención y que no se puede resolver con medidas paliativas como algunos proponen.

La junta directiva de la Caja Costarricense del Seguro Social (CCSS) debe aprobar, sin demora, la construcción de un hospital geriátrico. La prioridad de este proyecto debe ser máxima y a la par de esta infraestructura, deben promover la especialización en las materias relacionadas con las patologías de los adultos mayores. No hay que ser muy estudiado para entender la urgencia de satisfacer esta necesidad de cara a los próximos años.

¿Qué está esperando la CCSS para avanzar en la construcción de uno o varios hospitales geriátricos? Uno supondría que la excusa que darían es de carácter presupuestario, sin embargo, cualquiera que haya estado cerca de esta institución convendrá conmigo en afirmar que el problema fundamental de esa instancia es de gestión. Hay una cultura organizacional a la que se le debe dar un golpe de timón y promover un cambio en favor del asegurado en todo el sistema hospitalario, este hospital de adultos mayores es un buen referente para el cambio que se requiere.

Paralelamente al desarrollo de la infraestructura y a una mejor gestión a lo interno de la CCSS, es necesario que se conciba la seguridad social costarricense de una forma diferente a como se ha hecho hasta la actualidad. Nos guste o no, la atención médica implica costos que deben ser pagados en su justo precio, de ahí que no se puede pretender que el principio de solidaridad sea ciego a esta realidad; dicho en otras palabras, el derecho a la salud no puede ser tratado en abstracto y sin las consideraciones económicas y administrativas que su ejercicio implica.

La CCSS debe proyectar el futuro que estará lleno de adultos mayores con necesidad de atención hospitalaria. Se trata de un futuro que ya está aquí y que de no hacerse nada, sobrepasará la capacidad instalada de la seguridad social costarricense. No se justifica que ante tantos estudios, advertencias y avisos de lo que va a acontecer en los próximos años, nos veamos en una situación traumática con nuestros adultos mayores.

Todos vamos caminando hacia la vejez y las decisiones que se adopten ahora nos afectarán a todos los que vamos para viejos.

(*) Andi Mirom es Filósofo

columnapoliedrica.blogspot.com

Más noticias

1 COMENTARIO

  1. Seria magnifico que se declarara que toda pension de cualquier regimen estatal sea pagada como máximo al tope de lo que pagan las pensiones del IVM de la Caja,de forma tal que el exceso iría para la construcción de varios hospitales geriátricos atraves del país.Ese seria un acto de solidaridad que todos los pensionados ,ya mayorcitos ,con gusto apoyarían.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias