domingo 14, agosto 2022
spot_img

Turquía rechaza que se cuestione su permanencia en la OTAN por los S-400

Ankara, 17 abr (Sputnik).- El Gobierno turco advirtió que no permitirá que se ponga en duda su permanencia en la OTAN por la compra de los avanzados sistemas antiaéreos S-400 de fabricación rusa.

«Es inaceptable que alguien aborde la exclusión de Turquía de la OTAN en el contexto de la adquisición del S-400», dijo el portavoz de la presidencia turca, Ibrahim Kalin, a la agencia Anadolu.

Remarcó que su país «es miembro pleno de la OTAN y tiene derecho a voto en la toma de cualquier decisión».

«Las relaciones con Rusia no son una alternativa al diálogo con Estados Unidos o la Unión Europea, igual que las relaciones con Occidente no son una alternativa a los lazos con Rusia», subrayó.

Kalin rechazó también que el despliegue de los S-400 en Turquía sea una amenaza para los cazas F-35, de producción estadounidense, que su país planea adquirir.

«Ankara propuso crear una comisión técnica en el marco de la OTAN y ahora espera que Estados Unidos responda a esta propuesta», puntualizó.

Advirtió que se vislumbra un periodo difícil en las relaciones entre Ankara y Washington debido a las discrepancias sobre varios temas, en particular respecto a la crisis siria y la lucha contra el movimiento terrorista del predicador Fethullah Gulen.

«Pero los problemas principales en el diálogo entre los dos países son el apoyo de Washington a los terroristas de YPG/PKK (las milicias kurdas de Siria y del Partido de los Trabajadores del Kurdistán) y la dilación del proceso de extradición de Gulen a Turquía», enfatizó

El Gobierno estadounidense amenazó al país otomano con imponerle sanciones por la compra del S-400 y suspender la entrega de los cazas F-35.

La Casa Blanca, que busca venderle a Turquía las baterías antiaéreas Patriot, alega que los equipos rusos son incompatibles con los estándares de la OTAN.

Ankara ya avisó que no piensa retractarse del acuerdo de 2.500 millones de dólares, suscrito con Moscú en diciembre de 2017.

El S-400 (SA-21 Growler en la clasificación de la OTAN) es capaz de abatir aparatos aéreos de tecnología furtiva, misiles de crucero, misiles balísticos tácticos y táctico-operativos.

Con un alcance de hasta 400 kilómetros el equipo ruso puede destruir blancos a alturas de hasta 30 kilómetros. (Sputnik)

Más noticias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias