lunes 30, enero 2023
spot_img

Fiscalía realizó tres allanamientos para recabar pruebas relacionadas con crédito a Coopelesca

San José,  20 may (Elpaís.cr).- La Fiscalía General de la República dirigió tres allanamientos, dos en las empresas Holcim y Productos de Concreto, y otro en el bufete Zurcher Odio Ravem. Los operativos iniciaron a las 9:00 a.m. y la diligencia en Holcim, en Alajuela, la tarde de este lunes.

Los allanamientos han permitido secuestrar prueba documental, para incluir al expediente 17-00048-1218-PE, en el que la Fiscalía General investiga a un hombre de apellidos Raven Odio, como sospechoso de cometer los presuntos delitos de tráfico de influencias y enriquecimiento ilícito, informó el Ministerio Público en un boletín de prensa.

«Se investigan presuntas irregularidades en pagos a estas empresas, en el 2014, en relación con un crédito otorgado a COOPELESCA», indicó.

Una comisión legislativa (2014/2018), investigó el posible tráfico de influencias en el otorgamiento de créditos del Banco de Costa Rica, entre ellos el de Coopelesca.

En su momento, el entonces  diputado Ottón Solís del Partido Acción Ciudadana (PAC), instó a los ex directivos a no evadir sus responsabilidades y aceptar no solo ante el Congreso sino también ante la Fiscalía, que otorgaron créditos millonarios sin estudiarlos como se debía.

Coopelesca recibió un crédito por $35,3 millones otorgado a la Cooperativa de Electrificación Rural de San Carlos (Coopelesca), para comprar la Planta Hidroeléctrica Aguas Zarcas, que anteriormente era propiedad de Holcim.

En el negoció además figura el directivo del BCR Alberto Raven Odio (nombrado durante el gobierno de Laura Chinchilla). Raven era fiscal de Holcim, directivo del BCR (banco que otorga el préstamo) y además dueño del bufete Zurcher, Raven y Odio que asesora a Coopelesca.

Hidrozarcas como se conoce popularmente, era en ese momento una activo con más de 20 años de antigüedad y con gran parte de los equipos obsoletos, valorada en un precio de $12 millones y fue comprada en $35 millones.

La ex diputada del Frente Amplio (FA), Patricia Mora, había llamado la atención que la Junta Directiva del BCR nunca hizo el ligamen que la hidroeléctrica era propiedad de una empresa, en la que Alberto Raven era Fiscal.

«Esto era una señal clara que indicaba que Don Alberto debía abstenerse de participar en cualquier dirección», acotó Mora Castellanos durante la investigación, ante lo cual el Directivo le explicó que él no tuvo nada de que abstenerse, debido a que el crédito lo aprobada una Comisión y no la Junta Directiva.

«Después de dos meses de estudio, el auditor interno del Banco determinó que no había conflicto de intereses, porque a mí no me tocaba votar, no me tocaba aprobarlo ni investigarlo, ese no es mi trabajo», indicó Raven Odio en la ocasión.

Mora reclamó que por lo menos él tuvo que haberle comunicado eso a las instancias internas correspondientes, con el fin de informar sobre el ligamen a su persona y las posibles consecuencias al banco.

«Yo no entiendo cómo es que se escudan tanto. Entiendo que no aprueban préstamos, pero me parece extraño que ni siquiera se quieran enterar o informar en créditos millonarios que está procesando el Banco (…) ¿Cómo es posible que siendo claro el sistema de riesgo, ni siquiera se involucren en una sola pregunta sobre estos créditos?», había cuestionado el diputado liberacionista Julio Rojas.

El ex legislador Otón Solís Fallas, del Partido Acción Ciudadana, había dicho que la compra de la hidroeléctrica fue una estupidez o sobornaron gente en Coopelesca, debido al sobreprecio ya que se trataba de un proyecto en completo deterioro, según lo demuestran los informes oficiales.

El caso se encuentra en investigación judicial.

Más noticias

1 COMENTARIO

  1. Cuando la fiscalía le entrará a llamar a los ex funcionarios de Casa Presidencial de la administración anterior, LGS y su grupo. Que hay que no se mueve eso?

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias