domingo 14, agosto 2022
spot_img

La experiencia de civilizaciones extraterrestres desaparecidas podrían ayudar a la humanidad

Washington, 25 may (Sputnik).- La humanidad podría autodestruirse debido al desarrollo armamentístico actual y al cambio climático. Este peligroso camino puede que ya haya sido recorrido por civilizaciones extraterrestres más avanzadas que la nuestra, lo que explicaría porque no hemos podido hacer contacto con ellas.

Para Avi Loeb, presidente del Departamento de Astronomía de la Universidad de Harvard, el desarrollo de la civilización humana ha llevado a la creación de armas tan poderosas que nos podemos destruir a nosotros mismos y ha alterado el clima con consecuencias catastróficas.

Imagen de Hubble de una de las galaxias del universo (archivo)

Este mismo comportamiento puede haber llevado a la desaparición de razas extraterrestres avanzadas alrededor de la galaxia, según el científico. De hecho, esto podría ayudar a explicar, al menos en parte, por qué aún no hemos hecho contacto con extraterrestres a pesar de la cantidad de objetos que potencialmente podrían albergar vida en la Vía Láctea. A este fenómenos se le conoce como la paradoja de Fermi.»Una posibilidad es que estas civilizaciones, si nos basamos en la forma en la que nos comportamos nosotros, sean efímeras (…) Ellos piensan a corto plazo y se producen heridas autoinfligidas. Heridas que eventualmente los matan», señaló Loeb durante la cumbre ‘Humanos a Marte’ realizada en Washington DC.

Es por esto que Loeb considera que la búsqueda de extraterrestres debería ser lo suficientemente amplia como para incluir también artefactos dejados por civilizaciones desaparecidas. Además, se debe estar atento a evidencias como superficies planetarias quemadas y productos de una guerra nuclear en la atmósfera de un exoplaneta.

De encontrarse algo como esto, sería el mayor descubrimiento científico de todos los tiempos y podría tener el beneficio adicional de cambiar el destino de nuestra propia especie.

«La idea es que podamos aprender algo en el proceso. Podamos aprender a comportarnos mejor entre nosotros, a no iniciar una guerra nuclear o a monitorear nuestro planeta y asegurarnos de que sea habitable durante el tiempo que podamos hacerlo habitable», señaló el académico.Además, hacer contacto podría llevar a grandes avances tecnológicos, si los extraterrestres comparten sus conocimientos.

«Nuestra tecnología tiene solo un siglo de antigüedad, pero si otra civilización tuviera 1.000 millones de años para desarrollar viajes espaciales, pueden enseñarnos cómo hacerlo», argumentó Loeb.

Asimismo, agregó: «mi esperanza es que encontrar civilizaciones extintas nos inspire a comportarnos mejor y actuar en conjunto (…) La otra esperanza es que, una vez que salgamos del sistema solar, recibiremos un mensaje: ‘Bienvenidos al club interestelar’. Y nos daremos cuenta de que hay más tráfico del que pensábamos».

De acuerdo con Loeb, es posible que ya tengamos prueba de este tráfico. El físico es coautor de un artículo que sugiere que 1I/’Oumuamua, el primer objeto interestelar confirmado de nuestro sistema solar, podría ser una nave espacial alienígena.

Dentro de la comunidad científica, la mayoría considera que 1I/’Oumuamua es un asteroide. Pero para Loeb no se puede descartar que sea una nave espacial. «Debemos mantener la mente abierta y no suponer que conocemos la respuesta de antemano», concluyó. (Sputnik)

Más noticias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias