lunes 4, julio 2022
spot_img

Albino Vargas y el sindicalismo costarricense

Columna Poliédrica

Tengo que comenzar indicando que no conozco al señor Albino Vargas, nunca he cruzado palabra con él y dudo que ello vaya ocurrir. No obstante, le guste o no les guste, el citado señor ya forma parte de la historia del sindicalismo costarricense. Y es que por mérito propio o porque sus detractores contribuyen, probablemente sin quererlo, a posicionarlo en la escena nacional, es innegable que Albino Vargas ha estado presente en el devenir político de, al menos, los últimos treinta años.

El Sindicato y quienes lo representan, para disgusto de algunos, está jurídicamente legitimado en los regímenes que se dicen democráticos. No obstante, como estas organizaciones necesitan de las personas de carne y hueso para funcionar, el derecho constitucional de sindicalización se hace efectivo con la afiliación y con la acción política y jurídica que realizan sus representantes. Para decirlo de manera clara, a usted le puede caer mal o no Albino Vargas, pero al estar nombrado por los afiliados de la Asociación Nacional de Empleados Públicos y Privados (ANEP), su representación está amparada por la Constitución Política, para disgusto de algunos y para dicha de otros.

Y es que gente como el señor Vargas son necesarios en un Estado democrático de derecho. Hay personas que nunca serían sindicalistas, sin embargo, se han beneficiado de las luchas que han realizado los sindicatos y en particular del papel que en muchas de ellas ha tenido Albino Vargas y otros compañeros de lucha de su mismo sindicato y de otras organizaciones sindicales.

Para quienes se dedican al sindicalismo resulta, muchas veces, complicada su vida diaria. No solo existen personas que abiertamente están dispuestos a agredirlos de palabra o físicamente, sino que son señalados si realizan acciones que sí son justificadas para sus detractores. Por ejemplo, si el Presidente de la Cámara de Industrias decide comprarse un vehículo Lexus, eso es visto como normal aunque implique un exceso; empero, si un sindicalista hiciera lo mismo, sería abiertamente señalado y criticado porque hay gente que cree que para ser un sindicalista coherente hay que vivir en la miseria extrema. Esta es  la falacia del izquierdista y en relación con ella escribimos ya hace unos años.

La figura de Albino Vargas, probablemente, genera reacciones entre los mismos sindicalistas. El protagonismo que se le otorga por parte de sus detractores y los medios de comunicación genera celos y envidia entre muchos de sus colegas, ya que esto es propio de los seres humanos y de aquellos que están metidos en la dinámica política. Por tanto, no cualquier persona estaría en disposición de someterse a esa u otras situaciones, pero como decían los chiquillos de antes: el que se mete aguanta.

Me parece que el señor Vargas y otros sindicalistas encuentran aversión de la ciudadanía cuando realizan ciertas acciones de presión que perjudican a personas puntuales en un momento de tiempo determinado. Hay personas que no están de acuerdo con la huelga, sin embargo, este también es un derecho constitucionalmente reconocido y eso tiene que ser respetado por el poder político y por los que algunos llaman el poder fáctico. La huelga es un instrumento que tiene como objetivo presionar al patrono, por medio de la paralización de la producción o de los servicios, para que se digne atender las demandas de los trabajadores y se siente a negociar con ellos.

La figura de Albino Vargas es asociada a las acciones de huelga y dado que en muchos casos ello perjudica a determinadas personas, se establece un vínculo entre la acción sindical de este señor y el perjuicio que la huelga tiene para personas específicas en un momento dado. Lo cierto es que no existe una relación entre ambas cosas, sin embargo, así lo entienden muchas personas, claro está, promovido esto por los medios de comunicación y por los propios detractores del representante de la ANEP.

A pesar de todo ello y por la experiencia que ya tiene en el campo, Albino Vargas y muchos sindicalistas han tenido el acierto de apalancarse con grupos académicos y eso les ha permitido hacer planteamientos serios en relación con los problemas nacionales. Cuando eso ha ocurrido, la ciudadanía ha reconocido el valor de los argumentos y se ha identificado con la lucha sindical, en otras palabras, la adversidad que muchos han manifestado al señor Vargas y a los sindicalistas se desactiva, en mucho, cuando hacen planteamientos bien fundamentados y con pruebas contundentes.

Los libros que en el futuro se escriban sobre el sindicalismo costarricense tendrán que hacer mención del nombre de Albino Vargas Barrantes. En lo particular creo que este tipo de personajes son necesarios para la democracia costarricense y considero que su trabajo, junto con el de otros sindicalistas de diversa afiliación, ha permitido contener un poco los procesos dramáticos que se han vivido en otros países del mundo, y en especial en  latinoamérica.

La lucha social, muchas veces, requiere de acciones de presión y de fuerza que a nadie le gusta poner en práctica pero que son necesarias para que el sector patronal y de gobierno abran las puertas de la negociación. No obstante, la legitimación ante la ciudadanía del sindicalismo en general tendrá en las propuestas serias y bien fundamentadas su principal arma para lograr el apoyo que se requiere. La historia se encargará de dar su veredicto y pondrá a cada uno en su lugar.

(*) Andi Mirom Filósofo

columnapoliedrica.blogspot.com

 

Más noticias

16 COMENTARIOS

  1. Un documento digno de analizar y debatir. El autor pon los puntos sobre las íes en cuanto lo que es el rol del dirigente sindical. Opino de la misma forma. Solo que el problema de la organización sindical en nuestro país, no es la organización en sí misma. El problema es que sus dirigentes más vistosos no han evolucionado con los tiempos y viene en momentos de grandes transformaciones a ofrecernos las mismas soluciones de lucha social de hace sesenta años. Defiendo a la organización sindical a capa y espada, más no pongo la mano por ningún dirigente sindical publico o privado que pretenda sumirme en la oscuridad de sus luchas ya desfasadas para la época.

  2. Este es un capítulo más de la historia de cómo nuestro sistema democrático financia a sus propios contrincantes, a los que no les importa lesionar el derecho ajeno y los que viven bajo el dicto «el fin justifica los medios». Por esta demagogia, se manipula el interés del pueblo, para defender privilegios para grupos muy selectos a expensas de los tributos que todos pagamos. Esto no es pueblo, es una argolla que baila para celebrar el atropello a nuestras garantías.

  3. Buenos días. Como apuntaba yo hace unos días en mi muro de Facebook, la lucha social se debe focalizar sin afectar tanto al pueblo, menos a ancianos, niños, ciudadanos enfermos o que van a citas médicas; nunca paralizar servicios básicos como Salud, Educación, planteles de Recope…. Protestemos contra Hacienda, Presidencia, Poder Judicial (por la ineptitud de los jueces que tratan con «guantes de seda» a la delincuencia») y Congreso; sitiar los bancos corruptos; ir a las casas de los pensionados de lujo… CR no es un país grande ni con abundantes recursos: aquí con cerrar dos carreteras se paraliza criminalmente al país. Se debe primero no afectar la «colmena», en no aplicar la autodestrucción «a tontas y locas».

  4. Tambien parece que es muy religioso don Albimo Vargas , mas bien ya casi san Albino . Ahora con sus acuerdos y componendas con los partidos evangelicos pentecostales. Se sabe las pocisiones utraneoliberales de estos partidos, lo que los hace antisindicatos , anticomunismo , ect. Sera que piensa aplicar aquello de que el fin justifica los medios. Hasta el diputado Villalta lo critica por esto. Seguro que Alvino Vargas tiene mucha mistica y atributos como dirigente sindical . Pero debe entender que negociar no se trata de llegar con una lista de peticiones u ideas y que estas todas se deban aceptar.Que negociar es encontrar puntos intermedios . Entender que pedir o buscar el dialogo no debe fundamenterse en un pulso de poder. Siento que les falta estatura intelectual a Albino Vargas y a otros dirigentes sindicales. El sindicalismo es en otras cosas un contrapeso en un sistema capitalista como el nuestro. Pero debe buscar eso , puntos de balance y equilibrio.

  5. Pero…, la ANEP, bajo estas descripciones aquí expuestas, NO debería de oponerse al matrimonio entre personas del mismo género. ¿O, sÍ? Porque yo vivo con dos, doña Soledad y doña Dolores. Una está ahí todo el tiempo y la otra me visita por las mañanas. Pero no doy vueltas en mi cama hasta topar con «pared».

  6. La última huelga, que se prolongó por tres meses, dio un salto de calidad por la unidad lograda en el movimiento sindical y por haber presentado una contra propuesta técnicamente elaborada al proyecto de reforma fiscal del gobierno, la cual cargaba la mano sobre los sectores populares y daba amplias ventajas a los grandes evasores de impuestos.Pero también el gobierno se caracterizó por su tozudez, se negó a negociar con los huelguistas e impuso su voluntad, regalando miles de millones a los grandes empresarios nacionales y extranjeros y cargando el IVA a la canasta básica.Ahora como venganza intenta limitar el derecho de huelga y el ya limitado derecho de los trabajadores a organizarse en sindicatos.De seguro Albino Vargas no cejará en su empeño de que haya justicia.La derecha patronal lo crítica por lógica de la lucha de clases, sindicalistas de izquierda por puros celos.

    • Señor Montero, el impuesto a la canasta básica va a representar un monto insignificante para la población, lo invito a informarse y buscar el estudio que hizo la UCR al respecto, por favor deje de difundir «miedo» con datos falsos, a eso se le conoce como «terrorismo», que es lo que han estado aplicando estos sindicatos, el que no estén armados o detonado bombas (que casi lo hacen en Recope), no significa que no estén tratando de lograr su objetivo con técnicas terroristas.

  7. Dice que AV es muy devoto de La Negrita. Tambien se ha mostrado muy devoto de apoyar los bloqueos que tanto sufrimiento han causado al pueblo costarricense.

    • Señor uno las huelgas están contémpladas por la ley y como usted dice suspender servicios no esenciales y insttuciones que son sus patronos pero esto ha ido más alla interrumpiendo la a ti,idas de sectores que no tienen que ver con ellos causando daños irreparables la ley debe proteger el libre tránsito y el libre comercio. Dos este señor si a pasado a la historia como un desinformannte de las sitúa iones.un.manipulador y una persona que Indira a la violencia en algunas ocasiones. Con respecto a que un presidente de la cámara se compre un.auto normalmente usan los suyos propios y por cierto el salario de Albino es tan.despreciable en.que perceptible está para funciones que no conocen bien los afiliados.ni cuanto dedicar a ello. Nadie tiene derecho a impedir el trabajo de personas que nada tienen que ver con el disgusto entre sindicato y Gobierno y esto es una irresponsabilidad y es una enseñan nefasta para nuestros jóvenes.porque creen tener el derecho de quitarle la comida a estos sectores porque como el Gobierno no me deplora hago un berrinche y dejo sin comer a la gente. Nosotros no vamos a interrumpir su trabajo porque no estamos de acuerdo con nuestros patronos y porque ustedes los sindicatos si y no se hacen responsables de los daños. Es inconcebible en un país de derecho donde todos tenemos los mismos derechos y deberes no usen la Constitución Política para justificar el daño que hacen

  8. Lo único que demuestra Albino, es que en Costa Rica no hay sindicalismo real: existe para luchar por plusesy otras hierbas, más no para garantizar el equilibrio de poder. ¿Donde estaba este hombre cuando repartían pensiones de lujo?

  9. -Las pensiones de lujo las creó Luis Alberto Monge cuando en campaña decía:» no me den la presidencia si no me dan la mayoría en la Asamblea», en ese entonces, Albino, estaba peleando contra las tarifas eléctricas que estableció Monge que pusieron a la gente en la disyuntiva de pagar la luz o comer.
    -Para el presidente y algunos ciudadanos los bloqueos no son buenos en Costa Rica, pero si lo son en Nicaragua, aplaudían cuando en Nicaragua detenían a la gente, la desnudaban y pintaban de azul y blanco y la periodista que incitaba estas acciones la recibió el presidente Alvarado con bombos y platillos en la casa presidencial.

    • Señor Montero, sigue usted alterando la verdad para causar caos, usted no puede comparar la dictadura producto del fraude electoral, y los atropellos a los derechos humanos que se dan en Nicaragua con la situación de nuestro país. Usted lo que está demostrando es que es un gran ignorante, o un manipulador con intereses mezquinos.

  10. Don Andi Mirom, con su articulo, está avalando el vandalismo y el atropello a los conciudadanos. Estoy de acuerdo con el derecho a manifestarse y con el derecho a huelga. Pero estos últimos bochinches, ha inducido a manifestaciones salvajes, sin ningún respeto y con explicito atropello a los derechos fundamentales del pueblo. Pareciera que hay percepción distorsionada de lo que realmente debe ser un derecho a manifestarse y un derecho a huelga, de acuerdo con los parámetros constitucionales. Quizás la historia recuerde al señor Albino, como la peor pesadilla que ha tenido el pueblo costarricense. No aportó nada positivo, sino que ha intentado destrozar nuestra democracia, pero el pueblo, no se lo permitirá.Que se sepa que los logros obtenidos por el pueblo, precisamente no ha sido por Albino, sino por sindicalistas y estadistas visionarios que sí aportaron para el pueblo.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias