martes 7, febrero 2023
spot_img

El tiempo se encarga de descubrir lo oculto

En repetidas ocasiones he notado que ciertas acciones de política exterior de nuestro país están absolutamente alineadas con los dictámenes del imperio norteamericano, sobre todo aquellas que tienen que ver con países hermanos que no son del agrado de los gobernantes de los Estados Unidos de Norteamérica. Y una de ellas ha sido el reconocer al señor Juan Guaidó, autoproclamado Presidente de Venezuela, por obra y gracia de los intereses gringos.

En las últimas horas se ha capturado uno de los miembros de la agrupación narcoparamilitar que organizó y acompañó la entrada irregular de este pictórico personaje a territorio colombiano, cuando se se celebraba en Cúcuta un evento musical, dizque de apoyo a la oposición venezolana y en contra del actual gobierno existente.

Ahora me pregunto: qué reacción tendrá nuestro gobierno ante los hechos comprobados de que el señor Guaidó se prestó a los arreglos que hizo uno de sus adláteres para que narcotraficantes y paramilitares le facilitaran la entrada a Colombia, lo acompañaran, sin la menor vergüenza.

Entiendo perfectamente que en repetidas ocasiones nuestro país ha tenido que alinearse con los dictámenes del imperio, porque muchas cosas dependen de esta actuación en el campo comercial, de turismo y otras. Pero los recientes hechos demuestran que la sumisión ciega tiene irremediablemente consecuencias que, por lo menos, nos acarrea vergüenza y desprestigio. Por lo cual nuestra posición debería ser, mínimamente, de prudencia en situaciones como la actual.

Demasiado prestigio internacional tiene nuestro país en otros campos, cosa que he comprobado en mis viajes cuando he entrevistado gobernantes y políticos, empresarios y miembros de organizaciones no gubernamentales, como para cometer semejantes chapuzas en algo tan delicado.

En momentos históricos como los actuales, cuando el imperio empieza a dar muestras de evidente decadencia, cuando está perdiendo su hegemonía en diversos campos y se enfrenta a potencias emergentes que le demuestran su debilidad, cuando su única reacción es la de siempre: recurrir a la violencia guerrerista que ha costado millones de vidas inocentes en diversas partes del mundo, y muchas cosas más, Costa Rica, su Gobierno, su política exterior, debería ser absolutamente neutral. Es lo que recomienda la prudencia y el sentido común.

El señor Guaidó no es más que un títere patético del imperio en Venezuela, donde se encuentra estancado y donde no ha podido doblegar a su gobierno, a pesar del cerco criminal y el robo descarado de recursos del país, bajo la premisa de que generando descontento y sufrimiento en el pueblo, éste se encargará de cambiar el gobierno. Y la realidad resulta otra, como en Cuba, que lleva sesenta años criminalmente cercada. Los venezolanos en su mayoría están unidos para defender a su país, incluso en el hipotético e improbable caso de una acción militar, esta vez bendecida por el TIAR en la OEA, pues ello traería inimaginables consecuencias dentro del hemisferio y por parte de quienes apoyan a Venezuela.

Estamos en un momento delicado. Nada se puede predecir con certeza. Razón de más para una actuación discreta, neutral, y apoyando soluciones políticas y consensuadas entre las partes en conflicto en ese país.

(*) Alfonso J. Palacios Echeverría

Más noticias

11 COMENTARIOS

  1. Probablemente si siguen investigando al «White-dog», encuentren más cosillas; este tipo de títeres son los que busca el «imperio del mal», para llevar su democracia a los países que no se someten a sus intereses. Países especialmente ricos en recursos, y mejor si poseen bastante petróleo. Una economía en franca decadencia, con aparato militar enorme; creo que no le queda mucha cuerda.

  2. No se porqué insisten en declarar presidente acede títere de los gringos. Ese señor nunca ha participado en ninguna elección y es sólo un diputado que pasa todo el tiempo criticando al gobierno sin aportar nada. Que bueno que ya ha perdido fuerza y difusión y que en Costa Rica ya no lo vean como un » salvador «. del pueblo venezolano. Es sólo un títere del rubio. Muy bueno el artículo del señor Palacios.

  3. Excelente artículo. Guaidó es un vulgar titere que se autoproclamó Presidente y fue reconocido en cuestión de minutos por Trump y 12 paises más, incluyendo a Costa Rica. Una vergüenza para Costa Rica alinearse de esta manera con Trump, Duque, Piñera, Bolsonaro, Morales en Guatemala, Hernández en Honduras y Macri.

  4. Este individuo Guaidog es un personaje de muy bajo perfil. Calculo que su IQ debe andar en menos de 90.
    Manipulable al cien y como no tiene cerebro ni dignidad se presta para estas estupideces.
    Todo indica que cuando ya el imperio no lo necesite aparecerá en cualquier basurero clandestino de Colombia.

  5. Si ya bastante vergüenza nos debe dar que el enclenque gobierno Alvarado haya comprado reconocer al auto proclamado Guaidó, más vergüenza debe darnos haber reconocido a su embajadora María Farías que sólo estupideces ha hecho desde el mismo día que pretendió invadir la propiedad del gobierno de Venezuela, hoy Centro Patriótico Simón Bolívar.

    Y me pregunto ¿Qué consejo ha dado el canciller Manuel Ventura al presidente Alvarado o las órdenes simplemente vienen de más arriba?

  6. Las fotos reflejan una realidad que en el articulo el camarada Palacios saca a la luz de forma contundente. Venezuela. Nicaragua y Bolivia, siguiendo el ejemplo de Cuba democratica, son paises con grandes logros sociales, economicos y politicos. Esperemos que Costa Rica, muy pronto, alcance los logros de estos paises harmanos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias