jueves 6, octubre 2022
spot_img

El presidente catalán rechaza la violencia y pide una reunión urgente con Pedro Sánchez

Barcelona (España), 19 oct (Sputnik). – El presidente del Gobierno catalán, Quim Torra, volvió a condenar este sábado los actos de violencia vistos en las protestas de los últimos días e insistió en la necesidad de concertar una reunión de forma urgente con el presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, para buscar una «solución democrática» al conflicto político.

«Hacemos una llamada a la responsabilidad. No nos representa ninguna forma de violencia», dijo Quim Torra en una comparecencia ante la prensa tras mantener una reunión con miembros de su gabinete y con los alcaldes de las cuatro capitales de provincia de Cataluña.

Torra insistió en que «el movimiento independentista siempre ha sido pacífico» y destacó que, de forma paralela a los disturbios el viernes se produjo una manifestación pacífica en la que participaron más de 500.000 personas en Barcelona.

Además, Torra aprovechó la ocasión para volver a solicitar una reunión con Pedro Sánchez.

«Instamos al presidente español a que fije hoy mismo día y hora para hablar», señaló.

A su modo de ver, actualmente es «más urgente que nunca ofrecer una respuesta política al conflicto» y Pedro Sánchez tiene la «obligación» de sentarse a dialogar.

«La causa de la libertad es imparable y llegaremos tan lejos como el pueblo de Cataluña quiera llegar», concluyó.

Cataluña acumula ya cinco días viviendo un ciclo de protesta continua contra la decisión del Tribunal Supremo de condenar por delitos de sedición, malversación y desobediencia a doce líderes políticos y civiles catalanes que fueron enjuiciados por el proceso independentista que llevó al referéndum del 1 de octubre de 2017.

La mayor de las penas impuestas recayó sobre el exvicepresidente catalán, Oriol Junqueras, condenado a 13 años de prisión e inhabilitación absoluta por un delito de sedición agravado por otro de malversación.

Del mismo modo, fueron condenados por sedición en distintos grados –con penas de 9 a 12 años de prisión e inhabilitación– otros cinco antiguos integrantes del Gobierno catalán, además de la expresidenta del Parlamento de Cataluña, y los líderes sociales Jordi Sánchez y Jordi Cuixart.

En un tercer escalón se situaron otros tres exintegrantes del Gobierno catalán, condenados a una multa de 200 euros diarios durante 10 meses por un delito de desobediencia.

Las penas establecidas por el Tribunal Supremo suman un total de 99 años y 6 meses de cárcel.

Desde la publicación de la sentencia las principales ciudades de Cataluña vivieron cinco noches consecutivas de fuertes enfrentamientos entre manifestantes y la policía. (Sputnik)

Más noticias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias