lunes 26, septiembre 2022
spot_img

Colombia pide a ONU y OEA que evalúen «amenazas» de Venezuela con misiles rusos

Bogotá, 25 oct (Sputnik).– El Gobierno de Colombia pidió el viernes a la Organización de Naciones Unidas (ONU) y a la Organización de Estados Americanos (OEA) que evalúen las «amenazas» que hizo el vicepresidente del oficialista Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), Diosdado Cabello, referidas a que ese país tiene misiles rusos apuntados hacia dos barrios habitados por población civil en Bogotá.

«El Gobierno de Colombia solicita a la ONU y a la OEA que evalúen y, de ser necesario, adopten las medidas respectivas ante estas amenazas, las cuales se refieren, inclusive, al uso de misiles de fabricación rusa contra población civil en territorio colombiano», señaló la Cancillería en un comunicado.

Durante la emisión de su programa televisivo «Con el mazo dando», Cabello acusó al presidente de Colombia, Iván Duque, de sobornar a oficiales venezolanos a cambio de información sobre los aviones caza Sukhoi y del misil Igla-S, ambos de fabricación rusa y que Caracas posee como parte del respaldo que el Gobierno de la Federación de Rusia brinda a la administración de Nicolás Maduro.

«Ellos están ofreciendo hasta un millón de dólares por piezas de un Sukhoi, están desesperaditos por ver los Pechora, porque ellos saben que los Pechora son candela pura», dijo Cabello en relación al sistema sistemas de misiles Pechora, instalados por Rusia en su país.

Según el funcionario, Venezuela mantiene los misiles apuntados hacia los barrios La Candelaria y El Nogal, localizados en el centro-oriente y en el norte de Bogotá, respectivamente, y ampliamente habitados por población civil.

«¿Hacia dónde es que esos bichos están apuntando directamente? Hacia el barrio La Candelaria y El Nogal. ¿Por qué? Porque ahí es donde vive la burguesía colombiana, los que han saqueado a Colombia, ahí no vive el pueblo colombiano, sino la burguesía», dijo Cabello.

La Candelaria es un barrio comprendido en el centro histórico de Bogotá, vecino a la Plaza de Bolívar, considerado eje turístico, educativo y comercial en el que también tienen asiento diferentes organismos distritales y del Estado, como la Alcaldía de la ciudad, el Congreso de la Republica y el Palacio de Nariño (sede del Gobierno).

Las acusaciones de Cabello fueron respaldadas por el ministro de Defensa de Venezuela, Vladimir Padrino López, quien agregó que «la oligarquía colombiana, en su afán por derrocar, por desestabilizar a Venezuela, ha activado todos sus organismos de inteligencia para estar comprando conciencias a lo interno de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana», pero que «los oficiales lo han denunciado, han pasado su novedad».

En su comunicado, la Cancillería hizo un llamado a la comunidad internacional para que rechace, «en los términos más enérgicos» las palabras de Cabello, las cuales calificó como «amenazas directas… a la población colombiana».

Asimismo, indicó que el Gobierno de Colombia acude únicamente a instrumentos jurídicos en el desarrollo de sus relaciones internacionales, tales como la Carta Democrática Interamericana, la Carta de la OEA y la Convención Americana de Derechos Humanos, con el objetivo de que Nicolás Maduro -a quien califica como dictador- deje el poder.

Por último, señaló que Colombia mantendrá su recurrencia a la diplomacia, al derecho internacional y al diálogo con otros gobiernos del continente para estrechar las restricciones a Venezuela. (Sputnik)

Más noticias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias