viernes 24, junio 2022
spot_img

Consideraciones sobre regla fiscal

Vivimos en un país de excepciones, muchos apoyan los cambios mientras no les incluyan, por eso pensamos “los salarios y pluses de los demás son un abuso, pero no los míos”, luego para los médicos la ley de enganche es justicia social, para los Poderes de la República la posibilidad de realizarse aumentos salariales mayores a los del ejecutivo les parece algo a derecho, las municipalidades ven violentada su autonomía por la regla fiscal aun cuando se supone que gran parte de los beneficios que esperan recibir los ciudadanos de los municipios deben ser bienes de capital (arreglo de caminos, alcantarillado, aceras, edificios comunales, equipo para obras municipales, etc).

No se debe olvidar las Universidades. Se preguntarán los padres de los estudiantes cómo es posible que los recursos del FEES se vayan solo en gasto corriente. Nadie se cuestionó cómo se puede enseñar sin instalaciones adecuadas, equipos tecnológicos, equipos de transporte, licencias de software etc. Es un hecho que las universidades realizan este tipo de gasto, el meollo del asunto radica en que una vez que se clasifica como gasto de capital no se puede utilizar para financiar gasto corriente como lo dice el artículo 6 de la Ley de Administración Financiera.

…” Para los efectos de una adecuada gestión financiera, no podrán financiarse gastos corrientes con ingresos de capital” …

Es curioso ver como casi todos concuerdan con que el déficit fiscal es alarmante, pero no todos quieren contribuir a subsanarlo.

Lo cierto es que en ese ejercicio de reflexión nacional tanto el partido de gobierno como los demás representados en la Asamblea Legislativa, entendieron que se debía buscar la forma de disminuir los déficits primarios, (diferencia negativa entre ingresos y gastos) lo que posteriormente ayudaría a contener el déficit financiero (diferencia negativa entre ingresos y gastos junto con servicio de la deuda).

Lo anterior ha derivado paulatinamente con la aprobación de normativa que busca mejorar el control y la ejecución de los gastos del gobierno como la Ley de Eficiencia en la Administración de los Recursos Públicos, Ley de Fortalecimiento del Control Presupuestario de los Órganos Desconcentrados y por supuesto, la Ley de Fortalecimiento de las Finanzas Publicas

En lo que respecta a la Ley de Fortalecimiento de las Finanzas Públicas, en el título IV establece la Regla Fiscal; los rangos de deuda que deben considerarse para determinar el crecimiento del gasto corriente. Esta regla encuentra su justificante por cuanto a través de los años el crecimiento del gasto corriente ha estado por encima de los ingresos corrientes, lo que ha provocado que el Gobierno tenga que emitir deuda para cubrir esa brecha contraviniendo lo dispuesto en el artículo 6 de la Ley de Administración Financiera

¿Por qué la regla fiscal no limita el crecimiento del gasto de capital, sino solo en el peor de los escenarios (relación deuda / PIB mayor o igual al 60%)?

Pues bien, se debe en parte a que la ley buscaba mejorar la asignación de recursos para la inversión pública y por otro lado no limitar totalmente el uso de los componentes de política fiscal en busca de asegurar la estabilidad económica por medio del gasto público.

Así, aun con regla fiscal, el gobierno podría plantear una política fiscal expansiva (aumento del gasto público) solo que sería para gasto de inversión. La importancia de controlar los niveles de gastos radica que los gastos de gobierno pueden ayudar a reactivar la economía por lo que se conoce como el multiplicador de gasto. En este sentido si aumentan los gastos de gobierno en bienes e infraestructura y se ejecutan en el periodo presupuestario correspondiente se generan empleos para trabajar en las obras planteadas además del encadenamiento que esto conlleva.

Esta lección de manejo de gasto la dejó la historia reciente y la aprendió por las malas el estado costarricense, después que en el 2009 el experimento de aumentar el gasto corriente (sobre todo en salarios) condujo a una situación fiscal insostenible.

(*) Javier F. Rodríguez G. es Administrador de Empresas

Más noticias

2 COMENTARIOS

  1. Yo le pregunto a los opositores del plan fiscal, control y reducción del gasto, ustedes pagarían el alquiler o prestamo de la casa, la cuota del carro o pasajes, comida, y los recibos de servicios con tarjeta de crédito, para luego solo pagar el mínimo?, suena descabellado, cierto?, pues así está el país, y todo porque mucha gente cree que se merece ptemios por el solo hecho de existir, que son de la realeza y la plebe les tiene que mantener los lujos.
    Cuando no nos quede de otra que acudir al FMI, ahí los recortes van a ser a la fuerza, nuestra soberanía aplastada porque somos incompetentes para manejar finanzas, va a tener que venir un organismo extranjero a controlarnos la billetera y nuestros bienes, todo por pura arrogancia y mezquindad, por seguir la idiosincrasia tica del «solo yo importo, los demás a ver qué hacen».
    Se acabó la fiesta, es hora de ser adultos responsables, ajustarse la faja, y comenzar a poner orden.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias