sábado 2, julio 2022
spot_img

ONG Fundamedios dice que en 2019 hubo 212 ataques contra libertad de expresión en Ecuador

Quito, 24 dic (Sputnik).- La Fundación Andina para la Observación y Estudio de Medios (Fundamedios) dijo el lunes que durante 2019 hubo en Ecuador 212 ataques contra la libertad de expresión.

«2019 es el año más violento contra la prensa de lo que va en la administración del presidente Lenín Moreno. Son 212 ataques contra la libertad de expresión», dijo un informe Fundamedios.

Según el reporte, para encontrar un número de agresiones equiparable hay que retroceder a 2014, «al régimen de Rafael Correa cuando el aparato estatal de represión y persecución contra la prensa funcionaba».

Fundamedios añadió que entre enero y septiembre la organización emitió 78 alertas, es decir una reducción de 56% frente a las alarmas de igual período de 2018, pero que, en apenas 12 días de octubre, la situación dio «un giro dramático», durante las protestas en contra de la decisión del Ejecutivo de eliminar los subsidios a los combustibles.

En el período, según anotó Fundamedios, se contabilizaron 116 agresiones y 138 periodistas agredidos.

El informe añadió que un 74 por ciento de 97 agresiones contra sedes de televisión, prensa y estaciones radiales se produjo en octubre.

Según el informe, desde 2007, año del primer registro de agresiones contra la prensa que realizó Fundamedios, no se había reportado tantos ataques reiterativos a la infraestructura de los medios de comunicación como sucedió este 2019, en que incluso se denunció un incendio en el edificio del canal de televisión Teleamazonas, perpetrado por grupos violentos; también se apedreó la sede de Diario El Comercio.

Para Fundamedios, el hecho más grave por la magnitud de la afectación del derecho a la información de los ciudadanos fue el ataque a las antenas de transmisión en el cerro Pilisurco, provincia de Tungurahua (sierra norte), que dejó fuera del aire a 65 estaciones radiales y televisivas de las provincias de Tungurahua y Chimborazo (centro) y a un número aún no contabilizado en Cotopaxi (centro)

Ese hecho habría afectado a unas 963.000 personas de la zona.

A eso se suma el desalojo de periodistas y personal del canal de Televisión Ecuavisa, Diario El Universo y Medios Públicos, en Quito, por advertencias de ataques a sus instalaciones, así como la salida del aire de Radio Pichincha Universal, por una decisión administrativa «arbitraria».

Fundamedios añadió que cuando Moreno asumió el Gobierno, en mayo de 2017, se dio un giro positivo en la actitud presidencial hacia la prensa, «pero en materia de las obligaciones estatales para la garantía, protección y goce de los Derechos Humanos las buenas intenciones o el dejar de practicar la persecución y acoso estatal no bastan».

La ONG pidió adoptar políticas para obtener avances activos y reales para frenar las agresiones contra la prensa.

Durante las movilizaciones y protestas de octubre hubo saqueos y destrucción de bienes públicos y privados, vandalismo, bloqueos de carreteras, incendios intencionales, destrucción de propiedades públicas y privadas, cortes del suministro de agua, daños a instalaciones de producción de petróleo y una serie de actos violentos, incluida la quema del edificio de la Contraloría de la Nación, hechos sin precedentes en la historia del país andino.

Según la Defensoría del Pueblo de Ecuador, durante las protestas fallecieron 11 personas, hubo 1.192 aprehensiones y 1.340 heridos. (Sputnik)

Más noticias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias