lunes 16, mayo 2022
spot_img

Celibato y sacerdocio

Soy católico practicante, no he contemplado la idea de irme de la iglesia católica nunca, aún con todas sus estrecheces la considero madre y maestra en cuestiones morales y de fe (hablo sobre mi persona, quien no quiera o no debe o no puede estar dentro de ella, es libre de hacerlo).
Hago mia una frase de Erasmo de Rotterdam, en el Enquiridion, “Manual del Caballero Cristiano”, escrito hace cinco siglos: “si hubiera una iglesia mejor que la católica, me iría a ella, pero no la hay…”. Esta fue la respuesta que dio el roteradiano a Martín Lutero, que le pedía se fuese junto a él en la Reforma Protestante.
No podemos ignorar que Lutero fue un hombre muy buen versado y fluido en varias lenguas, (entre ellas el griego, que era la única parte débil de San Agustín) y su enojo contra Roma comenzó por la pereza que se había metido en el clero, incluso los mandos medios y altos, por lo cual no podían leer la escritura en hebreo y griego.
Nunca he dudado del papel que jugó Lutero en el cristianismo, pero también he sabido que fue tomado por los 7 príncipes electores alemanes, como cabeza de turco para quitar las manos de Roma del dinero Alemán y sus tierras, todo esto con el total aplauso de Carlos V su emperador.
La Iglesia Católica ha tenido en dos mil años miles de cosas malas y muchas cosas buenas, pero ha salido siempre adelante. La discusión acerca del celibato en males como la pedofilia y los abusos sexuales, no ha hecho nada bueno (ni nada malo), pues hay pedofilos, hay gay, hay abusadores sexuales etc. entre los hombres casados que ejercen la función de pastores en otras iglesias. Esto ha demostrado que la pedofilia no es exclusiva de los célibes, no, por supuesto que no, aunque ese ha sido el caballito de batalla de quienes adversan el celibato.
El estado célibe puede ser excelente, pero no se puede conseguir muy fácilmente, ayuda mucho a la vida interior y eso se demuestra en grandes religiones, donde la abstinencia sexual puede servir de puente de plata hacia la introspección. El asunto está en si se desea ese estado o si no se desea, si la persona que lo practica puede o no lidiar con esa enorme carga.
Ahora muchos ponen el grito en el cielo por la publicación: From de Depths of Our Hearts, priesthood, celibacy, and the crisis of the Catholic Churc. Este libro que salió hoy en Francia, cuya autoría está dada al Papa emérito Benedicto XVI y Robert Cardenal Sarah. Ahora se ha formado un sambenito entre los editores y el Cardenal Sarah, pues dice este que deben quitar la foto, la firma y la co autoría de Benedicto XVI, por otro lado los editores saben que para llegue a ser un best seller, es imprescindible la firma de Benedicto XVI.
He leído muchos libros de Ratzinger, uno de los más claros teólogos católicos de los últimos siglos, quizá con la excepción de su amigo y compañero Hans Küng desde Tubinga, en un perenne enfrentamiento por asuntos de teología, ni Ratzinger aceptaba que él enseñara teología católica, ni Küng dejó de ejercer el sacerdocio.
Sin duda la preparación del ex papa o papa emérito, es incuestionable cuando de teología se trata, pero tampoco puede considerarse dueño absoluto de la verdad. Ahora bien, el libro en cuestión está en contra de ordenar hombres casados como sacerdotes. Si bien esgrime algunos argumentos, yo personalmente creo que está equivocado, así como lo lee, porque el celibato tiene pocos años de instituido en la Iglesia Católica Romana. Aún cuando no se encuentra a mano información de célibes entre la clase sacerdotal judía, aparentemente no existía como condición para serlo, Ratzinger aduce esta razón para la institución del celibato en la Iglesia Católica de occidente.
No importa a esta altura del asunto, quien lo escribió o quien no lo escribió.
Conocí hace treinta y cinco años un sacerdote Jesuita, muy bien preparado y muy querido como sacerdote, una tarde de conversación, me dijo que el celibato era un enorme fardo para la mayoría de los sacerdotes, aunque él a sus sesenta años había pasado la peor parte, no se lo deseaba a ningún sacerdote joven y que creía que la iglesia debía dejarlo como una condición “opcional”, eso me dijo aliviaría a muchos y el que deseara mantenerlo sería una opción de vida.
Esa conversación me quedó grabada en mi mente, leí todo lo que pude sobre ese asunto. Hoy el Sínodo de la Amazonia abre el debate, diciendo que los hombres casados de esa región, deberían poder optar por ser ordenados sacerdotes. Claro, aquí se abrirá una herida profunda en la Iglesia, muchos buscarían el sacerdocio para estilo de vida, poder ganar mientras efectúan labores clericales, estando casado. Aquí las “temporalidades de la Iglesia” sufrirían enorme menoscabo. Eso es algo que no necesita estudiarse, se deduce por la condición humana.
La Iglesia Católica tendrá que remozarse, caso contrario desaparecía antes de terminar este siglo XXI tan lleno de cambios, ya se nota en los templos la ausencia de feligreses, la gente quiere cambios.
Por ahora quedaremos esperando la respuesta del Vaticano y desde luego lo que es más importante, lo que dirá Jorge Mario Bergoglio, Francisco I.
(*) Dr. Rogelio Arce Barrantes es Médico

Más noticias

4 COMENTARIOS

  1. Lo cierto es que quien se acerca al sacerdocio por vocación sabe a lo que va y si siente que es llamado a compartir su vida con otra persona en matrimonio es una señal de que su vocación es otra. El celibato tiene como mil años de practicarse en la Iglesia Católica como opción de vida del sacerdote y no creo que vaya a cambiarse prontamente. La idea de que es para proteger «las temporalidades de la Iglesia» se ha convertido actualmente en una especie de «leyenda urbana» porque su origen medieval tenía sentido con los hijos de los señores feudales pero actualmente es fácil de resolver en caso de requerirse. Lo cierto es que el celibato es un valor que practica quien tiene el llamado vocacional al sacerdocio y como ofrenda sacremantal se lo entrega a Dios. Como don, es gratuido y libre.

  2. Dr que difícil eso de ser ganadero, de pensar en la genética,en las crias,los machos y las hembras y opinar del celibato del sacerdocio.
    Estuve en Frienzig,lindo pueblo aleman,y en su iglesia ,la de Ratzinger, escuche la música del mejor
    organo.Clasica,digna de dioses.

  3. la religion te manda al INFIERNO CON TODO y selibato ,todo hombre nesecita de una mujer para que no se queme y si es homosexual que no juege con DIOS porque la Homosexualidad es condenada por la biblia , el unico que te salva es JESUSCRISTO , YO SOY EL CAMINO LA VERDAD Y LA VIDA NADIE viene al padre sino por MI,,,,,,,,,,,todas las religiones te mandan al infierno

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias