lunes 6, diciembre 2021
spot_img

Pakistán: Suspendido el estreno de una película sobre la intolerancia tras las quejas de partido islamista

Islamabad, 21 Ene. (EUROPA PRESS).- Las autoridades de Pakistán han suspendido este martes el estreno de una película que aborda la intolerancia y los grupos de ‘vigilantes’ sobre la moralidad, a raíz de las quejas formuladas por el partido islamista radical Tehrik-i-Labbaik Pakistan (TLP).

Los gobiernos de las provincias de Sindh y Punyab han anunciado durante la jornada el aplazamiento del estreno de ‘Zindagi Tamasha’ (El circo de la vida), a pesar de que cuenta con la aprobación de los organismos de censura del país asiático.

Así, la Dirección de Censura de Películas de Sindh (SBFC) ha resaltado que «si la película es estrenada podría crear tensiones en el sector religioso de la sociedad y podría ser perjudicial para las circunstancias pacíficas en el país».

En su caso, el Departamento de Información de Punyab ha notificado al director de la película, Sarmat Jusat, que su obra será analizada nuevamente «ante las persistentes quejas desde distintos sectores», según ha informado el diario local ‘Dawn’.

En respuesta, la productora de la película ha demandado al TLP por «intentar interferir» en el estreno de ‘Zindagi Tamasha’, días después de que el propio director denunciara en una carta abierta al primer ministro, Imran Jan, los intentos por impedir que la película llegue a las salas de cine del país.

Por su parte, Zubair Kasuri, uno de los portavoces del TLP, ha manifestado que «la película es blasfema y no debe ser estrenada», tal y como ha recogido la agencia alemana de noticias DPA.

Las acusaciones de blasfemia provocan tales emociones en Pakistán que es casi imposible defenderse de ellas. Decenas de personas han sido asesinadas tras acusaciones de blasfemia, en ocasiones por turbas.

La semana pasada, un tribunal antiterrorista de Pakistán condenó a cerca de 90 personas, incluidos altos cargos del TLP, por las protestas en 2018 contra la absolución de Asia Bibi, una cristiana sentenciada a muerte por blasfemia.

El partido islamista radical convocó protestas y bloqueó las carreteras en las principales calles del país para manifestar su condena a la decisión del Tribunal Supremo de liberar a Bibi, que fue elogiada por organizaciones defensoras de los Derechos Humanos.

Bibi, quien en la actualidad reside en Canadá junto a su familia, fue condenada a muerte por hacer presuntamente comentarios despectivos sobre el islam después de que unos vecinos se quejaran de que bebiera agua de su vaso porque no era musulmana.

La mujer siempre negó haber blasfemado y sus representantes defendieron que mantenía una disputa con sus vecinos y que quienes la acusaron entraron en contradicciones.

Su caso generó malestar en los cristianos de todo el mundo y fue una fuente de división en Pakistán, donde dos políticos que mostraron su apoyo a Bibi fueron asesinados, uno de ellos el gobernador de Punyab, Salman Tasir, asesinado por su propio guardaespaldas.

Más noticias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias