jueves 6, octubre 2022
spot_img

Inseguridad y desconfianza de inversores son retos de economía mexicana en 2020

Ciudad de México, 25 ene (Sputnik).- La economía mexicana puede recobrar dinamismo con el tratado de libre comercio con EEUU y Canadá (T-MEC) pero sus desafíos están en la creciente inseguridad y la narrativa del presidente Andrés Manuel Lopez Obrador contra los inversores, dijo el viernes a Sputnik el doctor en Economía Ignacio Martínez Cortés, coordinador del Laboratorio de Análisis en Comercio, Economía y Negocios (LACEN).

En el laboratorio LACEN «subrayamos que si no se fortalece la seguridad pública contra la delincuencia y si el Presidente no le brinda confianza a los inversionistas, si no cambia su narrativa, la economía mexicana no rebasará el crecimiento de 1,5 por ciento para este año», pronostica el economista.

Los resultados de la economía mexicana en 2019 arrojan que, en su primer año de Gobierno, la administración de López Obrador «no tenía conocimiento del alcance que iban a provocar sus medidas de control del gasto público, que arrojaron un elevado subejercicio fiscal en el primer semestre del año pasado», dice el directivo del centro de análisis de la Universidad Nacional Autónoma de México.

Las políticas de austeridad hicieron que el Gobierno federal dejara sin ejercer casi 150.000 millones de pesos (más de 7.800 millones de dólares) que estaban aprobados por el Congreso para el presupuesto federal del año pasado, que el presidente presenta como «ahorro».

«Si a ello le sumamos que el discurso de combate a la inseguridad no ha dado resultados y que la narrativa del Gobierno no le brinda confianza a los inversionistas, el resultado se refleja en la desaceleración y contracción que sufre la economía mexicana», comentó Martínez.

El viernes se publicó el resultado de Índice General de Actividad Económica (IGAE) que registro una caída de 0,8 por ciento a tasa anual en noviembre de 2019, el mayor descenso mensual desde diciembre del 2009, cuando bajó 0,2 por ciento.

La actividad de la segunda economía latinoamericana sufrió una desaceleración en todo 2019, y el crecimiento se estancó totalmente en 0,0 por ciento, pero en 2020 tendría un moderado incremento de 1,3 por ciento, según la Comisión Económica para América Latina.

«El resultado de tener un comportamiento de 0,0 por ciento, un crecimiento nulo, cuando en 2018 la economía creció 2,0 por ciento, indica que las autoridades no midieron los alcances de su política económica» bautizada de «austeridad republicana», estima el investigador. (Sputnik)

Ambiente favorable resultado macro

Martínez Cortés destaca que desde hace 15 años este país no tenía una política monetaria que impulsara el gasto y el consumo en sus tres rubros indicativos.

En efecto, bajó la tasa de interés de 8,50 a 7,25, lo que estimularía el consumo; la inflación cayó de 4,5 por ciento en diciembre de 2018, a 2,8 por ciento en diciembre de 2019; y el tipo de cambio osciló en 19,00 pesos por dólar más o menos 0,5 por ciento.

«Son factores favorables que impulsarían la inversión en equipo, maquinarias importadas y dispararían el consumo, pero eso no ocurrió», lamenta el economista formado en el Colegio de México, en la generación del titular de Hacienda, Arturo Herrera.

Peor aún, los resultados del año pasado fueron negativos: el consumo privado cayó 1,7 por ciento, se contrajo un 3,3 por ciento la inversión fija bruta y se derrumbó la construcción un 11 por ciento.

El T-MEC «le inyectaría vitalidad a la economía mexicana y en Lacen calculamos que la inercia del pacto empujaría la actividad económica en 0,5 por ciento».

Sin embargo, Martínez enfatiza que «si el Gobierno no brinda confianza, el inversionista no va a apostar a un enorme peligro con elevados nieves de inseguridad».

Ante más de 34.500 homicidios dolosos del año pasado «el consumidor tampoco va a gastar».

Pero López Obrador es optimista, y este viernes expresó: «pronostico que nos va a ir bien (…) hay más inversión extranjera, más remesas (desde EEUU), estabilidad cambiaria, apreciación de la moneda, poca inflación, firma del tratado de Norteamérica, estado de Derecho y combate a la corrupción».

Martínez replica «con la inercia del T-MEC mantenemos la expectativa de crecimiento de 1,7 por ciento, pero sería 1,5 por ciento si no vuelve la confianza ni se frena la inseguridad».

Un análisis de Banco Base al que tuvo acceso Sputnik señala que el retroceso económico que marca el IGAE «incrementa la probabilidad de que en el cuarto trimestre el Producto Interno Bruto haya mostrado una contracción trimestral moderada de 0,1 por ciento, llevando al promedio anual del 2019 a una disminución».

Pero la analista jefa del banco, Gabriela Siller, es optimista y señala que «en las siete semanas previas, el peso mexicano acumuló una apreciación de 4,45 por ciento, ante un incremento en las posiciones especulativas a favor» de la moneda local.

El clima es favorable «por las elevadas tasas de interés, la firma del acuerdo comercial fase uno entre China y EEUU, y la aprobación del T-MEC en el Senado estadounidense».

Sin embargo, en el primer mes de 2020 el Fondo Monetario Internacional ya rebajó su expectativa de crecimiento para este país de 1,7 a 1,3 por ciento en el año en curso, y el Banco Mundial también la redujo a ese mismo rango. (Sputnik)

Más noticias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias