martes 27, septiembre 2022
spot_img

La inepcia política de este gobierno

Las propuestas para abordar la crisis en que siguen sumidas las finanzas del Estado costarricense, requieren ciertamente de una elevada dosis de pericia técnica. Tanta como la dosis de sentido político con que deben acompañarse los arbitrios a que echen mano con ese fin la Presidencia de la República, los Ministerios de Hacienda y de la Presidencia, y el Banco Central.

La crisis fiscal se hace acompañar de una grave dolencia en la capacidad móvil de la economía nacional  -de riesgosas derivaciones sobre los equilibrios sociales- por lo cual se hace imprescindible el componente político a la hora de construir las medidas correctivas.

Y es esto lo que evidencia estar ausente del conjunto de propuestas que el ministro de Hacienda, Rodrigo Chaves, llevó a la Asamblea Legislativa para su consideración.  Fundamentalmente por lo que respecta a la construcción de la plataforma de apoyos políticos necesarios para sacarlas adelante. El gobierno carece de la fuerza política que se requiere para convertir en leyes las propuestas que concibe c0mo remedios a la crisis fiscal y económica. Ni su partido ni su grupo parlamentario tienen el músculo necesario para lograrlo. ¿Cómo entonces, el presidente Alvarado y el ministro Chaves se aventuran a presentar al Parlamento una legislación de contenidos altamente polémicos, sin antes haber pasado por la mesa de negociación con los sectores sociales y partidistas llamados a imprimirle  viabilidad política?. Por lo pronto semejante torpeza va a significarle un costo en tiempos/calendario a los planes de saneamiento financiero  y a la pericia política con que todo ministro debe revestir sus relaciones con la Asamblea Legislativa. Y esto no pasa simplemente a la columna de los errores inertes. Será un error que pasará factura, sobre todo por el flanco de la aparición de resistencias que bien pudieron haberse domeñado y que por no haberse previsto, afectarán el tránsito seguro y diligente de los proyectos. Ya lo verá el ministro Chaves Robles.

Esto se hará sentir en el tiempo que tanto incide en la toma de decisiones por parte de las calificadoras de riesgo. Si el país no resuelve con celeridad en punto a las enmiendas de los desequilibrios, podrían venir más y más dañinas caídas en las notas.

La tramitación del proyecto de Ley de Fortalecimiento de las Finanzas Públicas, que se concretó en la Ley # 9635, estuvo plena de experiencias e incidencias de contenido político para un gobierno que, además de carecer de amplia representación parlamentaria, incurrió en tropiezos propios del que sufre inepcia política. ¿Cómo es que de ese andar en torno a la ley 9635 la administración

Alvarado no aprovechó las experiencias que se generaron en aquellas azarosas mesas de negociación?. ¡Son errores, don Carlos, que pasarán factura!.

Y no le endoso con dureza al ministro de Hacienda los errores y omisiones. Él, un técnico de altos quilates y con una excelente hoja de servicios en instituciones internacionales, no registra en su currículum  experiencia política. Lo cual debió ser advertido para  enmendar el vacío.

Los planteamientos que don Rodrigo presentó al examen de los diputados tienen una gran consistencia técnica. Así queda aceptado en los juicios de valor de los peritos en la materia que los están analizando. Pero denotan dos grandes debilidades: su eficacia para corregir las dimensiones del desequilibrio fiscal (el punto crítico es la cuantía del gasto y la energía para recortarlo) y por el lado del “metro” con que se ha de medir la aplicación de la “regla fiscal”.

Una y otra, dos cuestiones de gran contenido político para abordar las cuales precisa habilidad política.

(*) Álvaro Madrigal es Abogado y Periodista

Más noticias

5 COMENTARIOS

  1. ¿Porque entonces señor Madrigal no propone abierta, sin pelos en la lengua privatizar toda Costa Rica, a raíz del adrede exagerado endeudamiento provocado por la mafia política, cuando a 1000 kms., observamos la real intencionalidad y el mandato de las garroteras internacionales hacia este Ministro? Jamás toca los grandes intereses en Costa Rica los cuales reciben tratamiento especial fiscal, por cuanto drenan al exterior sus ganancias y capitales. Chaves es un sumiso técnico, interesado en su puesto y por ello, como costarricense le vale un maní nuestro destino, como país soberano, libre e independiente. Disculpe mi sinceridad, pero estamos en manos de esas comprometedoras gentes. Al carajo nuestras mayorías, con esa clase de personajes. ¿Inepcia o sistemática cesión? A pellizcos se mata nuestra sociedad de pobres y la clase media, al carajo.

  2. Problema adicional , es que el sr Chaves , gran técnico, ha sido burocrata de instituciones financieras internacionales,lo que le ha permitido por los últimos 30 años estar exento de pagar impuestos de la rentas en los paises que ha residido.Quien nos atornilla , no ha pagado impuestos en su carrera.Adicionalmente se le han pagado ,carro, chofer y educación de hijos en colegios privados.
    Así quien no.

  3. Como tecnico de un ente » garrotero» su tactica es sencilla vendamos todas nuestras riquezas a precio de como dice en ciertos lugar » Todo a mil » pero si no les sirve o despues de muchos años se lo devolvemos al pais a un precio diez millones mas alto. MACRI QUEBRO A ARGENTINA Y PIÑEIRA LE DIERON POR LA CABEZA CON SUS PRETENSIONES Y BOLSONARO UN PEQUEÑO HITLER EN POTENCIA

    • Sr., digo, Compañero, al parecer Ud. esta ansioso de que su Pais, tenga «presidentes permanentes», como: Castro, Chavez, Ortega, etc.. Quiero ver su opinion en ese entonces.

  4. La gente más capaz y que es honrada no se mete en política, los medios y partidos opositores, así como uno que otro resentido social, se encargan de mancharles el honor y poner en duda de forma «sintética» su honradez; por eso solo las ratas se meten en ese enredo, no les importa la reputación. Un ejemplo reciente, la ministra de justicia, que porque no se informó con antelación, y no se dió cuenta que tenía que pagar ese impuesto por su casa, la pusieron como una ladrona y corrupta, si hubiera sido una cantidad importante les hubiera creído las acusaciones, pero les aseguro que un ministro u otro alto rango político no arriesga su puesto por esa cantidad que ella debía y pagó, esa cantidad hasta Instacredit se lo presta a cualquier «patas vueltas», pongámonos serios!.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias