sábado 24, septiembre 2022
spot_img

La solidaridad humana (Opinión)

Los sistemas de salud no revelan únicamente el desarrollo económico de un país, no, el implemento de un sistema universal de salud, como el caso de Costa Rica: CCSS (universalización) y Ministerio de Salud (medicina preventiva), (junto al INS que ha tratado de brindar atención médica a sus seguros de SOA y RT).
La implementación de este taburete de tres patas (banco con tres patas) se inició hace muchas décadas, fue implementado gracias a las políticas de “socialdemocracia”, llámese PLN o PUSC, pero hubo arraigo de dicho sistema por la puesta en escena en grupos empresariales y por un espíritu de solidaridad de los profesionales en ciencias médicas.
Nunca dudé de que habíamos tenido mucha suerte, máxime que estudié en México y allá los servicios de salud cubrían apenas un 30% de la población, cuando nosotros ya estábamos implementando la universalización de la salud. Me tocó hacer especialidad en ortopedia en los hospitales San Juan de Dios y Nacional de Niños, después trabajaría en el hospital México y en el CENARE. Mucha cirugía, mucha experiencia y además tuve la suerte de aprender de cirujanos que hicieron época en Costa Rica. Ese fue tiempo de aprendizaje, tanto científicamente como humanamente, la gran mayoría de los médicos tenían una vocación de servicio a pesar (o quizá gracias a) de los malos salarios.
Mientras eso sucedía, para darle a los costarricenses un sistema de salud universal, que muchos países desarrollados nunca lograron, por razones políticas y por razones económicas personales de muchos médicos de esos países; lo opuesto sucedía en países ricos.
Tenemos que hacer una diferencia de términos: una cosa es la “cobertura de salud” y otra es el “desarrollo científico”. En muchos aspectos no van de la mano ambos términos, lo que sabemos muy bien quienes hemos ejercido la profesión por muchos años. Por ejemplo, EEUU tiene un desarrollo tecnológico envidiable, pero la cobertura de salud es muy pobre: hay muchas clases de salud dependiendo más bien del ingreso económico por persona. Allá muchos procedimientos se efectúan “para cobrar”, algunas veces innecesarios, al fin de cuentas los paga el seguro para el que se cotiza. Nosotros mayoritariamente nunca hicimos de esto una regla, gracias a Dios, porque no éramos consumistas compulsivos y porque el sistema no lo permitía. Había y hay en Costa Rica, muchos médicos biomberos, más no era la regla.
Ahora con esta pandemia que nos está acechando y azotando, queda demostrado que tuvimos mucha suerte de nacer en el país que nacimos. Ya he mencionado una afirmación de don Constantino Lascaris Comneno en su libro “el costarricense”, acerca de la realidad de que la mayoría de los presidentes de Costa Rica han sido buenos (buenos en cuanto que personas buenas).
Al ver la tragedia de China, Italia, España, Irán, Corea del Sur, ahora vemos atónitos el caso quizá más dramático por paradójico: EE.UU. En este caso tanto los sistemas de alerta como los sistemas de medicina atencional, han mostrado lo que muchos sabíamos hace años (que el expresidente Barack Obama trató de resolver infructuosamente), el sistema de salud estadounidense es un fiasco. Quiero aclarar la diferencia entre sistema de salud y sistema médico, un país puede tener una medicina altamente desarrollada, no obstante un sistema de salud muy pobre.
Los últimos años se trató por parte de diferentes grupos en Costa Rica, de privatizar el sistema de salud. Dichosamente fue un rotundo fracaso, porque la Seguridad Social es parte de nuestra idiosincrasia, no nació por arte de magia, nació porque entre nosotros hubo siempre solidaridad humana, tanto entre gobernantes como entre gobernados.
Ahora que hemos ido viendo de dónde y hacia dónde vamos, la globalización ha demostrado ser un fracaso en todo el mundo, salvo para los que se llenan los bolsillos con ella. ¿De dónde está saliendo la ayuda económica? ¿De Wall Street? No, está saliendo de los gobiernos, estamos practicando un neo kaynesianismo que creíamos muerto. Esto no significa que vamos hacia una humanidad socialista, no, pero nos ha demostrado el fracaso de la sociedad neoliberal para las grandes mayorías.
Seguiremos luchando, los trabajadores de la salud han demostrado lo que somos y lo que todos queremos ser: solidarios por encima de todo. Felicito a las autoridades de salud nuestras y en primer lugar a nuestros trabajadores del sector salud. Me siento orgulloso de ser un médico costarricense, pero mucho más orgulloso de ser costarricense. Hay esperanzas en un mejor mañana.
(*) Dr. Rogelio Arce Barrantes es Médico.

Más noticias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias