martes 30, noviembre 2021
spot_img

¿Debe suspenderse la Regla Fiscal?

Comentario a la carta del Colegio de Ciencias Económicas al Presidente de la Asamblea Legislativa

En carta con fecha 8 de abril, dirigida al presidente la Asamblea Legislativa, el Colegio de Ciencias Económicas de Costa Rica, hace una advertencia a las señoras y señores diputados sobre el proyecto de ley recientemente presentado por el Ejecutivo, que busca eliminar el Capítulo IV (de la Regla Fiscal) de la calamitosa ley de Fortalecimiento de las Finanzas Públicas.  Numerosos movimientos sociales se pronunciaron en contra de esa regla en su momento de aprobación, argumentado lo peligroso que era cerrar las posibilidades de financiamiento extraordinario al Ejecutivo ante situaciones de urgencia nacional; no obstante lo lógico y racional del argumento, en la Asamblea Legislativa, a excepción de algunos pocos diputados y diputadas,  privó el criterio del Presidente Carlos Alvarado y su ministra de hacienda Rocío Aguilar y de todo su gabinete económico.  Hoy, con la marcha atrás aplicada por el Ejecutivo, estamos viendo la justeza de las denuncias populares.

La Junta directiva del mencionado Colegio de profesionales argumenta que de ponerse en pausa la Regla Fiscal en este momento de urgencia nacional puede poner en grave riesgo la economía del país.  Lamentablemente, en el escrito, la Junta Directiva del Colegio no aporta datos consistentes para sustentar sus previsiones sobre baja recaudación, alta inflación, corrida de capital al exterior y devaluación del colón ante el dólar americano que auguran podrían ocurrir de no aplicarse la Regla Fiscal.

En vista de esta situación nos dimos a la tarea de revisar el comportamiento de las variables que se mencionan en la carta del Colegio y presentamos a continuación las principales conclusiones a las que llegamos.

1.- Está claro que un decrecimiento de la actividad económica afecta los ingresos del Gobierno, pero esto debe entenderse de manera que a mayor decrecimiento de la actividad económica mayor afectación sufren estos ingresos; así como a menor decrecimiento de esa actividad, menor será la afectación en eso ingresos.  De modo que lo que hay que buscar con medidas de política económica financiera y fiscal, es reducir al mínimo la afectación de las políticas sanitarias en el Producto Interno Bruto, que de todas maneras, con o sin Regla Fiscal, va a caer.  La propuesta de pausar el Capítulo IV de la ley de Fortalecimiento de las Finanzas Públicas para que el Estado pueda destinar recursos a la atención de la salud pública, mientras fortalece ciertas variables del sistema económico con gasto, es precisamente para eso, para reducir los efectos económicos negativos.

2.- El Colegio argumenta que la propuesta del gobierno de destinar la diferencia en los precios de la gasolina, al bajar éstos debido a la reducción substancial de los precios del petróleo en el mercado mundial, y apartar ese diferencial como contribución a financiar las medidas de urgencia necesarias para paliar los efectos del neo coronavirus, es un nuevo impuesto.  Efectivamente, nosotros no lo podemos ver como un nuevo impuesto, porque ya ese impuesto existe, pero sí como una forma solapada de hacer caer el costo de la crisis sobre los hombros del ciudadano común, como una constante que este gobierno ha ensayado desde un principio.

3.- Con relación a la posibilidad de financiar al Gobierno por medio del Banco Central, el Colegio no considera con el cuidado que corresponde a una recomendación que dice ser técnica, las condiciones monetarias del país.  En primer lugar, el crecimiento de los agregados monetarios en poder del sector privado se redujo de una tasa del 9,7% anual en el quinquenio 2014-2018 a una tasa del 4,3% a finales del año pasado (Banco Central, diciembre 2019, p.57), lo que da espacio a una política monetaria más generosa.

En segundo lugar la tasa de inflación apenas alcanzó el 3,4% el año pasado, en el marco de la franja establecida por el Banco Central en su propuesta de Política Monetaria para ese año; y los componentes fundamentales de la inflación tienden notablemente a la baja (1,9%), tendencia que se habrá acentuado durante este año 2020 debido a la notable baja en los precios de los combustibles en el mercado internacional.

Así, la advertencia del Colegio de Economistas sobre la posibilidad de un proceso inflacionario serio en el país, no está respaldada por información cierta.  Por el contrario, el comportamiento de la inflación en los últimos meses y años, lo que muestra es un camino estable con niveles bajos que dan margen para ampliar la oferta de dinero por parte del Banco Central.

En tercer lugar, de acuerdo con el gráfico copiado en seguido, el tipo de cambio durante el año pasado tendió a la baja; pasando de 609, 57 colones por dólar a principio de año, a 573, 24 a finale de ese año; y actualmente, se sitúa en 575,12 para la compra, el 10 de abril, coincidente con los niveles del tipo de cambio de finales del año 2017.  Tampoco, pues, los datos que caracterizan la situación del mercado cambiario, ofrecen un panorama que pudiera presentar un rápido  deterioro del tipo de cambio, que pusiera a su vez en peligro la estabilidad cambiaria del país.  Asimismo, el Banco Central ha fijado sus reservas monetarias en alrededor de los 8.000 millones de dólares, un fondo suficiente para atender desequilibrios momentáneos del mercado de cambio.

Las recomendaciones que hace el Colegio de Economistas al presidente de la Asamblea Legislativa, lamentablemente no son sustentadas en el escrito con datos, y no son sustentables tampoco con los datos ciertos puestos a disposición por lo Banco Central.  La nota, desdichadamente, más parece tener un trasfondo teórico-ideológico (si no partidista) que busca orientar en dirección errónea el criterio de las señoras y señores diputados.  Ante la pandemia que vivimos, la Regla Fiscal ha sido suspendida en Italia y en España, donde existía; el Banco de Inglaterra, el banco insignia de los Bancos Centrales, ha decidido el 9 de abril poner a disposición del gobierno de Boris Johnson los recursos necesarios (sin límite de suma) para enfrentar la crisis,[1] y la Reserva Federal de los EEUU, ha dispuesto 2,3 millones de millones de dólares para inundar la economía norteamericana (y mundial) de billetes verdes.[2]

Aumentar la disposición de dinero para el Gobierno Central y para las instituciones que luchan por reducir al mínimo los efectos en la salud de la población debe ser una prioridad económica.  Deben buscarse mecanismo tales como “derechos especiales de giro” o compra por el Banco Central de bonos del Estado, para resolver esta situación.

El Colegio de Economistas se equivoca.  Parece seguir doctrinas económicas superadas en este momento, en el que han quedado palpables las consecuencias perniciosas de las políticas de contención del gasto público y de reducción de la intervención y regulación del estado en el sistema económico.  El grupo que dirige a ese Colegio debe de hacer una revisión de su formación teórica a la luz de las nuevas doctrinas de su disciplina y una revisión de los sectores sociales a los que hay que ponerles atención, a fin de articular una sociedad más justa y equitativa.

Referencias:

Banco Central de Costa Rica, 2019, Informe de inflación, diciembre, San José.

[1] – “El Gobierno del Reino Unido y el Banco de Inglaterra (BoE, en sus siglas en inglés) han anunciado conjuntamente este jueves [10 de abril] la ampliación “temporal” y sin límite alguno del descubierto previo que el Ejecutivo británico disfruta históricamente en la autoridad financiera”, https://elpais.com/economia/2020-04-09/el-banco-de-inglaterra-financiara-directamente-al-gobierno-sin-limites.html?outputType=amp&ssm=whatsapp&__twitter_impression=true

[2]https://www.federalreserve.gov/newsevents/pressreleases/monetary20200409a.htm

(*) Sergio Reuben Soto

Más noticias

1 COMENTARIO

  1. A mi me cuesta creer que con las necesidades gubernamentales de dinero, y la necesidad de reactivar el turismo y las exportaciones, temas que todos los paises vecinos trataran,el colon no se devalue fuertemente.Es mas facil una devaluacion que abarate el pais e incentive la inversion extranjera las exportaciones y el turismo.
    A la vez baja en dolares los pagos de pension de lujo y altos salrios,algo dificil de llevar a cabo por medio de leyes.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias