jueves 1, diciembre 2022
spot_img

Tres de cada cuatro australianos tienen una opinión negativa de los aborígenes

Canberra, 9 Jun. (DPA/EP).- Tres de cada cuatro ciudadanos de Australia tienen una opinión negativa sobre los indígenas australianos, según un estudio sobre el sesgo inconsciente realizado por la Universidad Nacional Australiana (ANU, por sus siglas en inglés).

Independientemente de su edad, género, etnia, trabajo, religión, nivel educativo, ideología o ingresos, la mayoría de los australianos tienen «una opinión negativa» sobre los aborígenes. El análisis del estudio advierte de que este tipo de sesgo inconsciente o negatividad implícita «puede conducir a un racismo generalizado».

La encuesta se ha basado en entrevistas a más de 11.000 australianos durante un periodo de diez años mediante el llamado Test de Asociación Implícita y ha sido realizada en el marco de una iniciativa conjunta de universidades que incluye a centros como Harvard, Yale y la Universidad de Sídney.

Las conclusiones del estudio, el primero de este tipo realizado en Australia, se han publicado en la ‘Revista de Temas Indígenas Australianos». «Los resultados son impactantes pero no sorprendentes», ha asegurado Siddarth Shirodkar, autor del estudio e investigador de Doctorado de la Facultad de Ciencias Sociales y Artes de la Universidad Nacional Australiana.

«Estos resultados demuestran que hay un sesgo negativo implícito contra los indígenas australianos en todas partes, lo que es probablemente la causa del racismo que muchos de los primeros australianos padecen», ha explicado.

Shirodkar ha dicho que este estudio presenta una «rigurosa evidencia» de la «sólida barrera invisible» que los indígenas afrontan en la sociedad australiana. La encuesta, a su juicio, denota un «sesgo inconsciente o implícito» hacia los aborígenes.

El autor del estudio ha señalado que es probable que muchas personas que tienen estas opiniones no sean conscientes de sus prejuicios. «Solo podemos imaginar el impacto de esa negatividad colectiva en los indígenas australianos», ha dicho Shirodkar.

El estudio se ha basado en un test que mide cómo los encuestados relacionan palabras positivas o negativas con imágenes de indígenas y australianos. Salvo en el caso de las personas que se identifican como aborígenes, que estadísticamente fueron imparciales respecto al resto de ciudadanos, todos los restantes grupos mostraron algún sesgo con los indígenas. En este contexto, los hombres australianos mostraron una visión más negativa que las mujeres.

Algunos de los grupos estaban sobrerrepresentados en la encuesta, incluidas las mujeres, los votantes de izquierda y las personas con estudios universitarios, según ha contado Shirodkar, lo que podría implicar que el nivel de sesgo racial negativo sea en la realidad aún mayor que en la encuesta.

Violencia policial contra aborígenes

El pasado fin de semana, decenas de miles de australianos se manifestaron en protesta por las muertes de aborígenes bajo custodia policial en el marco de las protestas del movimiento ‘Black Lives Matter’.

En Australia, los jóvenes indígenas tienen 22 veces más posibilidades de ser detenidos o perseguidos judicialmente que el resto de jóvenes, según un informe publicado por el Gobierno en mayo. Los indígenas australianos representan el 30 por ciento de la población carcelaria aunque solo suponen el 3 por ciento de la población australiana.

El responsable federal del Tesoro australiano, Josh Frydenberg, ha dicho a la prensa este martes que el Gobierno tiene que hacer mucho más para bajar las tasas de encarcelamiento de aborígenes y ha considerado que actualmente son «demasiado elevadas» e «inaceptables para una Australia moderna.

Por su parte, el secretario de Estado de Asuntos Indígenas, Ken Wyatt, ha dicho que está trabajando con organizaciones de aborígenes para bajar las tasas de encarcelamiento en el marco de una campaña del Gobierno para mejorar la situación de este colectivo.

Más noticias

1 COMENTARIO

  1. En dos platos: los australianos son un aterro de racistas a la máxima potencia. En Europa, incluido los chinos-rusos, tienen y esconden precisamente esas tendencias. Claro, los blancos están encaramados desde hace siglos, como los judíos y la gran masa mundial recién despierta. De seguro no va ser por la intercesión de la ONU, la cual hace su descarado juego geo-político, para evitar cambios. Ya vendrán nuevos aires a la humanidad.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias