domingo 27, noviembre 2022
spot_img

Defendamos y protejamos las universidades públicas

El Informe sobre la administración del FEES (expediente 21052)  que presentó la Comisión Especial de la Asamblea Legislativa refleja claramente las tendencias privatizadoras y neoliberales de la educación superior que desde hace más de dos décadas se han implementado en América Latina. Es evidente la intención de exonerar al estado costarricense de la responsabilidad constitucional que tiene con una universidad comprometida con el logro del bien común y capaz de garantizar el derecho humano a la educación.

Esta Comisión pretende llevar las universidades públicas a una lógica empresarial regida por criterios de rentabilidad económica. Ello se observa en la propuesta de cerrar carreras pertenecientes al campo de las humanidades (a las cuales consideran obsoletas), como ya ha sucedido en varios países de la región latinoamericana, así como restringir y suprimir becas, llevando a disminuir el impacto social y académico de las universidades públicas.

También alimenta la semilla de la división entre las universidades del CONARE, poniéndolas a competir entre ellas para modificar la distribución actual del FEES. Esta estrategia debe ser atendida cuidadosamente por las autoridades de cada universidad, y en su lugar proponer acciones conjuntas y articuladas que beneficien a regiones y poblaciones vulnerables y favorezcan la formación integral de las y los jóvenes de nuestro país.

Reconozco como pertinentes los aportes  de la Comisión sobre el limitado apoyo a la regionalización en los últimos años y la necesidad de una mayor transparencia en el manejo de los recursos institucionales. Es innegable que ha predominado un centralismo que afecta el cumplimiento de la misión y vocación nacionales de las universidades públicas. A pesar de lo anterior, no comparto las violaciones a la autonomía al pretender dictarle a las universidades públicas cuál debe ser su oferta académica e incluso intervenir en su organización, llegando a proponer la incorporación de tres ministerios al CONARE: Hacienda, Educación y Planificación.

Por lo grave del contenido de este Informe, les propongo respetuosamente a los rectores y consejos universitarios e institucional pronunicarse de inmediato en defensa de la universidad pública. Les recomiendo hacerlo en unidad, en un bloque compacto y que a lo interno de sus universidades también trabajen por esa unidad. Las universidades públicas son un logro del estado social de derecho, un tesoro que debemos proteger y resguardar antes de que los vientos neoliberales arrasen con ellas, propiciando aún más la desigualdad, la exclusión y la pobreza. Quienes habitamos este país tenemos derecho a una vida digna y a una educación que garantice nuestro bienestar.

Antes estas amenazas, la rectoría, las autoridades y la comunidad universitaria, estamos en el deber de defenderlas, porque hoy más que nunca somos esperanza nacional.

(*) José Ángel Vargas Vargas, Catedrático, UCR

Más noticias

4 COMENTARIOS

  1. No es solo privatizar las universidades, es imponer el poder político en todos los rincones de Costa Rica. Estamos anestesiados por el veneno que a diario nos inyecta el vendido poder mediático, cuando “gozamos” de lerdos representantes del pueblo que facilitan el encadenamiento, como ellos han permitido con el OCDE y la pandemia, buscando formar dos estratos o bloques sociales a saber: los pobres y los ricos. A los consorcios y trasnacionales les estorba, dificulta que la academia sea libre, independiente y pretenden atarla con los figurones ministeriales políticos de Hacienda-MEP-Planificación. Con esa misma tónica se está haciendo en el Judicial, donde la urgida precarización, o sea la necesidad de estar supeditado a lo que le den, comprometiendo a cualquier funcionario, ya sea juez, magistrado, catedrático, alto funcionarios, gerente, etc., es una forma práctica de abozalamiento. Poco a poco quieren transformar e instaurar otro acomodo social y manejo, para mejor explotarnos, y montando las previstas, enlazan del cuello a la educación pública, justicia y hasta la salud. Y si nos detenemos a observar nuestros entes públicos y recursos, junto a la empresa privada nacional, que se encuentra (según ellos) muy cobijada y cómoda por sus exoneraciones, van hacia ese mismo inexorable filtro de privatización. Ciudadanos, defender y proteger Costa Rica es obliga de todos. Saludos y a mag.

  2. Vea don Javier Espinoza, usted puede estar en total y absoluto desacuerdo con don José Angel Vargas, está en todo su derecho, pero eso no lo faculta a usted para llenarlo de improperios calificándolo de vago, vividor y carga para los demás. Si no tiene argumentos de peso para debatir mejor cierre su boca y no caiga en la bajeza de insultar, amparándose en la libertad de expresión. En otro orden de cosas me parece de muy mal gusto que este medio elpais.cr, permita este tipo de comentarios tan salidos de tono. Que haya debate en nuestro País si, pero con altura, es deplorable que se permita tanto pachuquismo en estas páginas donde vierten su opinión intelectuales de tanta prestancia.

  3. Es increíble como los empleados universitarios se creen ciudadanos de primera clase a costa de todos los costarricenses, sus gollerias son los culpables de este abrir los ojos de la sociedad y darnos cuenta que las universidades públicas se convirtieron en feudo de unos pocos, lo fundamental es mantener el Status Quo aun a costa de las necesidades de muchos estudiantes a los cuales les cierran la puerta mientras mantienen a algunos durante 15 años y hasta más únicamente por ser parte de la maquinaria de las universidades, basta ya de abusos. No son una república independiente, deben dar razón de sus gastos abusivos, los principales culpables de todo lo que van a perder son sus propios empleados, actúan igual que los sindicatos, desconectados de la realidad. Son dineros de los costarricenses y como tal deben velar por su uso eficiente y trasparente

    • Alvaro: no menciona usted, que de lo poco de cierto que hay en su comentario, las personas que han hecho los aumentos desmedidos, y los pésimos manejos de los fondos universitarios, en la educación superior pública, fueron puestas A DEDO en esos puestos, presisamente para eso, para destruir la educación pública, por los corruptos a quién usted les lame las suelas. Las universidades, el ice, la caja, etc, no son seres vivos que toman sus propias decisiones, como usted y el troll center de casapresi, intentan, en vano, engañar a la opinión pública, todas esas instituciones han fallado en la prestación de sus servivios, por las sanguijuelas políticas que han puesto en los más altos puestos de las instituciones públicas. Por supuesto, a usted y a sus jefes no les sirve que se tome conciencia de ello. Ya se le olvidó MALAGRADECIDO, que usted tuvo una vida digna y decente, porque sus papás estudiaron en universidades públicas y tuvieron becas. Una pregunta: cuánto cuesta un alma humana? cuántas pesetas le echaron por la suya? Saludos al troll center! le recuerdo que todo en ésta vida se paga. Que karma más pesado te estás echando encima, por unas pocas pesetas.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias