sábado 2, julio 2022
spot_img

La ANEP advierte acuerdo con FMI traerá más miseria y exclusión a Costa Rica

San José, 15 jun (Elpaís.cr).-  La Asociación Nacional de Empleados Públicos y Privados (ANEP) llamó hoy al Gobierno a dejar el secretismo del acuerdo ‘stand-by’ que negocia con el Fondo Monetario Internacional (FMI) y que nada bueno traerá al pueblo de Costa Rica.
«Es inadmisible y rechazamos tajantemente el acuerdo ‘stand-by’ por un monto de dos mil 250 millones de dólares, facilitados en tres tercios en los próximos tres años, pues supone un aumento de impuestos de carácter indirecto, como una eventual subida del Impuesto al Valor Agregado (IVA) al 15 por ciento y hasta en una cifra superior», señala la ANEP.

El comunicado de prensa, divulgado en redes sociales, sostiene además que resulta inaceptable el planteamiento fondomonetarista de «venta de activos», considerando que en la práctica la totalidad de las empresas públicas que todavía siguen siendo propiedad costarricense son vitales para atenuar el acelerado deterioro de la inclusión social.

Denuncia que el inminente acuerdo-préstamo, conocido en la jerga de los mercados financieros internacionales como «stand-by», traerá más miseria, sufrimiento, exclusión y desestabilización social en el país.

Recuerda que la pandemia de la Covid-19 vino a aportar más dolor y más estrés social a la gran mayoría del pueblo, que ya sufría de alto desempleo e informalidad, carestía de la vida, evasión-elusión fiscales, concentración de la riqueza y exclusión socioeconómica, incluida alta depreciación del poder adquisitivo de los salarios.

Por ello, el sindicato califica de sumamente peligroso que el planteamiento sobre mayores recortes de gasto pueda incluir fondos destinados, precisamente, a evitar mayores niveles de exclusión social y económica.

Advierte también sobre decisiones que puedan pulverizar la propia Seguridad Social y, particularmente, el servicio de Salud, ambos hoy en grave riesgo institucional y de estabilidad financiera.

Asegura que no se puede someter al país al flagelo del despido de hasta de miles de trabajadores del sector Público, como ha sido la tónica en otros países sometidos a los dictados del FMI.

«En lo inmediato, el Gobierno de la República, habida cuenta del deterioro de su credibilidad y la pérdida de su propia legitimidad, debe impulsar un real diálogo social, sin exclusiones, para tratar este delicado asunto», estima la ANEP.

Concluye que el Gobierno debe tener presente que el buen manejo de la pandemia no les da la autoridad política, suficiente y necesaria, como para comprometer el futuro del país en aras de un marco ideológico excluyente y voraz en cuanto al manejo del déficit fiscal y del endeudamiento público.

Más noticias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias