martes 7, febrero 2023
spot_img

Expectación en Etiopía por negociación acerca de proyecto GERD

Addis Abeba, 29 jun (Prensa Latina) Etiopía, Egipto y Sudán buscarán desde hoy consumar la negociación acerca de la Gran Presa del Renacimiento (GERD), proceso interrumpido una y otra vez que genera aquí gran expectación.
Medios de prensa, analistas, políticos y el pueblo etíope en general permanecen a la espera de cuáles serán los próximos pasos de esos países en las próximas dos o tres semanas, con respecto a una disputa que, en sus últimos compases, trajo tensión al este de África.

Las tres naciones acordaron concluir las conversaciones e intentar rubricar un acuerdo durante ese período, en un encuentro convocado por el actual presidente de la Unión Africana (UA), el mandatario sudafricano Cyril Ramaphosa, realizado el viernes último de manera virtual.

Determinaron, además, notificar al Consejo de Seguridad de la Organización de las Naciones Unidas que la UA tomará cartas en el asunto, tras un debate signado por la voluntad de encontrar soluciones africanas a los problemas del continente.

Egipto apeló dos veces a ese organismo de la ONU como parte de una escalada diplomática para difundir su postura en el diferendo y se espera que el Consejo celebre este lunes una reunión en la cual tratará esa cuestión.

La cumbre entre etíopes, egipcios y sudaneses supuso un avance hacia la solución de cuestiones pendientes, pero un día después Etiopía y Egipto hicieron declaraciones que presagian ríspidos intercambios en el nuevo intento por encontrar un desenlace pacífico y sin intervención extranjera.

Si bien no hay fijada una fecha de reinicio del triálogo, Etiopía reiteró que, aunque no concretaran un convenio, cumplirá la fase de llenado del embalse prevista para comenzar el próximo mes de julio, mientras continúan los trabajos de construcción.

En tanto, la presidencia egipcia declaró que Etiopía no llenará la presa de manera unilateral, esto es sin definir un acuerdo en la negociación, a la cual están convocados en calidad de observadores expertos de la Comisión de la UA.

Por su parte, el presidente de la Comisión de la UA, Moussa Faki Mahamat, reafirmó que más del 90 por ciento de los temas están resueltos y declaró tener confianza en las partes para llevar las conversaciones a buen puerto.

Sobre el Nilo Azul, principal fuente de las aguas del Nilo, a unos 15 kilómetros de la frontera con Sudán, Etiopía inició la construcción del dique en 2011 y en 2014 comenzaron negociaciones oficiales para regular su llenado y operación.

Varios detalles causan disenso, sobre todo entre egipcios y etíopes, pero el principal es el tiempo de llenado del embalse. Egipto aspira a que dure de 12 a 21 años, con el propósito de proteger sus suministros de agua, y Etiopía quiere lograrlo en siete o menos.

Para El Cairo, la GERD (siglas en inglés) puede socavar su derecho histórico sobre el Nilo y limitará el acceso a esa fuente fluvial, que le proporciona aproximadamente el 90 por ciento del agua dulce.

Para Etiopía representa el derecho a utilizar los recursos propios con el objetivo de garantizarles servicio eléctrico y abasto de agua a más de 50 millones de personas, y promover el desarrollo integral del país.

La hidroeléctrica debe terminarse en 2023 y según fuentes oficiales generará seis mil megawatts, cifra que la convertirá en la más potente de África y le permitirá a Etiopía exportar energía a las naciones vecinas.

Más noticias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias