jueves 29, septiembre 2022
spot_img

Talibán reitera que está dispuesto a negociar solo cuando Kabul libere a más de 400 presos

Doha, 27 ago (Sputnik).- La posición del movimiento talibán (proscrito en Rusia) sobre las fechas y condiciones del inicio de las negociaciones con el Gobierno afgano sigue sin cambios y consiste en que están dispuestos a negociar una semana después de que Kabul ponga en libertad a los más de 400 presos restantes, afirmó a Sputnik el portavoz de la oficina política del movimiento en Catar, Suhail Shaheen.

«Nuestra posición supone que si ellos liberan a los presos que permanecen en las prisiones, estamos dispuestos a comenzar las negociaciones afganas una semana después, como ya anunciamos en numerosas ocasiones, pero ellos deben liberar a los demás presos, más de 400 personas», dijo Shaheen.

Añadió que los talibanes por su parte liberaron a 1.000 personas, como habían prometido en el marco de los acuerdos con las autoridades de Afganistán.

Este jueves, el jefe del Alto Consejo para la Reconciliación Nacional, Abdullah Abdullah, afirmó que las negociaciones afganas pueden comenzar la semana que viene.

Afganistán vive una situación de inestabilidad debido a los ataques que lanzan los talibanes y, desde 2015, el grupo terrorista Daesh (autodenominado Estado Islámico, prohibido en Rusia), pese a la fuerte presencia militar de Estados Unidos y sus aliados.

A finales de febrero pasado, EEUU y los talibanes firmaron en Doha un acuerdo que, además del recorte del contingente militar estadounidense en Afganistán, estipulaba la liberación de miles de prisioneros de ambos bandos para allanar el camino al diálogo interafgano.

Sin embargo, el proceso de paz se atascó por varios meses, principalmente por dilaciones en el intercambio de prisioneros.

El 9 de agosto, la gran asamblea del pueblo afgano, Loya Yirga, recomendó al presidente, Ashraf Ghani, excarcelar a los últimos 400 prisioneros de una lista de 5.000 presentada por los talibanes. Por tratarse de insurgentes acusados de delitos graves, el mandatario había dejado su liberación en manos de la Loya Yirga.

La decisión del Gobierno afgano iba a eliminar un último escollo ante las negociaciones con representantes talibanes en Doha. A mediados de agosto, sin embargo, los insurgentes reiteraron que no reconocen como gobierno a la administración de Kabul, porque trabaja para continuar la ocupación estadounidense, y solo aceptan negociaciones que abarquen a todas las partes del conflicto afgano. (Sputnik)

Más noticias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias