sábado 29, enero 2022
spot_img

Costa Rica concluye transición de etapa en lucha contra Covid-19

San José, 7 sep (Prensa Latina/Elpaís.cr).-  Costa Rica cumplirá hoy el penúltimo día de la fase de transición para el miércoles iniciar la segunda etapa -reapertura controlada- de la estrategia compartida para enfrentar la pandemia de la Covid-19.
Tras el poco éxito de la política del martillo y el baile -restricciones y flexibilización según comportamiento del virus- el Gobierno ideó ahora el modelo de gestión compartida Costa Rica trabaja y se cuida, donde la mayor responsabilidad para mantener el balance entre la salud y la economía recae en la labor de vigilancia de los gobiernos locales.

Al presentar el nuevo modelo, cuya fase de transición comenzó el 31 de agosto y concluirá el 8 de septiembre y la segunda -reapertura controlada- iniciará el 9 de septiembre y concluirá el 30 de ese mes, el presidente tico señaló que ‘su éxito dependerá del respeto a las medidas sanitarias de cada una de las personas en el país’.

La estrategia persigue atender la situación por la Covid-19 y a su vez dar un respiro económico a la población, al tiempo que busca hacer una prevención y atención cantonal para coordinar la aplicación de los protocolos y lineamientos para evitar el contagio por Covid-19 en el país.

El jefe de Operaciones de la Comisión Nacional de Emergencias (CNE), Sigifredo Pérez, precisó que la aplicación del plan cantonal será liderado por los Comités Municipales de Emergencia, la empresa privada y las comunidades, para incidir en la evolución del contagio de la enfermedad.

Pérez subrayó que la propuesta preventiva en los cantones persigue una mayor apertura económica en la medida que apliquen un estricto cumplimiento de protocolos sanitarios. De lo contrario, aseguró, será necesario emplear medidas más fuertes para prevenir la transmisión del virus en cada cantón.

El modelo cuenta con una serie de ejes de acción que son el producto de sesiones de trabajo y propuestas de alcaldes y alcaldesas, para apoyar y reforzar las acciones desarrolladas por el Ministerio de Salud para identificar y contener los grupos de riesgo, previniendo así, un aumento en el contagio por Covid-19.

El jefe de Operaciones de la CNE adelantó que en septiembre persistirá la prohibición de realizar actividades de concentración masiva, así como permanecerán cerrados bares y casinos entre otros.

Según el informe de este sábado (el más reciente) sobre la Covid-19 refleja que Costa Rica acumula 46 mil 920 casos confirmados, 478 decesos y hay 471 hospitalizados, 210 de ellos en cuidados intensivos.

Proteger la salud, consigna del presidente Alvarado
El presidente de Costa Rica, Carlos Alvarado, recordó el domingo que hace seis meses se reportó el primer caso positivo por COVID-19 en el país.
Desde dos meses antes, nuestro sistema de salud se venía alistando para la atención de la emergencia. Así lo ha demostrado y así lo ha seguido haciendo. «Lo dijimos desde el día uno: la prioridad es proteger la salud y la vida de todas las personas en nuestro país», declaró el presidente en redes sociales.
Dijo que la pandemia nos ha sometido a una dura prueba, en lo sanitario y lo económico, «pero también ha sacado lo mejor de nosotros mismos y nos ha demostrado que podemos ir más allá de lo que pensábamos».
«180 días después seguimos adelante. Vemos cómo un país pequeño pero grande en coraje, empatía y esperanza ha procurado alcanzar el siempre difícil balance entre la salud y economía. Si bien hemos tenido que adoptar algunas restricciones y controles, esto nunca ha implicado un cierre total de la actividad económica como el que tuvieron otros países», manifestó.
Alvarado resaltó que se ha aumentado la capacidad en camas de Cuidados Intensivos en casi 15 veces, porque se pasó de 24 camas exclusivas para casos de COVID-19 a 359 camas de UCI hasta el sábado.
«Vemos como 684.735 personas han recibido el Bono Proteger y como cientos de miles de personas han recibido diarios de parte de instituciones públicas como el MEP y la CNE, empresas, organizaciones y ciudadanía», resaltó.
Agregó que «dolorosamente, estos 180 días también han significado 478 personas fallecidas por COVID-19 en nuestro país. Cada una de esas vidas es una pérdida invaluable para sus seres queridos y para el país».
«En honor a estas personas y para cuidar a todas las personas, seguiremos luchando por mantener una baja tasa de letalidad. Nuestra tasa es de 1.02%, una de las más bajas en América y del mundo. Es el resultado de las medidas adoptadas y de la responsabilidad de cada persona».
«Hoy, sabemos que hemos evolucionado como personas y como país dentro de una nueva normalidad. Trabajamos por una recuperación económica, a través del nuevo modelo de gestión compartida entre los diferentes sectores, Costa Rica trabaja y se cuida, que siempre vele por el necesario balance entre la salud y la actividad productiva y el empleo», insistió.
Recordó que la realidad es que la pandemia sigue, no se acabará pronto y sus efectos seguirán por mucho tiempo. «Por eso es que seguiremos trabajando con todas nuestras energías para no dejar a nadie atrás», puntualizó.
«Costa Rica, son 180 días de lucha unidos y unidas como país. No bajemos la guardia, saldremos adelante», concluyó Alvarado.

Más noticias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias