lunes 3, octubre 2022
spot_img

Tensiones raciales en Kentucky, EE.UU., tras polémico fallo judicial

Washington, 24 sep (Prensa Latina) Las tensiones raciales crecen hoy en Louisville, Kentucky, en medio de protestas contra el polémico fallo del gran jurado que absolvió a tres oficiales blancos involucrados en la muerte de la afroestadounidense Breonna Taylor en marzo.
Dos agentes de policía resultaron heridos a tiros anoche en esa localidad durante las manifestaciones por dicha decisión judicial denunciada por activistas de derechos civiles como un error imperdonable.

A tal punto se tensó la situación que directivos del Buró Federal de Investigaciones en Louisville declararon este jueves al diario local Courier-Journal que la pesquisa sobre el caso aún no ha concluido definitivamente, pues hay elementos pendientes de confirmar.

El fiscal general del estado, Daniel Cameron, cuya oficina dirigió las indagaciones, dijo la víspera que las autoridades tratan de determinar cómo el departamento de policía obtuvo la orden para registrar la casa de la víctima.

El gran jurado decidió que ninguno de los tres oficiales blancos involucrados en la redada policial en el apartamento de Taylor sería acusado de causar su muerte, aunque uno fue acusado de poner en peligro a sus vecinos.

La moción se hizo pública más de seis meses después de que la afronorteamericana Taylor, de 26 años, una técnica médica de emergencia y aspirante a enfermera, fuera asesinada frente a su novio, luego de que los tres agentes ingresaron a la fuerza a su casa con una orden de registro.

Su muerte se convirtió en un símbolo y su imagen en una muestra de duelo familiar durante meses de protestas diarias contra la injusticia racial y la brutalidad policial en ciudades de Estados Unidos.

Tras el anuncio del gran jurado, los manifestantes salieron inmediatamente a las calles de la ciudad más grande de Kentucky y marcharon durante horas, en medio de enfrentamientos esporádicos con fuerzas antidisturbios.

Las demostraciones fueron en su mayoría pacíficas hasta que se escucharon varios disparos cuando policías fuertemente armados se acercaron a una multitud al anochecer, le ordenaron que se dispersara aproximadamente unos 30 minutos antes de la entrada en vigor el toque de queda a las 21:00, hora local.

En los últimos meses arreciaron en Estados Unidos las protestas contra el racismo y por reformas en el sistema policial del país, que se incrementaron tras el asesinato del afronorteamericano George Floyd en mayo pasado por un policía blanco en Minneapolis.

El 23 de agosto pasado, la policía disparó siete veces a quemarropa en Kenosha, Wisconsin, contra Jacob Blake, un hombre de 29 años y padre de seis hijos, lo que provocó fuertes manifestaciones en esa localidad y en numerosas ciudades del país.

Unidades de la Guardia Nacional de los estados de Arizona, Michigan y Alabama fueron trasladadas a Kenosha para sumarse a la represión a las protestas que tienen lugar hace varios días contra el racismo y en particular tras los disparos de la policía contra Blake.

Más noticias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias