miércoles 8, diciembre 2021
spot_img

La formulación del pensamiento. Parte II

Había mencionado que las lenguas romances, especialmente el italiano, español y portugués, son muy “hablantinas”, por su propia manera de ser, los verbos dan muchas vueltas en una oración, y no como en el inglés moderno que permite la creación de nuevos verbos, lo que lo convierte en un idioma muy activo pero a su vez concreto: esto porque lleva rápidamente a conclusiones, acerca del sujeto y del predicado. El español demora mucho en evolucionar y aunque se crean nuevas palabras, no son de aceptación inmediata, aunque las usamos. Decía Gabriel García Márquez que una palabra nueva en español, tenía que pasar muchísimo tiempo en el limbo de la RAE, para recibir su aceptación. El inglés, aunque tiene sus normas, el Oxford Dictionary es casi una institución, no obstante en EEUU se lo brincan con una facilidad pasmosa.
Nosotros los hispanoparlantes, carecemos de filósofos posiblemente por una cierta dificultad para el pensamiento abstracto, conditio sine qua non para las elaboraciones filosóficas. Una vez, hace muchos años, antes de que las mujeres consiguieran una equidad que merecían, Sabato, ese argentino genial, decía en Heterodoxia que las mujeres no tenían capacidad de filosofar. Su explicación era la siguiente: “…como las mujeres están sujetas a la maternidad, aunque no sean madres, después del coito pasan a ser madres en potencia, no despegan los pies de la tierra, mientras el hombre queda sumido en un vacío tal, que no tiene más alternativa que remontarse a las alturas metafísicas.
Con el advenimiento de los anticonceptivos, este hecho cambiará…”(año 1951, lo anotado entre comillas es de Ernesto Sabato, para que no me vayan a echar a la ministra de la condición de la mujer, cuando se escribió eso yo tenía un año de edad.
Claro qué hay filósofos en nuestra lengua, pero y aquí creo está la clave, también hablan (aban) francés con fluidez: Ortega y Gasset y Fernando Savater, entre otros, además una cosa es ser profesor de filosofía y otra muy diferente es ser filósofo. Nuestra lengua es ideal para hablar, hablar mucho, hacer poemas, escribir novelas y cuentos. Hace unos treinta y siete años, un argentino que vino a dictar cátedra de cirugía del hombro, nos recomendó a los más jóvenes: “si quieren ser leídos, escriban en inglés”, claro que estaba en lo cierto, el inglés es el latín del siglo XX y XXI, no hablarlo es caer en una mudez terrible para un profesional.
La mente elabora el pensamiento en base a lo que tiene, si nuestro vocabulario es corto, nuestro pensamiento será corto, si nuestro vocabulario es extenso, tendremos mayores y mejores posibilidades de comunicar lo que, gracias a ese vocabulario, podemos elaborar como pensamiento. Es decir, hacemos las veces de una computadora, ella solo podrá darte una respuesta en base a los caracteres que le hayas metido. Esa razón hace que podamos despreocuparnos porque las computadoras no nos gobernarán, temor que si tenia y repetía en sus conferencias Stephen Hawkins.
Personalmente creo en los profundos cambios que necesita nuestro sistema educativo, enseñar tantas y tan variadas palabras, para que nuestras muchachas y nuestros muchachos del mañana puedan dar muchísimo de ellos mismos para el desarrollo humano, se conviertan en mentes creativas. Anoche, gracias al artículo anterior, tuve dificultad para dormirme, lo que aproveché para ojear y hojear un diccionario de español que tengo siempre cerca, me asombra ver cuanto ignoro de ese inmenso arsenal de palabras.
(*) Dr. Rogelio Arce Barrantes es médico.

Más noticias

5 COMENTARIOS

  1. Creo que la única ventaja del inglés es su facilidad para ser aprendido. También aprendí por mi cuenta cuando era niño, trabajé con turistas y siempre elogiaron mi léxico y pronunciación, aún así y a pesar de las pocas palabras que conozco del español me siento mucho más libre para definir mis ideas y sentimientos en mi lengua materna, nunca he sentido que la comunicación sea más eficiente en inglés. Igualmente los lenguajes del futuro no son inglés, mandarín, ruso ó hindi, son C, C++, C#, java, javascript, python y muchos más, si queremos que el país tenga los profesionales que van a desarrollar el futuro ésos son los lenguajes que tienen que aprender los niños, podemos creer que por haber crecido con tecnología la entendemos pero no sabemos leer ni un documento «. Html» y eso es peor que seguir hablando latín en pleno siglo XXI.

  2. Según yo, los artículos del doctor están enfocados a la importancia del idioma en la formulación del pensamiento, y cómo según el doctor el inglés es más eficiente e importante por la amplitud de su uso. Y mi punto es que el inglés no es una herramienta excepcional para modificar la percepción del entorno y la formulación de ideas, como sí lo son los lenguajes de programación, también son de uso global y el crecimiento de nuestra dependencia de éstos es exponencial, así que si queremos revolucionar la educación de éste país yo empezaría dándole la importancia que una vez le dimos al inglés a javascript y python.
    Esa es mi percepción pero le agradecería me corriga doña Rosa.

  3. Don Memo, es que el doctor no está hablando de informática, habla de la facilidad de algunas lenguas para la expresión, en base al desarrollo del pensamiento mediante la riqueza idiomatica. Usted sigue sin entender. Le sugiero quedarse en el mundo de la informática.

    • Gracias por su sugerencia doña Rosa pero no acepto consejos de personas condescendientes, menos aún cuando me dicen que no opine o no pregunte.
      No soy informático ni mucho menos, hace apenas dos meses no sabía nada de estos lenguajes y si me propuse aprender uno es precisamente porque quería aprender un idioma que me haga pensar diferente. Por eso no estoy hablando de informática sino de lenguajes y cómo la creación de pensamiento está intrínsecamente relacionada al dominio de éstos.
      Nuestra lengua tiene suficientes definiciones para expresar cualquier idea, que nuestro uso cotidiano del léxico sea exiguo es otra cosa.

      Así que, si el objetivo de los artículos es concientizar sobre la importancia de manejar un amplio lenguaje y ojalá en varios idiomas para igualmente tener amplitud de ideas, estoy de acuerdo, pero si el argumento es que el español no es suficiente ó que el ingles es mejor yo objeto con mis argumentos antes expuestos, e insisto en que los lenguajes de programación son más disruptivos de la mecánica de pensamiento promedio y propician lo que los gringos llaman «think outside the box».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias