domingo 27, noviembre 2022
spot_img

Costa Rica retrocede en defensa del ambiente y aprueba pesca de arrastre

San José, 22 Oct (Elpaís.cr).- Con 28 votos a favor y 18 en contra, la Asamblea Legislativa de Costa Rica aprobó en segundo debate el proyecto de ley de pesca de arrastre.

Se trata del expediente 21478, Ley para el aprovechamiento sostenible de la pesca de camarón en Costa Rica, el cual mediante una reforma a la ley de pesca y acuicultura pretende dar solución al problema social, económico y ambiental generado en las zonas costeras por la suspensión de esta actividad económica por más de cinco años.

La diputada Zoila Volio Pacheco quien inicialmente se oponía a la iniciativa expresó que cambió su posición ante la crisis que ha generado la pandemia que afecta a unas zonas más que a otras y entre las más perjudicadas aseguró se encuentra Puntarenas.

El proyecto propone que las licencias para el aprovechamiento sostenible de camarón con fines comerciales únicamente se otorguen a las embarcaciones de bandera y registro nacionales, así como a las personas físicas y jurídicas costarricenses.

La iniciativa establece que el aprovechamiento de camarón con redes de arrastre debe contar con dispositivos excluidores de peces y tortugas, ajustados a las regulaciones técnicas y científicas para la disminución significativa de la captura de fauna de acompañamiento y la reducción de impactos ambientales al ecosistema marino.

Las regulaciones específicas serán establecidas por el INCOPESCA, pero la ley es clara al definir que toda embarcación debe tener instalada su baliza satelital y en correcta operación, según la zonificación legalmente establecida.

Se prohíbe la pesca de camarón con redes de arrastre en los esteros, desembocaduras de ríos, arrecifes, parques nacionales, así como en cualquier otra área delimitada por el INCOPESCA.

Uno de los opositores a esta iniciativa es el diputado José María Villalta Florez-Estrada quien sostiene que la pesca de arrastre no solo afecta el ambiente sino también a miles de pescadores artesanales, por lo que serían más los perjudicados que los beneficiados.

Villalta aseguró hay estudios de universidades que demuestran que desde 2013 que se prohibió la pesca de arrastre se ha dado una pequeña pero sostenida recuperación de la pesca en lugares de Guanacaste como el golfo de Nicoya.

A las objeciones en contra del proyecto se unió la legisladora Nielsen Pérez quien recordó que cerca de 1500 personas se dedican a la pesca artesanal mientras que únicamente cerca de 600 son de pesca de arrastre.

Destacó que estudios de la Universidad Nacional realizados en el 2015 revelan que la pesca de arrastre no es una respuesta para la situación económica, social y ambiental de Puntarenas. Audio diputado Nielsen Pérez Pérez

Para la fracción del Partido Acción Ciudadana (PAC), dicho proyecto no plantea soluciones reales a las familias de las comunidades costeras. La iniciativa se ampara en deficientes e incompletos estudios técnicos que hacen inviable su efectiva implementación, acotó.

«Se aprobó en segundo debate un proyecto que es un cascarón vacío. La Sala Constitucional indicó que es una ley de efecto condicionado, por lo que no habrán nuevas licencias para pesca de arrastre si no se realizan los estudios científicos apropiados», señaló la diputada Paola Vega.

La legisladora lamenta que la iniciativa sea un engaño a las familias de las zonas costeras, que requieren alternativas reales a sus problemas. Además, cuestionó el trámite del proyecto en la Asamblea Legislativa, pues la mayoría de diputadas y diputados de la Comisión de Asuntos Agropecuarios se opuso a dar audiencia a los pescadores artesanales para exponer sus argumentos en contra.

El diputado Mario Castillo coincide con los cuestionamientos de la legisladora. El legislador sostiene que los efectos de la pesca de arrastre del camarón afectan gravemente a otros medios de vida y actividades económicas de las cuales dependen muchos costarricenses.

» Los deficientes estudios para justificar la iniciativa ni siquiera contempla el impacto de la pesca de arrastre en la pesca artesanal o la actividad turística. Debemos encontrar soluciones para las comunidades costeras, más equilibradas y justas que realmente sean una opción digna de las personas que dependen de los recursos marinos. Debemos de salvar nuestros mares por las actuales y futuras generaciones», reclamó el diputado Castillo.

Este jueves, la Fundación Neotrópica aseguró que el impacto de este tipo de artes de pesca en los ambientes marinos y fondos oceánicos es alto, ya que deteriora el paisaje marino, impacta negativamente los fondos marinos y sus ecosistemas, tanto aquellos arenosos como los lodosos, lo cual destruye las cadenas tróficas, reduciendo los especímenes y la biodiversidad marina presente.

«Se requiere un acompañamiento exhaustivo por parte de la academia e investigadores en ciencias marinas y en pesquerías, que permita validar las metodologías empleadas y los resultados durante las investigaciones asociadas a artes de pesca», apuntó.

«Así, no puede asegurarse que este proyecto no fomentará la reactivación económica mediante un desarrollo sostenible democrático en el mar o en la zona costera, ya que excluye la discusión de los elementos sociales y ambientales, pilares del desarrollo sostenible», advirtió el Director Ejecutivo de Neotrópica, Bernardo Aguilar.

Poco antes de la votación en la Asamblea Legislativa indicó que ésta «no puede y no debe ser omisa en que cualquier intento de reactivación de la pesquería de arrastre de camarón es una regresión ambiental, va en contra del principio in dubio pro natura y por ende no respeta el principio preventivo y precautorio establecidos por nuestra normativa y jurisprudencia».

Por su parte, la Federación Ecologista Costarricense (Fecon), reseñó que la pesca de camarón sostenible ya es una realidad en el país. Los sectores pesqueros a lo largo y ancho de las costas costarricenses, aprovechan la colonización que varias poblaciones de camarón realizan de áreas poco profundas con técnicas de pesca legales y de bajo impacto. No hay desabastecimiento en los mercados locales. Así mismo, en otros lugares los pescadores realizan captura selectiva de langosta con técnicas selectivas de buceo, óptimas para no afectar ciclos reproductivos.

La Fecon resaltó que «no se puede anteponer el beneficio del sector industrial al de los sectores locales de múltiples comunidades pesqueras a lo largo del país. Son miles de personas las que participan de este beneficio y su derecho a la producción sostenible garantizándose un ambiente sano y ecológicamente equilibrado debe ser resguardado, con el rechazo al proyecto de Ley que representa únicamente intereses sectoriales».

Recomendó que para solucionar la situación crítica que pasan las 500 familias desempleadas desde 2013 por el sector exportador de camarón y otros indirectamente afectados, «Incopesca debe interceder con proyectos que democraticen el mar, y no lo afecten reactivando una técnica poco controlable en alta mar. El país no tiene recursos para fiscalizar estas explotaciones y trabajadores de embarcaciones han indicado que en la práctica no se respetan las medidas de mitigación de la pesca incidental (especies que no son camarón)».

Más noticias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias