lunes 28, noviembre 2022
spot_img

Expresidente ecuatoriano Correa deja la política y no tendrá cargos si gana Arauz

Montevideo (Mesa Américas), 11 feb (Sputnik).- El expresidente ecuatoriano Rafael Correa (2007-2017) dijo este jueves a Sputnik que se retirará de forma indefinida de la política, por lo que no ocupará cargos en caso que el candidato presidencial de izquierda, Andrés Arauz, gane las elecciones.

«Volver a la política no es mi plan a corto plazo. Mi plan es residir indefinidamente en Bélgica, donde está mi esposa. Mis hijas están estudiando en Francia. Reunir a la familia era mi deseo y también el de retirarme de forma indefinida de la política. Yo podría haber seguido siendo presidente de mi partido, pero dije que me iba a volver a Bélgica. Creí que me iban a dejar en paz, pero no fue así», dijo a esta agencia Correa.

El 8 de febrero, Arauz dijo a la cadena de noticias CNN que, si ganara la presidencia, le gustaría que Correa esté cerca de la acción de Gobierno.

«Queremos que él esté cerca, porque es parte de nuestro proyecto político. Es un compañero, un amigo y un referente en América Latina y en el mundo. Será uno de mis principales asesores», agregó.

Sin embargo, Correa afirmó que no quiere ocupar ningún cargo en el caso de que gane las elecciones Arauz.

«El único cargo que quiero ocupar es el de padre de familia, cocinero, escritor. Seguir acabando mi libro», dijo a esta agencia Correa cuando fue consultado sobre si le gustaría ocupar algún cargo en un posible Gobierno de Arauz.

Correa es el líder del movimiento político Revolución Ciudadana, en el que milita el triunfador de la primera vuelta de las elecciones en Ecuador, Arauz.

La segunda vuelta electoral está prevista para el 11 de abril.

Votación

Por otro lado, el expresidente consideró que la coalición Unión por la Esperanza (UNES, centroizquierda) aspiraba tener una mayor votación en la primera ronda de las elecciones, realizada el domingo pasado.

Si bien dijo que no tuvieron una mala votación, indicó que la expectativa era ganar en primera vuelta como ocurrió en oportunidades anteriores.

El domingo pasado tuvo lugar la primera vuelta de las elecciones en Ecuador, en la que el candidato por UNES ocupó el primer puesto con cerca del 33 por ciento de los votos; en estos momentos resta por definir quién estará en el segundo lugar.

De acuerdo con los datos oficiales del Consejo Nacional Electoral (CNE), con corte a las 14:08 local (19:08 GMT), el candidato de la Unidad Plurinacional Pachakutik, Yaku Pérez, registra el 19,65 por ciento de votos y el candidato derechista Guillermo Lasso el 19,60 por ciento, con un 96,64 por ciento de actas computadas (que se han contabilizado), y el 99,55 por ciento de actas procesadas (que han ingresado al sistema).

Injerencias de Estados Unidos

Correa señaló en su diálogo con Sputnik, que lo que influyó en el resultado de las elecciones es que Estados Unidos aprendió de los comicios en Bolivia, donde ganó el Movimiento al Socialismo (MAS).

«La CIA (Agencia Central de Inteligencia) eligió a Yaku Pérez y nos crearon un supuesto movimiento de izquierda para sacarnos votación. La mitad de la votación de Pérez es nuestra, pero se presenta como alguien de izquierda, ecologista y progresista», afirmó.

En ese sentido, consideró que Pérez no es de izquierda y dijo que es el candidato de Washington.

«Con Correa se vivía mejor, todo estaba claro y ahora con cuatro años dicen que la quiebra es nuestra, la gente duda y espera un outsider. Crearon las condiciones para que la gente se desencantara de la política, nos crearon un rival, a diferencia del caso boliviano donde el MAS concentró los votos de centro para la izquierda, pero en esta segunda vuelta van a ver cómo esos votos significan el pronunciamiento del pueblo ecuatoriano, será más claro», agregó.

Además, señaló que Guillermo Lasso «se resintió» con la embajada de Estados Unidos porque le «dieron la espalda».

«Los gringos no son tontos, saben que es muy mal candidato. Se necesitaba a alguien nuevo, que se pareciera a nosotros, para quitarnos votos», expresó.

Indígenas

Por otra parte, Correa aseguró que la dirigencia indígena de Ecuador tiene una alianza con Washington.

«La dirigencia indígena es gente politizada, comprada, infiltrada por Estados Unidos, torpemente radicalizada, que habla en función de sus agendas y no en función de sus representados», afirmó.

Consideró que una cosa es la dirigencia y otra es el pueblo indígena y destacó que durante su Gobierno se trabajó para ayudar a los pueblos originarios.

«Siempre tuvimos su apoyo. Otra cosa es la dirigencia indígena, que está infiltrada por Estados Unidos, han sido los mayores aliados del (presidente Lenín) Moreno. Siempre votaron apoyando al Gobierno. Hasta las protestas del 2019 eran parte del Gobierno, tenían ministros. Con esa gente no se puede hablar, con el pueblo, con las bases, por supuesto que sí», agregó.

Señaló que, si su partido gana las elecciones, se buscará luchar contra la pobreza de los pueblos indígenas.

Sputnik V

Respecto a la pandemia de covid-19, Correa dijo que la vacuna rusa Sputnik V es la más eficiente de todas, pero muchos actores buscan desprestigiarla por cuestiones geopolíticas.

«No soy especialista, pero por los reportes que he leído me dicen que es la más eficiente. Solo por cuestiones geopolíticas se trata de boicotear esa vacuna. Me parece escandaloso. Se está jugando con la vida de las personas por cuestiones geopolíticas», dijo a esta agencia.

La vacuna Sputnik V, registrada en Rusia el 11 de agosto de 2020, consta de dos dosis que se aplican con un intervalo de 21 días.

El 2 de febrero, la revista científica británica The Lancet publicó los resultados de la tercera fase del ensayo clínico de la vacuna, que confirmó su seguridad y una eficacia del 91,6 por ciento.

Gobierno de Biden

La asunción de Joe Biden a la presidencia de Estados Unidos es algo muy positivo para el mundo, aseguró el expresidente ecuatoriano.

«Es un alivio para la humanidad. (El expresidente Donald) Trump (2017-2021) realmente era un peligro. No es lo mismo tener un presidente amoral como Trump, que se jactaba de no pagar impuestos, que siete veces ha quebrado, pero sigue más próspero que nunca», dijo Correa.

Señaló que Biden es «otra clase de persona», al definirlo como un «político con experiencia», un «estadista», «buena persona», «sensato» y que ha tenido una vida familiar «muy dura».

«Eso ya es bastante, pero obviamente no va a cambiar la política exterior estadounidense. ¿Cuál es el denominador común de la política estadounidense, sobre todo en América Latina? Que todo es para defender, no a la democracia ni la libertad, sino a sus propios intereses», reflexionó.

Correa cree que aunque hay un nuevo Gobierno en Estados Unidos, es necesario que los latinoamericanos tengan claro que la política exterior «no va a cambiar». (Sputnik)

Más noticias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias