martes 4, octubre 2022
spot_img

Economía de Líbano ante el reto del camino sostenible

Beirut, 13 feb (Prensa Latina) La economía de Líbano enfrenta en el 2021 el reto de buscar un camino sostenible para la moneda nacional, depreciada en 85 por ciento respecto al dólar estadounidense, afirma hoy un informe del Banco Audi.
Dado el retroceso de las reservas de divisas del Banco Central (Banque du Liban) a menos de 18 mil millones de dólares, las arcas tiemblan ante la necesidad anual de unos siete mil millones.

Según el reporte de la institución prestamista, frente a esa situación el Estado afronta una espada de doble filo, detener el subsidio de productos básicos o continuar subvencionándolos.

La primera opción implicará hiperinflación y presiones socioeconómicas adicionales, en tanto que se anticipa una subida de 400 por ciento en los precios del trigo, el combustible y los medicamentos.

En el caso de seguir protegiéndolos se vaticina una caída estrepitosa de las reservas mínimas de divisas estimadas en unos 17 mil millones de dólares.

Durante 2020 la inflación llegó a 84,8 por ciento, la más alta desde 1992, precisó el Departamento Central de Estadística para el índice del consumidor.

‘El principal impulso inflacionario deriva de la depreciación de la libra libanesa en el mercado paralelo’, aseguró Marwan Barakat, economista jefe y jefe del departamento de Investigación Económica del Banco Audi.

Las razones giran en torno al aumento de la incertidumbre política conducente a una pérdida gradual de confianza y preocupaciones en el mercado cambiario, subrayó.

También influyó un aumento de la circulación de la moneda nacional que pasó de 10 mil millones en 2019 a 30 mil millones en 2020, acotó Barakat.

Tal excesiva creación de dinero ejerció una presión agregada en el mercado cambiario paralelo, unido, además, a una escasez local del billete verde estadounidense.

Por su lado, Nassib Ghobril, economista jefe del grupo bancario Byblos, comentó que el aumento de la inflación lo marcó la incapacidad de las autoridades para controlar y contener precios.

Mayoristas y minoristas aprovecharon la oportunidad para subirlos de manera desproporcionada, apostilló.

Contener la inflación es responsabilidad de la política monetaria y que hasta octubre de 2019 estuvo bajo control del Banco Central.

Empero, esa herramienta ahora no está disponible por una crisis agudizada por la inexistencia de Gobierno, la pandemia de la Covid-19 y la explosión en el puerto capitalino que generó pérdidas de miles de millones de dólares.

Más noticias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias