viernes 7, octubre 2022
spot_img

La ONU condena a España por someter a examen genital a una niña que buscaba asilo

Barcelona (España), 25 feb (Sputnik).- El Comité de los Derechos del Niño de Naciones Unidas (ONU) condenó a España por violar los derechos de una niña procedente de Camerún y víctima de violencia sexual a la que se sometió a un desnudo y exploración genital para determinar su edad.

En un dictamen adoptado el 4 de febrero, el Comité de la ONU determina que España «debe proporcionar a la autora una reparación efectiva por las violaciones sufridas, incluida una compensación adecuada por los daños morales ocasionados, un acompañamiento psicológico especializado para víctimas de violencia sexual y la rectificación de su fecha de nacimiento en su documentación».

«El Estado parte tiene asimismo la obligación de evitar que se cometan violaciones similares en el futuro», concluye la resolución, que hizo pública este jueves la Fundación Raíces.

Los hechos se remontan a agosto de 2017, cuando Arcange (nombre ficticio aportado por la Fundación) llegó a Madrid por el aeropuerto de Barajas, desde Camerún, y fue registrada como menor de edad y solicitante de asilo con edad de 16 años.

La joven fue trasladada a un centro de acogida donde se elaboró un informe médico con constancia de las secuelas físicas sufridas por la violencia sexual que ejerció su padre en repetidas ocasiones.

En noviembre de 2018, la Fiscalía de España, a petición del centro, inició un procedimiento para determinar su edad.

Para ello la sometió a una exploración física con desnudo integral y exploración de sus genitales, y a dos pruebas que la determinaron «compatible con poder tener 18 años», lo que hizo que la Comunidad de Madrid cesara su protección sobre la niña.

Arcange fue expulsada de la institución y vivió en las calles de Madrid hasta que llegó a la Fundación Raíces, que se encargó de su defensa jurídica.

Tras examinar el caso, Naciones Unidas concluye que «el proceso de determinación de la edad al que fue sometido la autora, quien alegaba ser una niña y tenía apariencia de niña, no contó con las garantías necesarias para proteger sus derechos reconocidos en la Convención».

El Comité señala que «no se tomó el interés superior del niño como consideración primordial» en el procedimiento médico para conocer su edad, durante el cual no fue acompañada de ningún representante.

A juicio de la ONU, el examen «constituyó además una injerencia ilegal en su vida privada como víctima de violencia sexual».

La resolución considera que España «no respetó» la identidad de la niña, que prestó alguna documentación pero no tenía acceso a su pasaporte por el miedo a contactar con su familia en Camerún.

Se reprende asimismo que no se asignó un tutor a la niña, no se le permitió solicitar asilo y tampoco recibió atención psicológica hasta ocho meses después de su llegada a España.

La ONU hace notar la «especial gravedad de las consecuencias de esta falta de protección», en tanto que la niña era «víctima de violencia sexual por parte de su padre, con claras necesidades de protección especial por parte de las autoridades nacionales competentes». (Sputnik)

Más noticias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias