sábado 25, junio 2022
spot_img

Cuartos de Champions o reedición de las últimas finales

Moscú, 19 mar (Sputnik).- El sorteo de la Liga de Campeones solo dejó una cosa clara: Bayern Múnich, Manchester City y PSG no se enfrentarán entre sí en la final de la más fuerte competición de clubes del mundo, aunque en cuartos habrá remake de dos de las tres últimas finales.

El siempre veleidoso sorteo colocó a los tres clubes mencionados, los grandes favoritos para la mayoría de los analistas, por la misma ala del organigrama, lo cual garantiza que uno solo de ellos llegue a la final, prevista para el Estadio Olímpico Atatürk, en la ciudad turca de Estambul, el venidero 29 de mayo.

Sin embargo, la otra parte del sorteo no fue menos interesante y reservó para cuartos de final el duelo entre el Real Madrid español y el Liverpool inglés, finalistas en la edición de 2017-2018, celebrada en el Estadio Olímpico de Kiev, Ucrania, el 26 de mayo de 2018.

Bayern-PSG, una final adelantada

El club alemán, seis veces campeón y último ganador de la Champions, hubiera preferido a cualquier otro para iniciar su aventura en cuartos de final, pero le tocó el mismo equipo ante el cual jugó la última final de la competición, el PSG francés, que va por su primer gran trofeo.

Ver a los dos finalistas de la campaña anterior frente a frente le pone morbo a los pareos, porque uno de ellos quedará en el camino de las semifinales. Si caen los alemanes se perderán la posibilidad de repetir el título. Y si pierden los franceses le dirán adiós al sueño de la Champions un año más, a pesar de las fabulosas sumas que se ha gastado Catar para intentar levantar la orejona, como llaman al trofeo de la lid.

A tres semanas del inicio del pareo, los germanos son cómodos líderes de la Bundesliga, en tanto los galos sufren en la Ligue 1, cuyo liderazgo aun persiguen, pero eso no quiere decir mucho cuando de una eliminatoria de ida y vuelta se trata.

El Bayern, más compacto como equipo, y el PSG con dos de los cinco mejores jugadores del mundo en sus filas -léase Neymar Jr. y Kylian Mbappé, protagonizarán, probablemente, el mejor de los pareos posibles para esta ronda, y el ganador se medirá en semifinales al que salga adelante del enfrentamiento entre el Manchester City inglés y el alemán Borussia Dortmund. El primero no saben lo que es subir a lo más alto en Europa, y el segundo apenas una vez, en 1997.

El City parece invencible por su paso arrollador en la Premier y en las primeras fases de la presente Champions, pero en Dortmund saben que Pep Guardiola suma un fracaso tras otro en Champions desde que dejó el Barcelona. Y, además, cuentan con el gran artillero del momento en el mundo, el noruego Erling Haaland, con el cual se creen capaces de todo.

Si tuviera que apostar, lo haría por el pase del Bayern y el Manchester City, pero el fútbol siempre tiene reservadas sus sorpresas y acá cualquiera puede dar el susto.

Otra vez el Madrid contra el Liverpool

A la final de 2018 en el Estadio Olímpico de Kiev, el Liverpool llegó lanzado. El equipo de Juergen Klopp inspiraba terror. Durante unos minutos metió al Madrid en su campo y amenazó con perforar la portería que entonces defendía Keylor Navas -ahora en el PSG-, pero una lesión dejó fuera al atacante Mohamed Salah y desde entonces todo fue diferente.

El Madrid fue más, ayudado, entre otras cosas, por los errores del arquero rival Loris Karius, y se llevó la victoria por 3-1, con lo cual levantó su décimotercer título de Champions y el tercero en línea.

Al año siguiente, el Liverpool se impuso en la final al Tottenham y el Madrid, ya sin Cristiano Ronaldo y sin el artífice de las tres copas seguidas, Zinedine Zidane, cayó en octavos ante el Ajax de Ámsterdam.

El ganador entre el Real Madrid (13 títulos de Champions) y el Liverpool (6) se encontrará en semifinales con el Chelsea (1) o el Oporto (2), protagonistas del otro pareo.

Sin embargo, más allá del glamour de unos y otros, incluso del pedigree impresionante de alguno, o del buen momento que atraviese en el presente, en el fútbol no siempre gana el favorito y las sorpresas pueden estar a la orden del día en la competición. Eso sí, una cosa quedó clara tras el sorteo, en la final no habrá remake del año anterior y uno solo entre Bayern, PSG y City -sin demeritar al Dortmund- tendrá opciones de llegar al título. (Sputnik)

Más noticias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias