viernes 9, diciembre 2022
spot_img

Presidente del Consejo Europeo constata divergencias en las relaciones entre la UE y Rusia

Bruselas, 22 mar (Sputnik).- El presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, en conversación telefónica con el presidente ruso, Vladímir Putin, constató divergencias en las relaciones entre la Unión Europea (UE) y Rusia y enumeró las condiciones para mejorarlas, comunicó la UE este lunes.

La conversación tuvo lugar en vísperas de la cumbre de la UE programada para el 25 y el 26 de marzo y en la cual se abordará el futuro de las relaciones ruso-europeas.

«Los presidentes examinaron las relaciones entre la UE y Rusia. Michel constató que los nexos bilaterales están en un bajo nivel y confirmó los cinco principios de la UE. Actualmente existen divergencias en muchas áreas», indica la declaración.

En la UE señalan que las «relaciones con Rusia pueden desarrollarse en otro sentido si se logra un estable progreso en la implementación de los acuerdos de Minsk, cesan los ataques híbridos y cibernéticos contra los países miembros y se respetan los derechos humanos».

Se destaca que el presidente del Consejo Europeo volvió a llamar a la liberación del opositor ruso Alexéi Navalni y a la investigación minuciosa del presunto intento de su envenenamiento.

«Los dos líderes también intercambiaron opiniones sobre la pandemia del covid-19, vacunas y problemas regionales y mundiales», precisa la declaración.

Una fuente europea en Bruselas comentó a la prensa que los ministros de Exteriores prepararán un debate estratégico dedicado a las relaciones ruso-europeas y que que será uno de los principales temas en la cumbre de la UE los días 25 y 26 de marzo.

En 2016 la UE adoptó cinco principios por los que se guían los países miembros en sus relaciones con Rusia, a saber: pleno cumplimiento de los acuerdos de Minsk sobre Ucrania; fortalecimiento de la cooperación con los socios orientales de la UE; seguridad energética de la UE; desarrollo de la cooperación ruso-europea en los asuntos internacionales y, por último, apoyo a la sociedad civil en Rusia y a los nexos entre los pueblos de Rusia y de la UE.

Las relaciones entre Moscú y Occidente empeoraron a raíz del conflicto en Ucrania y la adhesión de Crimea a Rusia tras el referéndum celebrado en marzo de 2014, en el que más del 96 por ciento de los votantes avaló esta opción.

Ese mismo año, Estados Unidos, la UE y otros países aprobaron varios paquetes de sanciones contra Rusia. Moscú respondió a las restricciones con un embargo alimentario.

La UE condiciona el levantamiento de las sanciones impuestas por la crisis bélica en el este de Ucrania, en el que, según Bruselas, supuestamente está implicada Rusia, a la implementación de los acuerdos de Minsk, formulados para resolver el conflicto armado.

Rusia, a su vez, insiste en que no es parte del conflicto en Ucrania, y tampoco es objeto de los acuerdos de Minsk. (Sputnik)

Más noticias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias