domingo 25, septiembre 2022
spot_img

Moscú amenaza a Praga con represalias por la expulsión de diplomáticos

Moscú, 18 abr (Sputnik).- Rusia tomará medidas de represalia en respuesta a la expulsión de diplomáticos rusos de Chequia bajo la sospecha de espionaje, declaró este domingo el Ministerio de Exteriores ruso.

«Expresamos nuestra enérgica protesta a las autoridades checas; tomaremos medidas de represalia que harán que los autores de esta provocación se den cuenta de su plena responsabilidad de destruir las bases del desarrollo normal de las relaciones entre nuestros países», dice el comunicado.

Según la Cancillería, la expulsión de los diplomáticos rusos fue «la continuación de una serie de acciones antirrusas» vinculadas con EEUU.

«Las autoridades checas tomaron una decisión sin precedentes de expulsar a 18 empleados de la embajada rusa con pretextos infundados y artificiosos sobre la implicación de los servicios especiales rusos en la explosión en los almacenes militares de Vrbetice en 2014», concluyó.

Según la portavoz del Ministerio de Exteriores ruso, María Zajárova, la declaración de Praga sobre la expulsión de diplomáticos rusos tuvo como objetivo eclipsar la noticia de preparativos de un golpe militar en Bielorrusia

«Nuestros socios occidentales tuvieron que restar la importancia y relevancia de la información que fue publicada tanto por Rusia como Bielorrusia, sobre no sólo un complot, sino un plan de un golpe de Estado anticonstitucional», dijo Zajárova a la cadena Rossiya 1.

El primer ministro checo Andrej Babis, denunció este sábado la presunta implicación de la inteligencia rusa en las explosiones que causaron dos muertos en el depósito de municiones en Vrbetice, en la región de Zlin, en 2014.

El titular de Exteriores en funciones, Jan Hamacek, anunció la expulsión de 18 empleados de la embajada rusa en Praga señalados por la contrainteligencia checa como presuntos agentes de los servicios secretos de Rusia; deberán abandonar el país en un plazo de 72 horas.

La portavoz de la Cancillería rusa, María Zajárova, ya advirtió a Praga de las consecuencias que entrañará la expulsión de diplomáticos rusos.

Por su parte, la policía checa declaró en búsqueda a los rusos Alexandr Petrov y Ruslán Boshírov, a los que Londres acusa de estar detrás del presunto envenenamiento del ex agente Serguéi Skripal y su hija en Salisbury con una sustancia neuroparalizante en 2018.

Según el comunicado policial, Petrov y Boshírov son buscados en el marco de una investigación de «un crimen grave». En 2014 ambos visitaron supuestamente Chequia, en concreto Praga y las regiones de Moravia-Silesia y Zlin, en el este del país, y utilizaron durante su estancia un pasaporte de Moldavia y otro de Tayikistán, además de los rusos.

El ministro de Industria checo, Karel Havlicek, dijo este domingo que la corporación rusa de energía atómica Rosatom difícilmente podrá participar en las licitaciones para construir una nueva unidad generadora en la planta nuclear de Dukovany, en el norte del país.

Hubo dos explosiones en los depósitos de municiones en Vrbetice: la primera, el 16 de octubre de 2014 y la segunda, el 3 de diciembre del mismo año. Ambos almacenes estaban alquilados por una empresa de Ostrava, Imex Group, según el diario digital Novinky.cz. De acuerdo con este periódico, «el ataque en Vrbetice fue para evitar la exportación de armas almacenadas allí a Ucrania». (Sputnik)

Más noticias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias