viernes 19, agosto 2022
spot_img

Índice de Precios al Productor de EEUU alcanza mayor suba en 10 años y refuerza inflación

Washington, 13 may (Sputnik).- El Índice de Precios al Productor de EEUU, una medida para establecer lo que pagan los mayoristas por bienes, alcanzó su mayor suba en una década durante el año cerrado a abril, informó este jueves el Departamento de Trabajo, lo que revela otro indicador de la elevada inflación en una economía que se recupera rápidamente de la crisis del coronavirus.

«El Índice de Precios al Productor para la demanda final aumentó 0,6 por ciento en abril, ajustado estacionalmente, mientras que el índice de demanda final subió 6,2 por ciento durante los 12 meses que terminaron en abril, el mayor avance desde que se calcularon por primera vez los datos de 12 meses, en noviembre de 2010», dice un comunicado emitido por la Oficina de Estadísticas Laborales, una unidad del Departamento de Trabajo.

El miércoles, el departamento informó que el Índice de Precios al Consumidor (IPC) de EEUU creció 4,2 por ciento en el año hasta abril, siendo su mayor aumento en casi 13 años.

Los dos conjuntos de datos, publicados consecutivamente, confirman un gran repunte de la inflación después de meses de aumentos en los precios de las materias primas en una economía que avanza hacia la reapertura de los bloqueos establecidos por el covid-19.

Expectativas superadas

El Índice de Precios al Productor mostró que las empresas pagaron al menos un 6 por ciento más en precios al por mayor a los productores en abril en comparación con un año atrás para adquirir todo tipo de productos, desde acero hasta carne.

Los economistas encuestados por los medios estadounidenses esperaban un aumento mensual del 0,3 por ciento en abril y del 3,8 por ciento interanual.

La Reserva Federal (FED, por su sigla en inglés), encargada de proteger la economía de una inflación excesiva, dice que el aumento de los costos responde a las interrupciones de la cadena de suministro en el marco de una demanda creciente después de meses de estar deprimida por la pandemia.

El vicepresidente de la FED, Richard Clarida, dijo el miércoles que el banco central no tiene planes inmediatos de subir las tasas de interés para frenar los crecientes costos, a menos que haya indicios de que el empleo en EEUU crece a la par de la inflación.

La FED mantuvo las tasas de interés cercanas a cero durante el año pasado para estimular la recuperación económica.

La economía estadounidense se contrajo 3,5 por ciento en 2020, aunque los datos del primer trimestre de 2021 mostraron un repunte dinámico del 6,4 por ciento.

La FED ha pronosticado un crecimiento económico del 6,5 por ciento para todo 2021, aunque el presidente del Banco Central, Jerome Powell, dijo que no espera que haya «pleno empleo», definido por una tasa de desempleo mensual del 4 por ciento o menos, antes de 2023.

La tasa de desempleo se situó en 6,1 por ciento en abril.

EEUU perdió más de 21 millones de puestos de trabajo entre marzo y abril de 2020, en el apogeo de los cierres empresariales forzados por el coronavirus.

Las autoridades dicen que más de 8 millones de esos trabajos no se han recuperado.(Sputnik)

Más noticias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias