miércoles 30, noviembre 2022
spot_img

Nicaragua: doscientos años de luchas de poder

No hubiera escrito más acerca de Nicaragua, en realidad este asunto no es de Ortega o Chayo, no, es un problema de pleitos de plata y poder. Sin necesidad de entrar en la historia de la colonia, algo que afectaría el desarrollo de todos los países desde México hasta Tierra del Fuego, solo pretendo hacer un recordatorio de los problemas de Nicaragua y las alternativas de solución. Una vez le pregunté a una colega, por qué los nicaragüenses que se educaban en Costa Rica no regresaban a ayudar a su pueblo. Ella me contestó con relativa sencillez, que el problema de Nicaragua era Nicaragua misma, corría el año 1984. Hoy, casi cuatro décadas después las cosas siguen ahí, sin cambio.

He tratado de informarme acerca de Nicaragua, desde la época de Tacho el viejo, el primer Tacho, tuve muchas amistades nicaragüenses en México y aprendí mucho de ellos, luego seguí indagando desde la ida de aquel hasta hoy. En la Nicaragua de antes de los Somoza, las alianzas se daban por aquí y por allá, en Managua, León y Granada, siempre dejaron por fuera a los pobres: la inmensa mayoría. 

A mediados del siglo XIX se esmeraron algunos de los ricachones de entregar el país al esclavista William Walker, quien no actuaba de suyo, lo hacía en un contubernio con los ricos neoyorquinos, y esclavistas del sur, que veían una posibilidad económica enorme, tomarse todo el istmo y de ese modo implantar la esclavitud en esta tierra. Sabemos que no lo consiguieron por muchas razones, pero las cosas no quedaron ahí. Menos de medio siglo después metieron la plaga de las bananeras, para manejar este istmo a su antojo.  Ahí tenemos los resultados, golpes de estado por todo lado, gobiernos títeres por doquier, da lastima saber de Alfredo González Flores llorando en Washington a los mismos que habían ayudado a Tinoco, y que después lo habían echado, mientras se tapaba el asunto del petróleo en el Caribe sur costarricense.

En Nicaragua hubo 22 años de intervención militar de EEUU con acuartelamiento de marines ahí, hasta que pudieron tener un “megamarine”: Tacho, que cuidaría sus asuntos mejor que los marines. Se prolongará el mandato de Tacho hasta que Jimmy Cárter lo llamó, no fue el tal comandante cero, fue Cárter. Los sandinistas no consiguieron una verdadera revolución cultural, que era lo que necesitaba Nicaragua, ese esfuerzo fue boicoteada por los ricachos de siempre y desde luego por quintacolumnistas del ejército sandinista, Ortega el primero. Hoy vemos los mismos pleitos y entonces los Chamorro, en nombre de todos se abrogan el derecho de llamar a la democratización del país, cosa que no hizo la señora Violeta.

No, ese es un pleito de poder económico y político de los mil que ha habido en ese país y seguirá habiendo. Mientras unos están en el poder, los otros vienen a refugiarse a Costa Rica, cuando vienes los otros estos se van, eso  si que todos utilizan ese eterno azuzar al pueblo nica contra Costa Rica: mordiendo manos.

Este asunto únicamente se resuelve con una profunda revolución social, lo que depende de los eternamente en conflicto, ellos jamás cederán y se vienen a Costa Rica hasta el siguiente capítulo.

(*) Dr. Rogelio Arce Barrantes es Médico

Más noticias

3 COMENTARIOS

  1. Para Costa Rica los problemas de Nicaragua le han resultado mas que favorables.
    Desde la Legion del Caribe,integrado por nicaraguenses se financio la traida de armas de Guatemala/Mexico para la revolucion del 48 de don Pepe.Dinero nica.Hoy cuando usted ve Avenida Escazu,La Universal,Pricesmart,Numar,Palmatica,Matra,Promerica ,Lafisse,Ticofrut e innumerables edificaciones e inversiones en Costa Rica ese dinero es de Nicaragua.
    Quien recoge las cosechas de cafe,piña,banano,naranjas y demas productos agricolas si no son los nicas ? Quienes son los que construyen en Costa Rica ?
    Nicaragua mi querido Doctor nunca ha tenido una mejor epoca que la de los Somoza.
    Era Nicaragua el granero de Centroamerica,con las mejores carreteras y con una economia similar o mejor que la costarricense.Eso los dice Naciones Unidas.
    La tal revolucion Sandinista fue la peor de las pestes,peor que la pandemia pues perdura y perdura.

  2. No he dicho nada diferente, personalmente siempre he sido muy afín a las y los nicaragüenses, además que es un país precioso. Lo único malo fue desperdiciar dos siglos, eso sí fue malo. Por lo demás no le veo solución a la problemática nicaragüense (allá en Nicaragua) y por otro lado he escrito este artículo porque me duele ese eterno errar del pueblo nica, sobre Somoza siempre supe que sería peor el remedio que la enfermedad, Somoza había aflojado mucho las riendas, pero la oligarquía nicaragüense quería todo.

  3. Cuando llegué a Nicaragua, por primera vez, durante la segunda mitad del año 2008, pude constatar que ahí no hubo ninguna revolución social y cultural capaz de abatir las estructuras del antiguo régimen, heredado de los tiempós coloniales, y de la eterna intervención estadounidense en su vida política y cultural. Ahora, como siempre, veo que afloran los nostálgicos de la ocupación estadounidense, y del régimen encabezado por el último de los marines USA, al que dejaron al frente de una cierta National Gard. Por desgracia, la revolución sandinista coincidió con el fin del largo período de crecimiento económico mundial, posterior a la segunda guerra mundial (los treinta gloriosos que van desde 1945 a 1975 e incluso un poco más), al final con la contra y la nueva guerra agresión colonial de los Estados Unidos durante la década de los ochenta del siglo pasado, pudo más el eterno necolonialismo en medio de aquella guerra, a veces no tan fría entre las superpotencias. Coincido con el doctor Rogelio Arce en que toda la historia de Nicaragua ha sido un pleito entre las élites granadinas y leonesas, uno donde las grandes mayorías del pueblo quedan por fuera. Muy poco es lo que ha cambiado en dos siglos. That is true brother.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias