miércoles 30, noviembre 2022
spot_img

Canciller de México pide revisar decisiones sobre construcción de metro colapsado

Ciudad de México, 16 jun (Sputnik).- El canciller de México, Marcelo Ebrard, quien siendo gobernante de la capital (2006-2012) promovió la construcción de la Línea 12 del metro elevado que colapsó en mayo pasado, causando 26 muertos, dijo el miércoles que además del peritaje oficial elaborado por la empresa noruega DNV debe revisarse el proceso de toma de decisiones.

«Para esclarecer las causas del accidente, requerirá, además de la presentación de un informe final de la investigación técnica, cuyos resultados preliminares fueron expuestos hoy (miércoles), una indagatoria que revise todo el proceso de toma de decisiones en el diseño, trazo, supervisión y mantenimiento de la obra, así como los numerosos informes que la han revisado en los últimos años», dice el posicionamiento de dos páginas enviado por la cancillería a la prensa extranjera acreditada.

Esas decisiones están documentadas por las actas e informes correspondientes en el Gobierno capitalino, asegura el alto funcionario federal.

«Todas las decisiones sobre trazo, diseño, construcción y supervisión de la Línea fueron tomadas bajo criterios de eficiencia y conveniencia técnica, de manera colegiada, por las entidades referidas», dice el texto.

Ebrard, quien desde la misma noche de la tragedia se puso a disposición de colaborar con las autoridades que encabeza su correligionaria Claudia Sheinbaum, señala que permanecerá atento a los avances de la investigación de DNV.

En particular señala que se enfocará, particularmente, en las respuestas a las líneas de investigación planteadas en las cuatro preguntas al final del informe dado a conocer, sobre las cuales se indagará en los próximos meses.

«Conocer las causas del accidente es un acto necesario para brindar justicia a las víctimas de la tragedia, pero también para lograr la reapertura, a la brevedad, de una línea que facilita la vida a cientos de miles de capitalinos y mexiquenses (habitantes del estado de México que rodea la megalópolis) todos los días», dice el documento.

El actual jefe de la diplomacia mexicana indica que durante su administración como jefe de Gobierno capitalino promovió la construcción de la Línea 12 del Metro, «como una obra con visión social».

Siete pasos de la construcción

El propósito de la obra fue dotar a cientos de miles de habitantes de la zona suroriente del Valle de México, una de las áreas más deprimidas habitada por sectores populares de «un medio de transporte moderno, rápido y económico, hacia el centro y poniente de la ciudad», que se volvió una realidad durante los años subsecuentes.

Ebrard reseña los siete pasos que dio para lograr una construcción «eficiente, transparente y pública», que ahora está en el ojo del huracán porque el dictamen apunta a fallas estructurales y no de mantenimiento, que fue responsabilidad de sus sucesores, como Sheinbaum.

El primer paso fue realizar una «consulta ciudadana» sobre conveniencia de construcción de la obra; y el segundo fue lanzar una licitación pública internacional de la cual resultó ganador un consorcio constructor integrado por una firma francesa, Alstom, y dos empresas mexicanas Ingenieros Constructores Asociados (ICA) fundada en 1947 y Grupo Carso, del magnate Carlos Slim, el hombre más rico de México.

Como tercer paso fue constituida «una entidad pública desconcentrada con autonomía de gestión, Proyecto Metro, del que formaban parte más de 300 ingenieros».

El cuarto fue instalar un Comité Central de Obras integrado por 30 funcionarios y expertos y un Subcomité Técnico constituido por 74 expertos en ingeniería.

Esa instancia tomó y aprobó decisiones de índole técnico, presentadas por el consorcio constructor, «entre las que destacan las relativas al trazo, diseño y construcción», indica el texto.

El quinto paso fue contratar la asesoría de instituciones como el Instituto de Ingeniería de la Universidad Nacional Autónoma de México, el Instituto Politécnico Nacional, el Colegio de Ingenieros Civiles de México y la firma Integración de Procesos de Ingeniería.

En sexto lugar fue creado un consorcio certificador integrado por algunas de las empresas de supervisión de líneas ferroviarias con mayor reputación en el mundo (DB International, IFL, Tüv-Süd, Rail GmbH y Hamburg Consult GmbH).

Finalmente, el séptimo y último paso fue la entrega definitiva el 8 de julio de 2013.

Ebrard omite que una inauguración previa de la Línea 12 fue hecha poco antes de que terminara su mandato en octubre de 2012, antes de que fuera cerrada varios meses para corregir fallas de diseño.

El peritaje preliminar oficial elaborado por la empresa noruega DNV encontró «falla estructural por deficiencias en construcción, proceso de soldadura, falta de pernos, soldaduras no concluidas o mal ejecutadas». (Sputnik)

Más noticias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias