sábado 26, noviembre 2022
spot_img

Envían a juicio por corrupción al expresidente catalán Jordi Pujol y sus 7 hijos

Barcelona (España), 16 jun (Sputnik).- El juez de la Audiencia Nacional de España Santiago Pedraz acordó la apertura de juicio oral contra el expresidente de Cataluña Jordi Pujol y sus siete hijos por varios delitos de corrupción.

Según comunicó la Audiencia, el magistrado acusa a los integrantes de la familia Pujol de delitos de «asociación ilícita, blanqueo de capitales, delito continuado de falsificación de documento mercantil, siete delitos contra la Hacienda Pública y delito de frustración de la ejecución».

Además de la familia se juzgará a otras 11 personas, entre las que se encuentran la exmujer del primogénito, de nombre también Jordi Pujol, y una decena de empresarios que presuntamente participaron en las actividades ilícitas.

El juez requiere al hijo mayor, para quien la Fiscalía pide 29 años de cárcel, que deposite 7,5 millones de euros en un plazo de 10 días, mientras que a su antigua esposa solicita otros 400.000 euros para cubrir las responsabilidades civiles por los delitos contra la Hacienda Pública que se le imputan.

La Audiencia Nacional de España propuso en julio de 2020 enviar a juicio al expresidente de Cataluña y a su familia, acusados de haber formado una organización criminal que durante décadas amasó grandes cantidades de dinero gracias a la corrupción.

Según el anterior juez instructor, los Pujol habrían aprovechado «su posición privilegiada de ascendencia en la vida política, social y económica catalana» para acumular «un patrimonio desmedido directamente relacionado con percepciones económicas derivadas de actividades corruptas».

En el procedimiento también se investigó a varios empresarios que supuestamente efectuaron pagos millonarios al entonces presidente de Cataluña y su familia, camuflados bajo sociedades y a través de diferentes paraísos fiscales y fórmulas contractuales.

Todos esos contratos simulados tenían como contraprestación «el ejercicio de concretas influencias por parte de la familia Pujol Ferrusola» en forma de adjudicaciones, cambios de calificación urbanística o adjudicación de concesiones.

La Fiscalía Anticorrupción solicita nueve años de cárcel para el patriarca, de 90 años, que habría delinquido durante el periodo en que fue presidente de Cataluña entre 1980 y 2003.

También reclama 29 años de prisión para el primogénito, 14 años para otro hermano y ocho para los cinco restantes, mientras que la madre, Marta Ferrussola, fue apartada de la causa por el avanzado deterioro de su salud a los 85 años de edad.

El juez considera que la familia actuó como una verdadera organización criminal, con el expresidente y su mujer a cargo, seguidos del hijo mayor que se encargaba de recoger y distribuir el dinero entre progenitores y hermanos.

Los Pujol acumularon gran parte de su patrimonio ilícito en Andorra, algo que padre y hermanos atribuyeron a una enorme herencia familiar procedente de su abuelo, aunque el magistrado instructor desestimó este argumento.

El «caso Pujol» salió a la luz en 2014, cuando el expresidente hizo pública una carta reconociendo la fortuna oculta en el extranjero, tal como venían avanzando varios medios de comunicación desde 2012.

Su confesión provocó una crisis en varios sectores del nacionalismo catalán, que tuvo al expresidente como máximo exponente en las últimas décadas del siglo XX. (Sputnik)

Más noticias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias