domingo 5, febrero 2023
spot_img

Indultos parciales y condicionados para los nueve líderes catalanes

Barcelona (España), 22 jun (Sputnik).- El Consejo de Ministros del Gobierno de España aprobó este martes la concesión de indultos a los nueve líderes independentistas de Cataluña encarcelados desde 2017 y condenados por el Tribunal Supremo en 2019.

La decisión, detallada por Pedro Sánchez en una declaración institucional, implica la extinción total de las penas de prisión pendientes y garantiza su salida de prisión, aunque no sin condiciones.

Tras obtener el aval del Ejecutivo, los indultos serán firmados por el rey Felipe VI, publicados en el Boletín Oficial del Estado (BOE) y comunicados al Supremo, que será el encargado de ejecutarlos.

¿A quién se indulta?

La medida de gracia afecta a nueve de los 12 líderes juzgados por el Tribunal Supremo por la organización del referéndum ilegal de 2017 y la posterior declaración unilateral de independencia, así como las manifestaciones que se enmarcaron en el proceso separatista.

El Supremo condenó a nueve dirigentes del antiguo Gobierno catalán encabezado por Carles Puigemont, dos líderes sociales del movimiento separatista y la expresidenta de la Cámara regional que tramitó las leyes de desconexión con el Estado español.

Tres de ellos -los exconsejeros catalanes Santi Vila, Meritxell Borràs y Carles Mundó- cumplieron recientemente los veinte meses de inhabilitación por un delito de desobediencia.

Otros nueve permanecen en prisión desde su ingreso preventivo a finales de 2017, hace tres años y medio.

Los exconsejeros Raül Romeva, Jordi Turull y Dolors Bassa fueron condenados por sedición (alzamiento contra el orden público) y malversación a 12 años de cárcel; Josep Rull y Joaquim Forn fueron absueltos de malversación y recibieron 10 años y medio.

El exvicepresidente de Cataluña y líder del partido Esquerra Republicana, Oriol Junqueras, afrontó la pena más alta con 13 años de privación de libertad por los mismos delitos.

Por su parte, la expresidenta del Parlamento catalán, Carme Forcadell, fue condenada a 11 años y medio por sedición.

El Supremo atribuyó el mismo delito a Jordi Sànchez y Jordi Cuixart, respectivos líderes de la Assemblea Nacional Catalana (ANC) y Òmnium Cultural, dos entidades sociales partidarias de la independencia.

A los dos últimos se les consideró promotores de movilizaciones para impedir el cumplimiento de un registro judicial en sedes del Gobierno catalán para requisar información sobre el referéndum, días antes de la consulta.

Amnistía Internacional reclama desde hace tiempo la libertad de Sànchez y Cuixart, ya que considera que el Supremo violó sus derechos humanos, como la libertad de expresión y reunión pacífica, al condenarlos por unas manifestaciones.

Conmuta de la pena y libertad inmediata

Una vez los indultos lleguen al Tribunal Supremo, éste deberá dictar los autos de liquidación de condena y las órdenes de excarcelación de los líderes, que llegarán a las prisiones para proceder a su puesta en libertad.

Saldrán con la condición de que no vuelvan a cometer un delito en un plazo determinado, entre los tres y seis años, y en caso contrario el indulto quedará sin efecto, según explicó Sánchez este martes.

El decreto no afecta a las condenas de inhabilitación, que seguirán vigentes e impedirán a los independentistas ocupar cargos públicos por el tiempo equivalente a la pena impuesta; en el caso de Junqueras, por ejemplo, hasta 2030.

La principal justificación del Gobierno para conceder esta medida de gracia es su «utilidad pública» para sanar las heridas del conflicto territorial con Cataluña y avanzar hacia el entendimiento dentro de la región y con el resto de España

Sánchez afirmó que los indultos «afectan de manera directa a nueve personas, pero el Gobierno piensa en los cientos de miles de catalanes y catalanas que se sienten solidarios con los que están presos».

Su concesión no exige a los beneficiados cambiar sus ideas sobre la independencia, añadió el presidente, aunque se espera que de aquí en adelante lo hagan dentro de la legalidad.

Posibles recursos

Según la ley actual, para recurrir los indultos ante la Sala de lo Contencioso-Administrativo del Supremo debe justificarse un interés legítimo como parte perjudicada.

Los partidos de derecha -Partido Popular (PP), Vox y Ciudadanos- anunciaron que tratarán de impugnar la medida, aunque está en duda que como formaciones políticas puedan argumentar que son afectados.

El debate está en el caso de Vox, que ejerció de acusación popular durante el juicio contra los independentistas.

En todo caso, los eventuales recursos no frenarían la ejecución inmediata de los indultos, por lo que la excarcelación de los presos catalanes está garantizada. (Sputnik)

Más noticias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias