martes 31, enero 2023
spot_img

Los indultos desjudicializan el conflicto y abren el escenario político en Cataluña

Madrid, 23 jun (Sputnik). – La decisión del Gobierno de España de indultar a los líderes independentistas que se encontraban presos permite avanzar hacia una desjudicialización del conflicto y abrir espacios de diálogo, explicó en declaraciones a Sputnik el politólogo Ernesto Pascual, profesor de Ciencia Política en la Universidad Oberta de Cataluña (UOC).

«Lo que ha pasado es que hay un primer gesto por parte del Gobierno de España, que es indultar a los presos y facilitar una vuelta a la normalidad o por lo menos desactivar un discurso muy potente en defensa de la libertad de los presos. Esto significa desjudicializar la política y abrir el escenario político», señala el académico.

Sin embargo, la apertura del escenario político no implica que todo vaya a cambiar de la noche a la mañana. Tras la concesión de los indultos, el presidente catalán, Pere Aragonès (del partido independentista Esquerra Republicana) calificó como «insuficiente» el paso e insistió en pedir una ley de amnistía y un referéndum de autodeterminación para resolver el conflicto.

Asimismo, los líderes catalanes indultados reafirmaron este miércoles su compromiso con la independencia. «Seguiremos trabajando al lado de la gente de este país para hacer realidad el sueño de una república catalana», dijo el ex vicepresidente catalán, Oriol Junqueras, en un discurso tras abandonar la prisión.

Ante estas palabras, la respuesta del Gobierno de España ha sido insistir en que no permitirá bajo ningún concepto la celebración de un referéndum de autodeterminación. Pese a partir de posiciones incompatibles, Ernesto Pascual destaca que se debe dar tiempo para el avance de la negociación.

«Estamos en una sociedad en la que todo es exprés y parece ser que los cambios también deben llegar de forma exprés, pero no es así», señala.

Dos mesas de negociación

El análisis de este experto incide en que «ahora se limpia una etapa que para todos es incómoda», lo que abre camino para abrir «una mesa de negociación» entre el Gobierno de España y la administración catalana, pero también otra para reconciliar al independentismo con el resto de la sociedad.

«Se habla mucho de conflicto con España, pero hay muchas personas en Cataluña que sienten el conflicto también a nivel interior, y se sienten menoscabadas por los independentistas», subraya.

A su modo de ver, tanto el gesto que supone la concesión del indulto por parte de España como el reciente giro discursivo de Esquerra Republicana para alejarse de las vías unilaterales suponen un paso en la dirección correcta, pero «no todo puede cambiar de 0 a 100 en un minuto».

Además, este experto recuerda que el actual presidente catalán sigue atado a la formación Junts Per Catalunya, el partido del expresidente catalán Carles Puigdemont, que mientras siga manteniendo cuotas de poder abogará por una vía más férrea.

Pese a ello, Ernesto Pascual considera que «el escenario más que probable es que se creen esas dos mesas de negociación y que se acabe votando».

Esa votación –prosigue el análisis de Pascual– no será un referéndum de autodeterminación, sino que deberá remontarse al pasado para enmendar lo que los independentistas consideran el agravio que justificó el comienzo del proceso separatista: la reforma del Estatuto de Cataluña de 2006, cuyo contenido se vio limitado después de que el Tribunal Constitucional eliminara 14 de sus artículos.

«El presidente [Sánchez] ya ha dejado claro que si el origen de todo el problema es el estatuto del 2006 y los 14 artículos que se denegaron, se puede negociar sobre eso. Y votar luego”, señala.

Para llegar a eso, concluye Pascual, «es necesario pasar de una política de bloques a una de consensos» tanto por parte de la administración catalana como de la española. (Sputnik)

Más noticias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias