miércoles 8, febrero 2023
spot_img

Médicos Sin Fronteras anuncia cierre de operaciones en El Salvador

San Salvador, 30 jun (Sputnik).- La organización internacional humanitaria Médicos Sin Fronteras (MSF), premio Nobel de la Paz en 1999, anunció este miércoles el cierre gradual de sus operaciones en El Salvador, por considerar que ya cumplió sus objetivos en esta nación centroamericana.

«MSF comunica el cierre paulatino de sus actividades en El Salvador tras evidenciar que el acceso a los servicios de salud ha mejorado sensiblemente en comunidades donde esta trabaja», informó en un comunicado la organización, que desde 2018 garantizó en este país el acceso a la salud en comunidades controladas por las pandillas.

Según Juan Carlos Cano, coordinador general de MSF en El Salvador, la organización logró fortalecer el servicio de ambulancias para áreas antaño desatendidas, y aumentar el acceso a servicios de salud para la población afectada por la violencia.

MSF estableció un servicio de ambulancias disponible a toda hora en coordinación con el Sistema de Emergencias Médicas del Ministerio de Salud para los municipios de Soyapango e Ilopango, en el departamento de San Salvador, dos de los más golpeados por las estructuras criminales.

«Durante estos tres años trabajando en comunidades afectadas por la violencia, confirmamos que el acceso a la salud, incluida la salud mental, tanto primaria como de urgencia, es posible si se hace en permanente contacto con la comunidad y ofreciendo servicios de calidad», asegura Gordon Finkbeiner, coordinador del proyecto.

La organización precisó en su nota que, desde marzo 2018 hasta mayo 2021, brindó 30.814 atenciones médicas, realizó 6.584 consultas de salud mental y 2.020 sesiones grupales en las que participaron 20.742 personas.

Además, el servicio de ambulancias realizó más de 4.600 atenciones prehospitalarias con traslado durante este periodo.

«En caso de ser nuevamente necesaria nuestra presencia, MSF regresará a El Salvador», aseguró Finkbeiner.

En febrero pasado, MSF interrumpió durante tres semanas su labor humanitaria, tras sufrir una agresión armada en el reparto Las Cañas, Ilopango, una zona de pandillas.

La llegada de MSF a El Salvador respondió al contexto de violencia que sufre el país, en especial en las llamadas Zonas Rojas, donde la amenaza de las pandillas afecta el acceso a servicios básicos de salud pública, y ni los socorristas se atreven a entrar. (Sputnik)

Más noticias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias