martes 30, noviembre 2021
spot_img

Indígenas de Costa Rica registraron 86 agresiones durante 2020

San José, 8 jul (EP/PL).- La Coordinadora de Lucha Sur Sur (CLSS) contabilizó 86 agresiones contra los pueblos originarios de la zona sur de Costa Rica en 2020, entre ellos el asesinato de Jerhy Rivera, que hasta hoy permanece impune.
 
El Informe de agresiones y violaciones a los derechos humanos contra los Pueblos Originarios de la zona sur de Costa Rica, enero-diciembre de 2020, presentado por la CLSS, señala que entre los actos más frecuentes están amedrentamiento y hostigamiento de finqueros, peones y otros, invasiones a recuperaciones, amenazas agravadas (de muerte), incendios provocados y el ingreso de ganado a recuperaciones.

También, prosigue, en menor frecuencia pero de profunda gravedad aparecen el asesinato de Jerhy Rivera, el intento de homicidio contra el Bribri del Clan Tubolwalk Minor Ortiz y un ataque químico en el Territorio Cabécar de China Kichá.

Precisa que la Fuerza Pública agredió en 24 incidentes distintos a miembros de comunidades indígenas, siendo el principal escenario el Territorio Cabécar de China Kichá, mientras los terratenientes Eliodoro Figueroa, Miguel Vargas y Gilberth Fernández son tres de los actores más identificados en las acciones contra los pueblos originarios ticos.

‘El informe responde a un esfuerzo minucioso, veraz y serio de parte de todas las organizaciones que forman parte de la CLSS’, afirmó Nery Chaves, de esa agrupación, de la Asociación Voces Nuestras y quien elaboró el documento, firmado por 22 agrupaciones indígenas del país.

Lo expuesto -indicó- en ese reporte fue verificado y respaldado por diversas fuentes -incluidas oficiales como el Ministerio de Seguridad Pública y la Defensoría de los Habitantes- y testimonios en las comunidades y organizaciones recuperadoras de tierras-territorios, usurpados ilegalmente por personas no indígenas.

Así, resaltó Chaves, el informe pretende ser un grito de justicia que, a través de la sistematización y la construcción de datos duros, evidencia el alto riesgo en el que viven los pueblos originarios en Costa Rica.

De su lado, Gustavo Oreamuno, de la Asociación de Iniciativas Populares Ditsö, aseguró que todos los hechos relatados en el documento fueron denunciados públicamente y penalmente. Sin embargo, refirió, hasta el momento no se han establecido sanciones judiciales o administrativas correspondientes.

‘Todos los crímenes hechos por particulares y las violaciones a los derechos humanos en los que incurrió el Estado están al día de hoy impunes’, denunció Oreamuno.

El recuperador de tierras-territorios indígenas Efraín Fernández aseveró que la justicia está en su contra, que la Fuerza Pública juega a favor de los intereses de los usurpadores y frente a esto, no nos queda más que seguir luchando y organizándonos.

Más noticias

1 COMENTARIO

  1. Una verdad terrible que permanece silenciada por la mayor parte de los medios de comunicación social, también por la indiferencia de la mayor parte de la población de un país forjado por los criollos, por lo general descendientes de los colonizadores europeos. Un crimen etnocida que se comete en silencio todos y cada uno de los días que pasan.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias