domingo 5, diciembre 2021
spot_img

Venezuela quita ceros a su moneda, pero sin corregir problema inflacionario, dice experto

Caracas, 6 ago (Sputnik).- El Gobierno de Venezuela volvió a corregir su moneda, esta vez quitándole seis ceros y apostando a un sistema digital, pero la medida aunque simplificará los pagos, está lejos de corregir el problema detrás de la inflación que reside, mayormente, en la desconfianza en las políticas económicas del Banco Central, dijo a Sputnik el economista Luis Bárcenas.

«Si hay una dotación de efectivo (bolívares en efectivo) en la calle también va a ser más fácil pagar transacciones al menudeo, pagos pequeños, pero no hay corrección del problema inflacionario en el país, porque no hay recuperación de la confianza, sobre el bolívar y sobre el Banco Central de Venezuela (BCV)», señaló el economista miembro de la encuestadora venezolana Econoanlítica.

A partir del 1 de octubre, de acuerdo a un comunicado publicado el jueves por el BCV, entrará en vigencia el bolívar digital y circularán cuatro billetes nuevos.

Si bien la circulación libre del dólar estaba prohibida en Venezuela desde 2003, a comienzos de 2019 comenzó a usarse como método de pago debido a que el papel moneda era insuficiente por la hiperinflación y los métodos de cobro electrónico estaban inoperativos.

Ese momento marcó el comienzo del uso paralelo del bolívar y del dólar, lo que el Gobierno ha asegurado es una herramienta para superar el efecto de las sanciones, las cuales, sostiene, son la causa de la hiperinflación.

La tercera reconversión en menos de quince años, «probablemente tenga un efecto positivo, abaratando las transacciones y quizá algunos venezolanos, si se emite la cantidad de billetes que se ha prometido (…) empiecen a optar por usar bolívares en efectivo en lugar de dólares en efectivo», explicó el experto.

Sin embargo, Bárcenas destacó que este cambio, aunque va a atenuar momentáneamente el uso del dólar no revertirá la tendencia a la dolarización en Venezuela.

Este paso, aunque necesario, sostiene el especialista, no contribuye a fortalecer la confianza de la población en las políticas del Gobierno y del Banco Central de Venezuela para controlar la situación inflacionaria.

«Al no tener tanta capacidad, los venezolanos saben que la hiperinflación puede retornar con fuerza y no confían en el bolívar y el problema hiperinflacionario no se ha resuelto y más bien se puede agravar», apuntó.

La autoridad bancaria venezolana anuncia la irrupción del bolívar digital como una novedad, aunque en los últimos tres años, la moneda local se ha venido usando principalmente a través de pagos electrónicos con tarjetas de débito y crédito o transferencias bancarias.

No obstante, este tipo de pago electrónico en ocasiones se ve limitado por las fallas en el servicio de telecomunicaciones y de la energía eléctrica.

Actualmente, el papel moneda circulaba muy poco, solo en algunos casos para el pago del transporte público.

Mientras, una nueva moneda entrará en circulación en una población adaptada a cambios económicos y cuyos ciudadanos ya estaban a la espera de este anuncio, expertos como Bárcenas, temen que el problema de fondo, que es la hiperinflación, repunte y lo haga con mayor fuerza.

En los últimos cuatro años, Venezuela ha vivido un periodo de hiperinflación; en el 2020, cerró en 2.959,

El Fondo Monetario Internacional (FMI) indicó en su última actualización que el 2021 puede cerrar con una inflación acumulada de 5.500 por ciento. (Sputnik)

Más noticias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias