jueves 6, octubre 2022
spot_img

Gobierno boliviano rechaza con dureza nuevo comunicado de OEA sobre comicios de 2019

La Paz, 10 ago (Sputnik).- El Gobierno de Bolivia rechazó con dureza el lunes una nueva declaración de la Organización de Estados Americanos (OEA) y acusó de injerencia al líder de ese organismo, Luis Almagro, acusándolo del «quiebre constitucional» ocurrido en el país en 2019.

«El Estado boliviano firmó de buena fe un acuerdo (de auditoría electoral) con la OEA y lo cumplió a cabalidad hasta que Luis Almagro lo violentó, (…) expidiendo un informe preliminar no contemplado y habiendo forzado gravemente la verdad para producir un quiebre constitucional en el país», dijo la Cancillería en un comunicado.

La declaración de la Cancillería salió al cruce de un comunicado de la Secretaría para el Fortalecimiento de la Democracia de la OEA que refutó más temprano una pericia informática de la Universidad de Salamanca, España, según la cual era improbable un fraude electoral oficialista en Bolivia, en 2019.

La OEA, al negar validez al informe universitario español encomendado por la Fiscalía local, insistió en que su auditoría de 2019 había arrojado evidencias de irregularidades en la victoria electoral, luego anulada, del entonces presidente Evo Morales (2006-2019).

Atribuyendo el último comunicado de la OEA al mismo Almagro, la Cancillería boliviana ratificó «la validez e importancia del peritaje requerido por la Fiscalía General del Estado a la Universidad de Salamanca, realizado dentro de un proceso judicial que soberanamente lleva adelante el Estado boliviano».

«La auditoría que defiende el Secretario General (Almagro) fue realizada sin cumplir con el acuerdo suscrito con el Estado boliviano y terminó siendo un proceso unilateral y parcializado con conclusiones erróneas y forzadas», señaló el comunicado gubernamental.

Afirmó luego que el nuevo comunicado de la OEA constituía «un acto de injerencia en asuntos internos y en la administración de justicia de este país, cuestionando un proceso de investigación penal a cargo del órgano judicial boliviano y que no está concluido».

«Las palabras y agresiones del señor Almagro en su comunicado parecen más bien estar dirigidas otra vez a coordinar procesos de desestabilización en Bolivia», denunció la Cancillería, recordando las protestas alimentadas por la auditoría de 2019, que terminaron forzando la renuncia de Morales, seguida por un cruento golpe.

El comunicado acusó a Almagro de actuar «sin el consentimiento y por encima de los países que integran la organización regional» y anunció que Bolivia denunciará a ese funcionario ante las «instancias pertinentes» de la misma OEA. (Sputnik)

Más noticias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias