lunes 15, agosto 2022
spot_img

Bandas armadas de Haití también en la repartición de poder

Puerto Príncipe, 9 sep (Sputnik).- El poderoso líder de bandas armadas haitianas Jimmy Cherizier, conocido como «Barbacue», dijo sin tapujos que aspira al poder tras el asesinato del presidente Jovenel Moïse, y en medio del caos de los tradicionales partidos y organizaciones sociales que siguen sin alcanzar un acuerdo nacional.

«Cualquier batalla política tiene como objetivo tomar el poder, no saldremos de las calles hasta la renuncia de (primer ministro) Ariel Henry», dijo el expolicía con un fusil de asalto en la mano y otros sobre una pared trasera, en un video que circuló en las redes sociales.

Barbacue lidera una coalición de pandillas en Puerto Príncipe que controla al menos el 40 por ciento de la capital, según datos de organizaciones de derechos humanos, y desde la semana pasada los disparos en la ciudad, bloqueos de carreteras, secuestros y asesinatos se intensificaron.

«Las bandas están viendo cómo posicionarse, cómo entrar en el nuevo Gobierno de transición, rompieron la tregua para exigir la dimisión de Ariel Henry. Necesitan un Gobierno que les permita mantener la impunidad», dijo a la Agencia Sputnik el economista y analista político Jean Jores, de la Plataforma Haitiana para el Desarrollo Alternativo e integrante del capítulo Haití de ALBA Movimientos.

Esta semana debutó en Haití con la interrupción de la Ruta Nacional 2 que conduce a los departamentos del sur afectados con el terremoto. Civiles fuertemente armados obligaron a los conductores a detener sus vehículos en las cercanías de Village Solidarité y Simon Pelé.

Las imágenes de personas corriendo hacia todas direcciones, y conductores intentando escapar de las detonaciones recorrieron rápidamente las plataformas digitales.

«Ellos hicieron la federación G-9 familia y aliados para defender sus intereses porque hay políticos que solían ir a discutir con ellos para controlar a la gente en los barrios populares, mantenerlos bajo su dominación. La federación es su forma de negociar el poder», valoró Jores.

Crecen delitos

La Policía reconoció el 6 de septiembre el aumento de los secuestros y otros delitos, particularmente en las últimas semanas, mientras prometieron combatir las pandillas, muchas de ellas mejor armadas de las fuerzas del orden.

En el video en las redes sociales, Barbacue está custodiado por más de una veintena de rifles de asalto, y agradeció a los policías que se unieron a su «fuerza revolucionaria» para liberar al país de los oligarcas y políticos corruptos.

El director de la Policía, León Charles, aseguró que la institución identificó a todas las pandillas, las zonas que controlan y los amenazó con correr la misma suerte que la población a la cual asustan.

«No podemos dejar la puerta abierta a los delincuentes que, durante demasiado tiempo, han estado dañando a la sociedad», manifestó Charles en conferencia de prensa acompañado por el primer ministro, Ariel Henry.

Charles se comprometió a intensificar los operativos para poner a los «bandidos» tras las rejas, mientras aseguraba que la vida de quienes se dedican a estas prácticas no supera los tres años.

En respuesta Barbecue retó al jefe de Policía a atacar y aseveró que quiere provocar una carnicería con agentes que viven en la pobreza.

«¡Ármate de valor y atácanos!», dijo desafiante en el video, días después que se registraran numerosas detonaciones en las inmediaciones del Palacio Nacional.

Para Jores esta demostración de poder muestra la impunidad que tienen los grupos armados en el país, un beneficio que, a su juicio lograron con los dos gobiernos del Partido Haitiano Tet Kale, que llevó a la silla presidencial a Michel Martelly (2011-2016) y Jovenel Moïse (2017-2021).

Según el analista en la última década la influencia de estos grupos armados creció considerablemente, y ahora temen que una nueva administración rompa el «pacto tácito». (Sputnik)

Más noticias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias