martes 29, noviembre 2022
spot_img

El sector del vino español enfila la vendimia con optimismo

Bilbao (España), 9 sep (Sputnik).- Septiembre en el campo español es sinónimo de vendimia. Es quizás la cosecha más especial del año y de hecho, tanto en España como en otros países de la ribera mediterránea, se celebran por estas fechas fiestas de la vendimia de importante valor cultural.

En lo que se refiere al campo español y su producción de uva, la campaña que se materializa estos días viene marcada por las consecuencias de la borrasca Filomena, el temporal que cubrió de nieve a principios de enero prácticamente toda la península ibérica durante varios días.

Según los últimos datos de Cooperativas Agroalimentarias, para este año se prevé una producción de 39.502.100 hectolitros, ligeramente por debajo de la media de los últimos cinco años que, según este mismo organismo, se sitúa en los 42.852.971

Hay que tener en cuenta que en Cooperativas Agroalimentarias se agrupa el 70 por ciento de los productores, los que reúnen su producción en las cooperativas agrícolas, tan comunes en el campo español para compartir gastos y aunar esfuerzos. El porcentaje restante pertenece a productores que venden directamente a la bodega.

Para Rafael del Rey, director general del Observatorio Español del Mercado del Vino (OEMV), esto se traduce “en que no se mete mucha presión de más vino a los canales, con lo cual están repuntando los precios”, señala a la agencia Sputnik.

Habrá demanda

Del Rey que recuerda que también son más escasas las cosechas este año de Francia, especialmente, e Italia, dos de los principales competidores y también compradores del vino español, “lo cual hace prever que vaya a haber también más demanda de vino español”,

Según el OEMV, la principal entidad española de seguimiento de los mercados internacionales del vino, en febrero del 2020, España exportó 2.083 millones de litros, en términos interanuales (últimos 12 meses); mientras que en junio de 2021 esa cifra estaba ya en 2.214 millones de litros, con lo que el bache de la pandemia se puede dar ya por superado en el apartado de las exportaciones.

Vino y comida

Según explica Carlos Daniel Fernández, export manager del Grupo Faustino, con bodegas en toda España, “el consumidor final cada vez conoce mejor el vino español. Ayuda el fenómeno de la gastronomía española, que está creciendo en muchos países”, declara a la agencia Sputnik.


Para Fernández, que actualmente trabaja con los mercados asiático, ruso y polaco, “cuando el consumidor final prueba un vino español y los compara con los vinos destacados locales o con los franceses o italianos, se da cuenta de que en relación calidad/precio es el mejor”, una afirmación que, explica, se confirma con los datos de exportaciones que crecen año tras año.

Rafael del Rey apunta además, como una de las razones de esta mayor competitividad, un factor natural: “España tiene más horas de sol que las zonas de viñedo francesas o del norte de Italia, con lo cual necesita emplear menos dinero en tratamientos”. Esto, junto con otra serie de razones asociadas también a los costes de producción y a una estrategia comercial, explica los menores precios.

España bebe en la calle

Sin embargo, de puertas para adentro en el mercado español, las cifras acusaron un duro golpe con la pandemia. Los españoles asocian normalmente el consumo de alcohol a las relaciones sociales que, en la mayoría de las ocasiones, se tienen fuera de casa.

Esta particular forma de entender el consumo de alcohol provocó que en España se vendiese un 18 por ciento menos de vino en 2020 que en el año anterior, según datos del sistema de Información de Mercados del Sector Vitivinícola (INFOVI).

El aumento del 10,4 por ciento de ventas de vino en los supermercados en 2020 respecto a 2019, no logró compensar las caídas del 12,9 por ciento en bares y restaurantes y del 2,3, en los hoteles.

Con estos datos, no es de extrañar que una de las mayores preocupaciones de las bodegas españolas, según un sondeo de Wine Intelligence, sea la recuperación de los turistas extranjeros por el mercado español.

Con todos estos factores se presenta la uva española en la bodega estas semanas, en un mercado donde se va abriendo paso ante las dificultades y lucha desde hace unos años por hacerse un nombre en todo el mundo. (Sputnik)

Más noticias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias