domingo 15, mayo 2022
spot_img

Cancelaron contrato a Odebrecht en aeropuerto de Panamá

Panamá, 29 sep (Prensa Latina) El Aeropuerto Internacional de Tocumen S.A. (Aitsa) de Panamá rescindió el contrato de ampliación de la nueva terminal aérea, que ejecutaba la Constructora Norberto Odebrecht S.A. por incumplimiento de la obra cuya entrega debió ser mañana.
 
Esta decisión la confirmó Raffoul Arab, gerente general de Aitsa, según nota oficial de la empresa, la cual aseguró que esta falta impide la participación de la compañía en licitaciones y pactar en un futuro con el Estado panameño, y explicó que el 27 de septiembre pasado detectaron 640 elementos pendientes aún de ajustes y complementos y actividades no ejecutadas.

A pesar del retraso de la transnacional brasilera, la estatal Tocumen informó que garantizará la operatividad y puesta en marcha de la Terminal 2, incluidos los sistemas tecnológicos, eléctricos, de seguridad, de equipajes y operacionales, entre otros.

La nueva terminal amplió la capacidad de Tocumen de 16 a más de 20 millones de pasajeros al año, aumentó las puertas de embarque y desembarque a 54, con 12 estaciones remotas, creó nuevas áreas comerciales libres de impuestos, restaurantes, bancos, salas VIP, recintos de Aduanas, Migración, Policía Nacional, entre otros.

Cuenta, además, con un sistema automatizado de revisión y movimiento de equipajes, que permite clasificación de cada bulto de acuerdo al vuelo de llegada o salida, y como obra anexa, todavía en ejecución, contará con una estación del Metro capitalino.

Las estadísticas reflejan que este aeropuerto mantiene la tendencia a la recuperación de las operaciones y tránsito de pasajeros, con incrementos sostenidos en los últimos seis meses, como producto de la flexibilización de requisitos sanitarios y migratorios en Norte y Suramérica y Europa.

De enero a agosto de 2021, atendieron a cuatro millones 932 mil 713 viajeros, y el tráfico aéreo alcanzó el 51 por ciento de las operaciones antes del inicio de la pandemia de Covid-19, mientras que en el mes pasado los principales destinos fueron Cancún (México), Miami y Nueva York (Estados Unidos) y Bogotá y Medellín (Colombia), entre otros.

En el momento más crítico de la pandemia de Covid-19 en el país y la región, las actividades aeroportuarias de pasajeros prácticamente se detuvieron y se limitaron a vuelos humanitarios, con pérdidas multimillonarias para la industria aérea en Panamá y la cancelación o suspensión temporal de miles de empleos.

La reapertura de la aviación comercial obligó a aerolíneas y terminales a incluir nuevos protocolos de bioseguridad y establecer una barrera sanitaria administrada por las autoridades de salud pública panameñas, que vela por la situación epidemiológica de pasajeros y trabajadores.

Más noticias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias