miércoles 1, diciembre 2021
spot_img

Migrantes sufren crisis humanitaria en zona fronteriza de Colombia

Bogotá, 8 oct (Prensa Latina) La crisis humanitaria por el excesivo número de migrantes sin condiciones elementales para vivir continúa hoy en el municipio de Necoclí, departamento colombiano de Antioquia.
 
Pese a un acuerdo entre Colombia y Panamá que consiste en un pacto para limitar la entrada a 500 personas al día al país istmeño, siguen llegando como promedio unos mil migrantes diariamente. Ante esta dispar situación entre 10 y 20 mil migrantes procedentes de varios países, fundamentalmente de Haití, siguen varados en Colombia.

En general buscan llegar a Estados Unidos y mientras esperan un cupo en las lanchas que los trasladan hacia Panamá sobreviven en condiciones inhóspitas en Neclolí.

Otros, en tanto, se aventuran para atravesar la selva o el golfo de Urabá y ponen en riesgo su vida por las condiciones geográficas, naturales y por los traficantes de personas.

Esta semana, el defensor del Pueblo, Carlos Camargo, solicitó a las cancillerías de Colombia y de Panamá flexibilizar la cifra de migrantes que pueden atravesar el Tapón del Darién.

‘Necesitamos un plan de choque que considere medidas adicionales, como la creación de un puente humanitario que facilite el tránsito de niños, niñas, adolescentes, mujeres gestantes y madres lactantes sin que tengan que exponer su vida e integridad al enfrentar los peligros del paso por la selva del Tapón del Darién’, dijo Camargo.

Durante una visita a ese municipio del Urabá antioqueño para dar seguimiento a la situación humanitaria, explicó que ese plan de choque debe permitir articulaciones con los gobiernos departamentales y municipales para que el tránsito sea seguro, ordenado y con acatamiento de los estándares del Derecho Internacional Humanitario.

Señaló que desde hace varias semanas en Necoclí los migrantes represados oscilan entre los 15 mil y 20 mil personas, lo cual agudiza los problemas de atención a la población en materia de salud y servicios públicos.

Según reportes, el Hospital San Sebastián de Necoclí ya se encuentra colapsado, pues recibe entre 50 y 60 migrantes al día que buscan atención médica, y los suministros y el personal no dan abasto.

Las autoridades locales confirmaron la muerte de por lo menos dos migrantes desde el pasado 25 de septiembre, uno herido tras una riña y otro por problemas respiratorios.

Más noticias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias