viernes 21, enero 2022
spot_img

Prescribir*

Buena oportunidad para una discusión de altísimo nivel, pero que debería ventilarse entre familia, no obstante debe existir información pública cristalina acerca de esto. Si bien muchas decisiones del Colegio de Médicos y Cirujanos de la República de Costa Rica, no me agradan, las cumplo como miembro colegiado: el colegio de médicos no existe para perseguir curanderos, no, su razón de ser es que la población de el país pueda saber, quién es médico y quien no, quien tiene especialidad en determinada rama de la medicina y quien no, es decir busca estándares de calidad dentro de la población médica, para ponerla en las manos del público.

¿Qué es prescribir? Es indicar el seguimiento de determinado tratamiento a un paciente, por orden médica directa. Aunque con los años se ha convertido en un sinónimo de recetar, quedémonos con esta definición para no confundir el asunto.

Los medicamentos indicados pueden prescribirse por su nombre genérico o por su nombre comercial, en eso hay ante todo un asunto de elección personal del médico.

De este modo, cuando uno efectúa la confección de una receta, lo hace siguiendo los movimientos del espíritu, elige un nombre comercial o elige un nombre genérico. Con el advenimiento de la Medicina Socializada, fue frecuente encontrar en el pasado reciente, jerifaltes que querían meter todo dentro de patrones socialistas, existió uno que quizo eliminar la “práctica privada de la medicina”, dichosamente al final fue hasta purgado de su partido político, para bien de todos. Al existir una práctica médica casi única, muchos médicos no se familiarizaban con los nombres “comerciales”, que de paso no es fácil. La enseñanza de la farmacología clínica, nos lleva a utilizar en escénica nombre genéricos, después cada uno elige el tipo de prescripción que desea utilizar. Yo personalmente fui más de nombres genéricos, porque los encontraba más sencillos a la hora de efectuar la receta, aunque no fui nunca de un solo estilo y alternaba uno u otro, en la farmacia hay un profesional adecuado para “leer”la prescripción y despacharla.

No creo que deba ser el ministerio de salud el que deba definir si se hace de una u otra manera, siempre claro está que quepa dentro de los cánones más ortodoxos de la práctica médica, sin detrimento de la salud del paciente. Se ha desatado una lucha, absurda por lo demás, donde se quiere obligar al médico a recetar solamente nombres genéricos, lo cual desde luego es un absurdo porque “el estado” no debe en una democracia y en libertad, exigir a los profesionales liberales a hacer o no hacer lo que a ellos no les compete. El Estado soy yo (L’État, c’est moi) no cabe en la democracia costarricense, aunque el gobierno actual, ebrio de poder lo crea posible, el gobierno de los “ninis” desconoce las reglas de la libertad.

La prescripción de los medicamentos debe seguir la regla universal de elección personal, no la ocurrencia del ministerio de turno. Dentro de la receta cabe muchas veces la idea de evitar que todo mundo prescriba para todo mundo, algo muy usual en las bancas de los pacientes de la CCSS. Yo escuchaba frecuentemente a algunos pacientes pedir el medicamento X que le recomendó una señora en las bancas.

Cuando escuché siendo muy joven: “la medicina es un arte”, no lo entendí, los años me enseñaron que es ambas cosas: ciencia y arte, o un arte apoyado en el hecho científico.

Espero que el Colegio de Médicos lleve esta disquisición hasta las últimas consecuencias, porque después de concretarse este abuso, los grupos abortistas y los anti vacunas podrían llevar las cosas mucho más lejos, en contra del buen común.

*Mandar u ordenar [el médico] que un paciente se tome un medicamento o siga un determinado tratamiento.
** Examen o explicación minuciosa, detallada y rigurosa sobre una materia, especialmente si se aparta del tema principal del que se está tratando.

Dr. Rogelio Arce Barrantes es Médico.

Más noticias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias