martes 7, diciembre 2021
spot_img

El rostro detrás de las ‘chocas’

Guatemala, 16 oct (Prensa Latina) Una moneda de 25 centavos de quetzal descubrió para siempre el rostro de una indígena, Concepción Ramírez, un tributo en principio a su belleza y que con el tiempo perpetuó los valores de la cultura maya.
 
Tenía 17 años de edad y era la muchacha más hermosa de la zona cuando la seleccionaron entre tres candidatas para acuñar su figura en la ‘choca’, como llaman los guatemaltecos a esta pieza de baja denominación por estar esculpida de perfil y solo apreciarse un ojo.

La idea fue del entonces presidente José Miguel Ydígoras, quien solicitó una imagen con varias características, entre ellas, que fuera una joven con collar, huipil (blusa en la cultura occidental) y corte (saya), para lo cual se convocó un concurso fotográfico.

En octubre de 1959 la Junta Monetaria definió los parámetros de su nueva moneda de 25 centavos como símbolo de identidad y cultura guatemaltecas. Un lustro después de investigaciones y búsquedas, finalmente la instantánea hecha por Antonio Tejada reunió los requisitos.

Así, Concepción aparece con un tocoyal en su cabeza, una especie de cinta bordada de aproximadamente entre 16 y 21 metros de largo que se enrolla simulando un sombrero, prenda del traje típico de Santiago de Atitlán.

La responsabilidad de diseñar la efigie recayó en el arquitecto Ovidio Villeda, quien logró una abstracción del retrato de la mujer sin desvirtuar sus rasgos identitarios.

Por mucho tiempo, doña Chonita pasó de incógnita a los medios de comunicación y fue conocida en todo el país. Viajó a la capital y, tras la fama, nacionales y turistas comenzaron a visitarla para escuchar su increíble historia.

Una amiga, en 1996, solicitó por escrito al gobierno de Álvaro Arzú que se le concediera una retribución económica. Décadas después, el Estado hizo justicia a esta indígena de oficio tejedora, madre de cinco hijos y víctima del conflicto armado. En febrero de 2018, el Congreso le rindió un homenaje y aprobó una pensión vitalicia de cinco mil quetzales mensuales (640 dólares al cambio actual), la cual recibió en sus últimos tres años de vida.

También, la Plaza Central de Santiago Atitlán lleva el nombre de Concepción y una enorme ‘choca’ de piedra, de un metro de alto, recuerda para siempre a la modelo tzutujil que los guatemaltecos guardan en sus billeteras, aunque hoy no alcance para comprar algo.

Más noticias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias