miércoles 1, diciembre 2021
spot_img

¿Panamá impedirá el cruce de migrantes irregulares?

Panamá, 16 oct (Prensa Latina) Un giro de 180 grados en la tolerancia de la migración irregular a través de Panamá anunció esta semana el presidente del país, Laurentino Cortizo, tras la visita de altas autoridades de Estados Unidos.

‘Nosotros no queremos en Panamá ningún migrante irregular’, fue el criterio expresado ayer por el mandatario durante una gira por Chilibre, cercana a esta capital, en la cual habló de un posible encuentro con los presidentes de las naciones involucradas en la actual ruta de Sur a Norte.

Adelantó que los gobernantes deben ponerse de acuerdo para ‘tomar decisiones que pueden ser bien drásticas. Tenemos que mandar un mensaje y no puede ser muy suave’, aunque no reveló el contenido del mismo.

El jefe del Ejecutivo istmeño también aseguró que resulta necesario activar la obligatoriedad de visas para cruzar fronteras.

El cambio de posición respecto al concepto ‘flujo migratorio controlado y seguro’ se produjo tras la visita esta semana de una delegación estadounidense encabezada por Uzra Zeya, subsecretaria de Estado de Seguridad Civil, Democracia y Derechos Humanos, quien dialogó con Cortizo y otras autoridades.

Antes de las declaraciones del gobernante, las notas oficiales de las reuniones binacionales deslizaron veladamente que se analizaron ‘acciones para reducir el flujo migratorio irregular y frenar las redes criminales que se aprovechan de la vulnerabilidad de los migrantes’.

Durante un recorrido por la zona fronteriza de Darién y los lugares de recepción de los caminantes, Zeya aseguró que el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, se comprometió a poner en marcha un plan de miles de millones de dólares para abordar las causas fundamentales de la migración irregular, publicó el diario La Prensa.

Al respecto, hablaron de ayuda para atender a quienes están en los albergues y se conoció que el gobierno estadounidense ‘donó’ 20 millones de dólares con esos fines para distribuir entre los países de Centroamérica y México, similar cifra gastó solo Panamá en lo que va de año.

Estadísticas oficiales ilustran la magnitud de la crisis, pues de enero a la fecha más de 107 mil migrantes atravesaron la selva de Darién en la frontera colombo-panameña, cifra que el ministro de Seguridad de Panamá, Juan Pino, calcula que podría incrementarse hasta 150 mil al finalizar 2021.

Esto representa una situación sin precedentes y al hacer comparación con crisis anteriores, se observa que entre 2010 y 2019 cruzaron el llamado Tapón del Darién 109 mil 293 personas.

Analistas locales que pidieron el anonimato consideraron ‘ridículo’ el ofrecimiento, por cuanto es Estados Unidos el destino de la avalancha migratoria que busca el difundido ‘sueño americano’, campaña surgida en la propia nación norteña para alardear al mundo sobre su supuesta grandeza.

Los demás países, incluidos los emisores de la oleada actual, son protagonistas pasivos de una situación creada por quienes ahora ofrendan limosnas y ordenan detener el flujo para que no llegue a su frontera, opinaron.

Más noticias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias