domingo 28, noviembre 2021
spot_img

Los dogmáticos de la economía costarricense

Columna Poliédrica

Siempre que quieren deslegitimar a un filósofo se usa el argumento de la materia específica. Dicho argumento es propio de la diferencia entre filosofía y ciencia, aspecto que solo entienden aquellos que han reparado en estos conocimientos; en palabras sencillas, los que sacan este planteamiento lo único que hacen es mostrar sus limitados conocimientos en relación con el desarrollo de la ciencia y su deuda imperecedera con la filosofía.

Lo dicho aplica para todas las materias del conocimiento. La filosofía no solo fue el origen de muchas disciplinas, sino que se ha convertido en una fuente de crítica para hacer avanzar el conocimiento en las diferentes materias específicas; la visión integral que desarrolla el filósofo permite alejarse del bárbaro especialista y observar todo el bosque en lugar de solo el árbol concreto.

Los economistas son de los que piensan, no todos, que la filosofía no es importante para su disciplina. Piensan que su lenguaje técnico y los modelos matemáticos que han desarrollado, les permite abstraerse de la realidad y del pensamiento que ha estado detrás de su materia; se trata, por decirlo así, de un narcisismo disciplinario que les impide entender que la economía no es un fin en sí mismo.

Costa Rica en los últimos años ha sido gestionada por economistas dogmáticos. Se trata de individuos que creen ciegamente en las tesis de Milton Fridman y sus discípulos, es patético escuchar al Presidente del Banco Central de Costa Rica (BCCR), por ejemplo, y a otros economistas que repiten como loras el evangelio de los Chicago Boys. Esas tesis son las que nos tienen postrados y pretenden seguir dando órdenes de qué hacer con la crisis que se avecina.

Se está planteando la llegada de una crisis económica. El tipo de cambio que el Presidente del BCCR dijo hace unos meses que no iba a subir, pues ello no ha dejado de ocurrir desde entonces; la tasa de inflación se pronostica va a comenzar a incrementarse; el déficit fiscal, ese con el que asustan siempre, se incrementará también. Todo se suma al desempleo reinante, al estancamiento de la actividad económica y al índice de desigualdad que viene en aumento desde hace mucho tiempo.

Como siempre, las personas más perjudicadas serán las más vulnerables. Estamos hablando de aquellos que solo tienen su fuerza de trabajo, es decir, gente que no tiene ninguna educación formal; luego están las personas que tienen educación formal incompleta, estamos hablando esencialmente las que no han concluído la secundaria; finalmente, las personas que teniendo educación formal, incluso, universitaria, no han sido empleadas. Desgraciadamente, la mayoría de la población económicamente activa se encuentra en estas circunstancias.

Junto a lo anterior, vendrá una ofensiva para perjudicar a otros sectores de la economía. Es claro que el primero en la lista es el sector público, sin embargo, será el de educación en general el que está en la mira; los servicios públicos serán duramente perjudicados, principalmente, aquellas que se quiere deslegitimar y debilitar para que sean vendidas al capital privado.

La economía costarricense intensificará su crisis, los medios de comunicación entrevistará a los mismos economistas dogmáticos de siempre, no habrá nada nuevo bajo el sol y todo ello se dará en un momento en que habrá cambio de gobierno.

(*) Andi Mirom es Filósofo

andimirom@gmail.com

columnapoliedrica.blogspot.com

 

Más noticias

3 COMENTARIOS

  1. Su apreciacion es correcta de la economia.El fenomeno es mundial.En EEUU y en Europa por nombrar las principales economias,con el asunto de la pandemia,el Federal Reserve y el Banco Central Europeo imprimieron y echaron a la calle trillones de dolares y euros.En el momento,las fabricas mundiales y el transporte paralizadas,o cerradas por meses.A ello agreguele que entra Biden al poder, quiere cambiar lo hecho por Trump, asi que cierra el Keystone Pipeline que abastecia de petroleo canadiense a los EEUU y lo convertia energeticamente independiente.Cerro pozos petroleros y puso obstaculos a la perforacion, todo siguiendo la cultura ambientalista y del cambio climatico.Logica de economia, al despertar del letargo, no existe los suficientes abastecimeintos de petroleo y este sube de precio.Tanto que Biden,luego de tener al pais independiente energeticamente le pide a Rusia ,Opec y demas que produzan mas petroleo para palear demanda.Estos se aprovechan de los errores de Biden.Por otro lado ,los bancos y el publico han amasado cantidades de dinero durante el encierro y con la apertura y escacez de productos todo sube.Mucha fuerza laboral decidio retirarase,y no regresar a sus trabajos lo que de nuevo crea escacez de mano de obra, aumentando salarios minimos.Y esto solo comienza.
    Vamos a Costa Rica.Endeudada y buscando dinero por donde pueda prestar, el colon empieza a devaluarse, y el aumento de los precios se hara sentir.
    El estado costarricense esta postrado. Sus habitantes, educados, quieren vivir como europeos, sin explotar la naturaleza y sus minerales.Algo hasta la fecha no logrado por ninguna economia de primer mundo.
    Quienes seran los mas afectados ? Los que viven del salario o de una pension,pues estos compraran cada vez menos con sus colones que cada dia valdran menos y menos.Triste pero cierto y no tiene nada que ver con Chicago.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias