domingo 28, noviembre 2021
spot_img

¿Por qué al ser humano le cuesta tanto vivir?

Columna Poliédrica

Desde que inició el siglo XXI, hemos venido observando solo situaciones negativas. Recuerdo todo lo que se dijo en relación con el Y2K y todo lo que se iba a dar con los sistemas informáticos, posteriormente se nos vino el 11 de setiembre de 2001 y el cambio que ello significó, especialmente, para los viajeros de todo el mundo; más tarde se nos vino la crisis financiera de finales de la primera década de este siglo, la denominada Primavera Árabe, la revelación del espionaje informático y más recientemente, la pandemia que estamos enfrentando en la actualidad. Podríamos citar otros hechos que han afectado a muchos seres humanos.

Pese a lo anterior, el devenir del siglo XXI no ha sido tan trágico como el del siglo pasado. No hemos tenido una guerra como la 1° Guerra Mundial, tampoco se ha dado una revolución como la Revolución Rusa y la pandemia actual ha podido ser afrontada con un conocimiento que la humanidad no tenía cuando se desarrolló la denominada Gripe Española que tantas vidas cegó hace cien años. Se supone que la humanidad tiene mejores herramientas para enfrentar las vicisitudes que siempre han sido parte de su devenir.

El problema es que hemos reincidido en crear una sociedad totalmente inequitativa entre los seres humanos. A nivel global existen países sumamente pobres a pesar de que tienen enormes materias primas que son explotadas por empresas de países que acumulan la mayor cantidad de riqueza mundial, sin embargo, en estos últimos también existe una mala distribución de sus ingresos; ahora bien, específicamente en Costa Rica, la situación es exactamente igual, hemos retrocedido en la equidad entre los costarricenses y ha aumentado la pobreza exponencialmente.

Los hechos son, desgraciadamente, contundentes. Vamos enrumbados a la profundización de una crisis económica que no solo creará más pobreza en un porcentaje grande de los habitantes de la humanidad, sino que además provocará crisis políticas ante la desesperación de los grupos sociales más desfavorecidos; dicho en otras palabras, nuevamente, nos veremos enfrentados a coyunturas dolorosas en que es posible que terminemos matando a nuestros prójimos, como ha sido la historia de la humanidad desde tiempos inmemoriales.

Lo más lamentable de todo esto es que nunca como ahora el ser humano ha tenido la posibilidad de mejorar la vida de las personas. Tenemos los recursos para que ninguna persona se vaya a la cama con hambre, para que las enfermedades que nos aquejan no comprometan la vida de las personas; no obstante, como siempre, el afán de acumulación de unos pocos y el hedonismo exacerbado de otros, impiden que esas situaciones ideales se puedan materializar, es decir, casi siempre ha podido más el egoísmo que la solidaridad.

Y es que estamos hablando de la posibilidad de que las personas vivan dignamente. Que no le falte la alimentación básica, que pueda vestirse y tener un techo que le resguarde de las inclemencias del ambiente, que pueda acceder a un mínimo de educación y a la atención médica; en fin, nadie está pidiendo lujos, sino que abogamos por los mínimos básicos para que cualquier ser humano pueda sobrellevar su vida hasta que un día deba morir porque, como se dice normalmente: aquí nadie se queda, todos tenemos que morir. 

(*) Andi Mirom es Filósofo

andimirom@gmail.com

columnapoliedrica.blogspot.com

Más noticias

1 COMENTARIO

  1. Asi es, y lo peor de todo es que aquellas naciones que se enfrascan en lograr esa equidad utopica, terminan empobreciendo mas a su gente y obligandolos a emigrar hacia paises donde la inequidad es mucho mayor.
    La humanidad,la naturaleza, nos han enseñado que siempre existe un ser mas fuerte que otro, y que sera este el que sobreviva.
    Buscar un balance, en el cual se permita y premie al excelso sin olvidar a aquellos que quedaron rezagados,por las razones que fueran, siempre es loable y cristiano,pero algo que no se logra sin la creacion y el afan de la riqueza.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias